La falta de garrafas se hizo sentir, pero anoche se levantó el paro

Al igual que en el resto del país, el paro de petroleros se sintió con fuerza en Tandil, pero a última hora de ayer se levantó al medida, por lo cual la situación comenzará a normalizarse en el transcurso del día de hoy. No obstante, fue una semana difícil para aquellos que no cuentan con gas natural en la época del año donde las garrafas son más necesarias, ya que fue prácticamente imposible conseguirlas.

La medida de fuerza comenzó el martes y con el correr de los días la situación comenzó a  agravarse porque ya casi ninguna de las plantas distribuidoras contaba con garrafas y la mayor parte de los comercios minoristas se quedaron sin stock.

El conflicto se desató cuando la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles inició un paro por tiempo indeterminado ante la falta de un acuerdo salarial. Las reuniones de negociación en el Ministerio de Trabajo que hubo durante la semana fracasaron y no hubo acuerdo en la paritaria salarial que llevaba más de dos meses. El sindicato solicitaba una recomposición salarial del 32 por ciento y finalmente ayer por la noche llegaron a un acuerdo de un 38 por ciento de aumento: un 28 por ciento al sueldo básico y otro 10 por ciento de adicionales a cada categoría.

 

“No se consiguen

en ningún lado”

 

Ayer por la tarde, El Eco de Tandil dialogó con representantes de distribuidoras de Tandil y comerciantes que expusieron su preocupación, antes de que llegara el acuerdo porque la situación ya era insostenible.

Damián Silva, encargado de Vari Gas, explicó que “en Buenos Aires los sindicatos cortaron los portones, no dejan salir los camiones de la planta envasadora nuestra en Buenos Aires. El paro lo hacen los petroleros, no dejan que manden gas para acá”.

“Desde el martes que no nos envían garrafas, hay mucha gente que las necesita y no hay ni una”, afirmó.

Y sostuvo que algunas personas están informadas de la situación, pero no todos, y que muchos llaman todos los días para tener novedades acerca de si continúa la medida de fuerza o no.

En tanto, admitió que no recuerda haber vivido un paro de tantos días que paralizara de este modo la actividad.

“Justo es la época que más se vende, no sólo nos afecta a nosotros como empresa, sino sobre todo a la gente que precisa el gas. A cada rato vienen personas preguntando por las garrafas y no nos pasa sólo a nosotros, están sin gas los comercios, los distribuidores que venden particular, todos. Creo que en Tandil ya no hay en ningún lado”, manifestó.

 

Aún con stock

La distribuidora Amarilla Gas es la única que no se había quedado sin gas envasado porque tenían stock guardado para afrontar la situación, pero los empleados de la empresa están adheridos a la medida de fuerza y por lo tanto no estuvieron trabajando hasta ayer, con excepción del personal jerárquico.

Al no haber garrafas en ningún lado, durante esta semana tuvieron una gran demanda pero temían que si el paro continuaba en los próximos días podría haber afectado el abastecimiento, ya que los empleados que llenan los envases no estaban trabajando, y además no recibían gas desde Buenos Aires.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario