La Cuenca Lechera Mar y Sierras planteó un difícil panorama para los tamberos y bregó por despegar

Alejandro Stefano, vicepresidente de la Unión de Productores de Leche de la Cuenca Mar y Sierra de Tandil, habló en el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios), de la crisis que atraviesa el sector.

El productor analizó que “ya hace muchos años que no podemos como sector afianzarnos para poder despegar de la manera que todos queremos, es decir, produciendo más y mejor y adquiriendo las tecnologías para poder desarrollarnos. Eso actualmente se suma a lo que todos ya conocemos, que fue el gran desequilibrio climático que hemos vivido. Tanto la Cuenca Sancor, que sería Santa Fe-Córdoba como el oeste de la provincia Buenos Aires han sufrido mucho el tema de las inundaciones, produciéndose mucho menos leche que en los últimos años”.

Agregó que “el gran impacto lo ha tenido el millón y medio de litros por día que se está perdiendo en la Cuenca Sancor. Cuando uno hace una evaluación hacia atrás de lo sucedido, a la baja productividad, también hay que tener en cuenta que uno de los grandes factores fue el desinterés por parte de la industria en mejorar desde hace mucho tiempo los precios a la producción, dejando a esta parte de la cadena con un problema muy grande”.

Añadió que “Serenísima ha dado una apreciación, a mi entender, equivocada de porqué ellos tratan de decir que están cerrando una de sus plantas en Santa Fe, básicamente porque ha mermado la producción y eso no es así. Lo que mermó desde hace mucho tiempo es la capacidad para darse cuenta de que primero hay que tratar, cuando uno está elaborando un producto, de mantener a quien lo elabora a nivel de flotación, y a nosotros en la industria nunca nos mantuvo en flotación. Hoy mismo, que estamos con una demanda de leche mayor a la oferta, los precios no son los que tenemos que cobrar y nadie dice nada. Creo que ese punto que está marcando Serenísima ha sido de muy mala interpretación por parte de su gente y quería hacerlo conocer porque no es real lo que están marcando ellos”.

Stefano diferenció de esta manera a las grandes industrias de los pequeños tamberos. Al respecto, afirmó que “lo que hemos dicho es que la cadena de valor lechera siempre ha tenido un porcentaje para cada uno sus eslabones, que se ha mantenido presente para lo que ha sido la industria y el comercio mayorista. Pero el mismo eslabón que para nosotros ha sido un porcentaje de antaño, que es el 33 por ciento del valor del producto para la producción, eso nunca se ha mantenido. Cada vez que el comercio mayorista apretó a la industria, la industria nos apretó a nosotros. Es lo que está pasando con los yerbateros y con las economías regionales”.

Problemas
cíclicos

En relación a las intervenciones del Estado para que esta situación no se vuelva a repetir, el dirigente expresó que “esto se da porque no terminamos de crecer. Cuando creemos que salimos del pozo, no nos damos cuenta de que somos un país verdaderamente pobre. Es un problema estructural de nuestra economía interna que no lo terminamos de subsanar. Ojalá que alguna vez lo podamos arreglar, pero es algo general que escapa de los simples productores”.

Destacó que “una de las salidas que tenemos es trabajar más sobre provincias y después entre las provincias poder hacer algo con el Consejo Federal Lechero o con la institucionalidad de la propuesta de los tamberos. Los productores lecheros estamos pensando y tratando de ver la forma para poder tener una representatividad mayor, a través de algún tipo de organismo de la producción que represente a toda la producción nacional y no que tantas entidades dispersas tengamos que representarnos, porque la voz se dispersa. Este pequeño movimiento pinta para grande y se busca que toda la producción esté representada de otra forma y más unida”.

Prórroga

Detalló, en cuanto al pedido de prórroga a la Afip, que “lo logramos concretar el año pasado aunque el IVA hay que pagarlo igual. Con el gran problema que hemos tenido a nivel nacional, para muchos tamberos el IVA ha sido un crédito barato, entonces que nos den esa plata que en algunos tambos chicos fue una solución para poder salir del paso con la inundación o la seca que hubo. Y es una medida que el año pasado habíamos gestionado y el ministro Ricardo Buryaile la pidió ante Economía”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario