La Cámara Empresaria le planteará hoy al Municipio su malestar por la suba de tasas

El presidente de la entidad camarista, Guillermo Cravea, fue la voz empresarial que cuestionó el accionar del Municipio, sobre todo el aspecto de enterarse por los medios de un incremento al que catalogó “de magnitud”.
“Por supuesto que cualquier aumento preocupa, pero de un 35 por ciento es más preocupante todavía”, señaló Cravea al programa “Vení mañana” (104.1 Tandil FM).
La Cámara mantendrá hoy una reunión con el Municipio, donde “tendremos información oficial sobre el tema, si bien sabemos que el Presupuesto ya fue elevado y se tratará en la última sesión de este año”.
Cravea manifestó que, a pesar de mantener “un contacto fluido”, el Ejecutivo no realizó ningún sondeo a la entidad antes de definir el número del aumento. 
“Realmente eso es lo que nos preocupa. Estando todo el día, por un tema o por otro, acompañando o relacionados con el Municipio, no ha caído bien entre los miembros de comisión directiva y algunos comerciantes enterarse por los medios de un aumento de esta magnitud”, recalcó.
El presidente camarista contextualizó que “si bien la tasa de comercio no es la más importante, pensemos que venimos este año con aumento de Ingresos Brutos de la Provincia, impuestos provinciales que han aumentado, seguimos con los municipales aumentados y la presión hace que se vuelva importante cualquier aumento”.
“Siempre se saca del comercio o los servicios –se quejó–. La vaca da leche, pero la vaca también se puede morir; con lo cual, tratemos de no matar a la fuente de ingresos que tiene la ciudad”.
Sobre el encuentro de hoy, la máxima autoridad camarista dijo que los miembros aguardan por el diálogo. “Esto que pasó lo consideramos un problema que hablando se puede solucionar”, aseveró, y anticipó que van a pedir que se dé marcha atrás a los números previstos como incrementos.
“Lo vamos a pedir, porque el presupuesto está elevado, pero no aprobado. La idea es pedir que se plantee un aumento razonable. Hubo inflación, nadie lo va a negar, pero ningún índice dice que las cosas han aumentado en esta magnitud”, apuntó.
En relación con lo tributario, Cravea consideró que “hoy en día la carga impositiva que sufre un comercio llega al límite de lo insoportable, se trabaja muchas veces para hacer caja y poder pagar impuestos o tasas”.
Indicó que noviembre fue en Tandil “un mes malo, con poca venta, poco movimiento, ese es el relevamiento que hicimos nosotros”.
“Inclusive, en estos primeros días de diciembre no hubo una gran mejora, teniendo en cuenta que para el comercio tendría que ser el mejor mes del año”, marcó, para luego finalizar diciendo que “a todo esto se suman aumentos, y por eso llega un momento que el comerciante está asfixiado”. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario