La hermana del hombre que fue atropellado dijo que ?el que lo mató no tiene perdón de Dios?

Mientras la policía continúa con la investigación tendiente a dar con la persona que atropelló y mató a Miguel Angel Manzanares en Alvarado al 100 y se dio a la fuga, El Eco de Tandil dialogó con su hermana, Nélida Manzanares, quien vive en la vecina localidad de Olavarría.
Profundamente consternada por lo sucedido, la mujer expresó que “lo que quiero saber es quién fue el hijo de p… que mató a mi hermano y lo dejó tirado como un perro. No tenía derecho a hacer eso”.

Un cambio de vida

En cuanto a la historia de vida de la víctima fatal, contó que “desde que falleció mi mamá, él se puso muy mal y agarró mucho la bebida. No quería estar en ninguna casa, ni escuchar ruidos. Estaba limpito, vivía en un departamentito atrás de mi casa, pero siempre se iba. Desde que faltó mamá el ritmo de vida que llevaba no era el que nos enseñaron nuestros padres”.

“No quería estar encerrado, quería libertad. Cambió rotundamente, no fue el mismo que era”, recordó. Miguel Angel Manzanares tenía 59 años, estaba separado y tenía tres hijos, un varón y dos mujeres.

Hace 9 años decidió mudarse a Tandil a raíz de una propuesta para trabajar en un horno de ladrillos.

“Nosotros siempre lo estuvimos buscando. Hemos ido varias veces a Tandil, pero nunca dimos con él. Queríamos traerlo porque era un pobre indigente que no sé cómo viviría últimamente. Tal es así que yo no sabía dónde estaba. Por un familiar al que le mandó una carta nos enteramos que estaba trabajando en un horno de ladrillos, pero nunca supimos en qué lugar”, relató.

Y afirmó que “mi hijo lo buscó por todas partes pero jamás lo encontró, y es una tristeza grandísima. Mi otro hermano muerto, él también, yo tengo a mi marido con un ACV”.
“Hace 9 años que no lo veía. Nunca lo pudimos encontrar, era como si se hubiera esfumado. El tomaba últimamente, pero jamás tuvo una entrada a la comisaría ni por robo, ni por ningún delito, era muy decente en ese sentido, pero falleció mamá y se encontró perdido. Era muy consentido de mi mamá, ella lo tenía como un rey”, aseguró.

“No tiene perdón”

Por otro lado, contó que uno de los hijos de la víctima pertenece a la Policía Federal de Olavarría y su esposa también. “El quiere respuestas, quiere saber quién es el asesino, el que lo dejó tirado como un perro. Yo también quiero saber quién fue, que no pueda dormir; que apoye la cabeza en la almohada y se le presente mi hermano y no lo deje en paz, porque a esa gente no hay que tenerle consideración”, manifestó.

“Eso no tiene perdón de Dios, porque no le costaba nada parar. Se le cruzó, no lo vio, no lo hizo adrede, pero ahora lo más justo es que se presente. ¿Cómo no va a ayudarlo, cómo lo va a dejar tirado agonizando en el suelo? No tiene conciencia, no tiene nada en el corazón. Pero tiene que aparecer y va a tener el remordimiento de por vida”, expresó con profundo dolor.

Buscan testigos que aporten datos para esclarecer el hecho

Por otra parte, el comisario Jorge López explicó que “estamos tratando de determinar fehacientemente cuál fue el vehículo que atropelló a este ciudadano y en qué circunstancias. Si bien tenemos algunos testimonios de los vecinos de la cuadra que vieron un auto, hasta el momento no pudimos determinar cuál era”.

“Necesitamos la colaboración de la gente que pueda tener algún conocimiento, y que nos ayude a esclarecer este hecho y, por otro lado, a la persona que conducía el auto, que teniendo en cuenta cómo ocurrió todo, cómo estaba el cuerpo tirado, y haciendo inspección en el lugar hay una gran posibilidad de que haya sido algo culposo (involuntario), por lo cual sería muy importante que se hiciera presente”, sostuvo.

López informó que ayer a la 1 se llevó a cabo la operación de autopsia. “Este hombre vivía en Tandil de una forma muy precaria, no tenía domicilio fijo, y sospechamos que al momento del accidente podría haber estado tirado en la calle, porque tenía signos de estado de ebriedad”, afirmó.

Asimismo, sostuvo que “tenemos testimonios que hablan de la marca del vehículo y del color, y el soporte de las cámaras de seguridad que estamos chequeando para poder cotejar con horarios y la descripción de los testigos”.

“Hay una gran posibilidad de que la persona que manejaba el vehículo no lo haya visto porque a la hora del accidente no había iluminación prácticamente en el lugar y si esta persona se encontraba tirada en la vía pública, indudablemente no tuvo intención de llevarlo por delante”, indicó.

Por último, solicitó que si alguien puede aportar información, aunque sea en forma reservada, sin dar a conocer su identidad, puede comunicarse a la comisaría Segunda al 442-4202 o a la fiscalía 442-3147.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario