La comunidad entregó más de cien unidades para el Programa de Recuperación de Rezagos informáticos

Hasta el momento, se recibieron “más de 100 partes” entre monitores, CPU, cables periféricos y teclados, por lo que desde la organización se destacó el marcado progreso de la iniciativa.

Así lo manifestaron Lisandro Marcos, de Savia Joven, de la Cámara Empresaria de Tandil; Manuela Petrucheli, del club Leo; y Sebastián Barbieri, de la Facultad de Ciencias Exactas, quienes explicaron las tareas que vienen realizando en el marco de la implementación.

Cabe recordar que el principal objetivo es evitar el deterioro ambiental producto de una incorrecta disposición final de los equipos informáticos y brindar acceso a las tecnologías de la información y comunicación a distintas instituciones educativas y organizaciones sociales, mediante el reacondicionamiento de los equipos recibidos.

En diálogo con El Eco de Tandil, Lisandro Marcos recordó que “el programa viene funcionando desde el año pasado, en realidad tuvo distintas etapas, primero con socios de la Cámara Empresaria y las instituciones educativas, y en este segundo cuatrimestre de este año, lo abrimos a la comunidad y la verdad -resaltó- venimos trabajando muy bien, está todo aceitado y la gente con muy buena recepción”.

Hasta el momento, indicó que “de la comunidad hemos recibido una innumerable cantidad de máquinas, haciendo hincapié en que no sólo son monitores, sino todo lo que son CPU, cables periféricos y teclados, y la cantidad excede largamente las 100 partes, y como decía, con un notable avance”.

Explicó además que “los rezagos informáticos, parte los reacondiciona o los recicla la Facultad de Ciencias Exactas, y otra también lo trabaja la Fundación Equidad en Buenos Aires”.

Por su parte, Manuela Petrucheli contó que “nuestra colaboración consiste en ir los sábados de 10 a 12 a recepcionar los materiales informáticos al corralón municipal, que está en la avenida Santamarina 450,”.

En tanto, Sebastián Barbieri explicó que “la Facultad de Ciencias Exactas tiene un espacio institucional para esto, es un programa de recuperación de hardware. Lo que hacemos es intentar darle una nueva vida a las computadoras que por ahí no funcionan o tienen alguna parte defectuosa. Nosotros tratamos de reutilizarlas con ciertas técnicas especiales, el software libre es un pilar del programa, y que en la segunda vida la utilicen instituciones de Tandil que las necesitan y que por ahí no pueden adquirir una computadora”.

 

La reutilización y el medioambiente

“Nosotros empezamos a colaborar a partir de este año con el proyecto. La Facultad viene trabajando en reutilización de hardware desde 2008 y ya reutilizamos más de 200 computadoras”, detalló.

Informó que también “hay otras universidades que están haciendo lo mismo, hay mucha gente que está trabajando en lo que es reutilización y además la importancia de aprovechar los recursos porque hay muchas empresas que donan computadoras y terminan o en los basureros con el daño ambiental que esto genera, o terminan tirándose como chatarra y hay organizaciones que las pueden aprovechar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario