La Escuela 4 de Cerro Leones tiene graves problemas edilicios y pone en riesgo a los alumnos y docentes

En diálogo con El Eco de Tandil, la directora Alejandra Kluga relató que se hizo cargo de la dirección en el 2008 y las condiciones de la escuela ya eran complicadas. “Por suerte es un edificio viejo porque yo creo que si fuera más nuevo ya no estaría en pie, porque sufrió mucho también la otrora actividad de las canteras. El movimiento canteril me imagino que en algún lugar tiene que haber influido y por supuesto el mismo paso del tiempo”, detalló la directora.

Por otro lado indicó que estuvieron arreglando la cocina y los albañiles les dijeron que cuando revocaron, los ladrillos tenían humedad por lo que ya está instalada en la pared. “La realidad es que hay cosas que ya no tienen arreglo pero dentro de lo que se podría hacer al menos que no signifique un riesgo para los alumnos y adultos que estamos circulando en el edificio”, advirtió.

En lo que respecta a la mampostería en el techo, Kluga indicó que de vez en cuando cae algún pedazo, por lo que siempre están con el miedo que caiga en la cabeza de alguien; o el pozo del patio que no saben cuándo se va abrir. “La verdad que tenemos muchas situaciones que son de riesgo. Sin ir más lejos, si ves la parte del marco del portón de entrada, en cualquier momento se suelta y se nos cae encima”, alertó.

Por último la directora de primaria manifestó su preocupación en torno a que considera un riesgo la ausencia de veredas ya que los nenes salen y van a la parada del colectivo que está enfrente,  y advirtió que los autos pasan muy rápido.

 

Diálogo con autoridades

Sobre la intervención del Consejo Escolar, la directora argumentó que los consejeros conocen esta situación pero el problema es que no hay presupuesto para esta reparación, “pero con esa respuesta el agujero que hay en el techo está cumpliendo tres años. Podríamos hacer una torta de aniversario”, ironizó.

Además Kluga resaltó que la semana pasada cobraron 745,58 pesos bimestrales del Fondo Educativo, pero que eso no incluye los arreglos edilicios ya que tienen algunos puntos en los que pueden usar el dinero como electricidad, cerraduras, vidrios y todo lo que es cloacas o agua.

Ahora están realizando obras en la secundaria ya que no tenían aulas y la idea en un comienzo era que, cuando se termine con eso, se iban a pasar a arreglar la primaria.

Para agudizar la situación, la Escuela 4 fue beneficiada con el programa Pintamos 1000 Escuelas, pero todavía no pudieron hacer uso de la pintura porque tienen las paredes tan deterioradas que no pueden llevarlo a cabo. Además se les vence el plazo para realizarlo.

 

Ayuda de padres

 

Además de los graves problemas de infraestructura, la escuela fue blanco de diversos robos en el último tiempo por lo que un grupo de padres decidió tomar cartas en el asunto y organizó una colecta. “Los padres no son de esta escuela sino que son de catecismo del centro de Tandil, pero se solidarizaron y están haciendo una campaña sobre todo con las cosas menores”, estimó Kluga.

Entre lo que se está solicitando son productos de limpieza y cocina como plumeros con mango extensibles, escobillones grandes de plástico, secadores de piso grandes, cestos de residuos grandes, alargues y zapatillas, adaptadores, cuchillos para cortar pan, fuentes, bandejas, recipientes plásticos (tuppers), recipientes para cubiertos y termos.

En cuanto al mobiliario, necesitan bibliotecas, repisas y armarios con cerradura; mientras que de electrodomésticos se demanda un equipo pequeño de audio y uno grande, televisión y DVD. Por último, en relación al material escolar, están precisando libros actualizados; útiles escolares como tijeras, lápices, lápices de colores, témperas, cartulinas, mapas de aula, mapas de carpeta, papeles de colores, cuadernos, hojas, etc.; mochilas; cartucheras; juegos didácticos y de mesa, así como zapatillas y ropa de entre 6 y 14 años.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario