Los tandilenses se mueven en auto y las mujeres “controlan” las calles

A partir de los movimientos que realizan los tandilenses se pueden medir infinidad de aspectos de la vida social de la comunidad y obtener información muy valiosa a la hora de encarar proyectos, maximizando el rendimiento de los recursos. Hace cinco años que la Unicén, a través de un convenio con el Municipio, sondea los viajes que los vecinos de la ciudad -dividida en dieciséis zonas- hacen durante los días de semana y los sábados y domingos.

Estos datos permiten abordar un sinfín de análisis, comparaciones y entrecruzamientos, de acuerdo a la hipótesis de trabajo del interesado. Para dar algunos ejemplos, arrojan luz sobre el comportamiento de los habitantes según las zonas de residencia, las razones que motivan los viajes, en qué medio se realizan, los horarios pico, a qué destinos concurren, que las mujeres salen más que los hombres, dónde consumen, etc.

El estudio -financiado por el Municipio- cuantifica los movimientos de los tandilenses desde el inicio hasta al final del día, en todos los medios de transporte. “Hoy, uno de los análisis de las ciencias sociales para el estudio es el movimiento de la población”, afirmó el jefe de Gabinete Marcos Nicolini al compartir algunos datos del relevamiento con El Eco de Tandil y adelantó que su anhelo es crear una red social de los tandilenses que permita utilizar toda la información que hoy se diluye a través de Facebook y Twitter.

En cuanto a la mecánica de la encuesta, en los hogares se deja una planilla donde todos los integrantes de la familia -mayores de 11 años- completan los viajes que realizaron durante dos días alternados por semana y los fines de semana, además consignan el móvil, motivo, horario de inicio y fin del viaje, y el lugar semántico (trabajo, estudio, recreación, trámites, etc.) y la dirección. Esos datos se procesan para analizar distintos aspectos de la vida en Tandil.

El referente de la consultora SurVey Oscar Nigro, quien dirige la encuesta origen destino, explicó que de esta investigación resulta un cúmulo de información y de acuerdo al enfoque del análisis, se realizó una selección parcial para procesarla. Desde esa premisa se infiere que cada persona que tenga interés podrá sacar conclusiones en un aspecto puntual, lo que dimensiona el enorme valor de la información recabada.

La encuesta, que se viene realizando desde hace cinco años, ya ha procesado unos 15 mil viajes, observando cambios de comportamiento por género, edad y en las distintas estaciones del año. Por ejemplo, ya se evidencian diferencias muy importantes en invierno y verano, en aspectos como el uso de los colectivos urbanos.

La casa, centro de gravedad

El investigador Oscar Nigro explicó que una característica de la gente de Tandil es que, en líneas generales, tiene como centro de gravedad su hogar. Por lo tanto, viaja al trabajo y vuelve a la casa o a un lugar de entretenimiento y vuelve a la casa; es muy raro que haga secuencias de tres o cuatro destinos. Además de las distancias cortas, en este rasgo también influye el horario cortado de los empleos y comercios.

Por este motivo, la cantidad de viajes que se hace por día es mayor a la registrada en ciudades como Capital Federal, Rosario o Santiago de Chile. Incluso, es superior el número de los trayectos que se realizan caminando por la cercanía.

2loc

Algunos resultados

Los días de semana, el 31,5 por ciento de los viajes se realiza a pie y baja al 20,2 por ciento los fines de semana. El indicador es similar al de viajes en auto conduciendo, que es del 31,3 por ciento los días de semana y aumenta a 37 por ciento sábados y domingos. En vehículo como acompañante, se concreta el 11,2 por ciento de los viajes de la semana y el 25,6 por ciento de los fines de semana.

Con poca incidencia como medio de transporte, en colectivo los viajes representan el 8,9 por ciento los días de semana y bajan al 6,1 por ciento durante los fines de semana.

En moto alcanzan el 7,5 por ciento en días de semana y 4,5 por ciento los fines de semana, confirmando que en jornadas laborables se utiliza más este tipo de vehículo, al igual que la bicicleta que es del 7,5 y 4 por ciento respectivamente.

Por último, los taxis y remises se utilizan en el 2,1 por ciento del total de los viajes los días de semana y en 2,5 por ciento los fines de semana.

Otra cuestión analizada fue la afluencia al centro -medida en cantidad de viajes- durante los días de semana y fines de semana, por horario. Durante los días hábiles se evidenció la mayor afluencia de 10 a 11 y de 17 a 18, con picos más bajos de 8 a 9 y de 20 a 21. Por la tarde, hay un movimiento constante entre las 18 y las 21, que baja precipitadamente entrada la noche y durante la madrugada.

En tanto, los fines de semana los picos se dan de 11 a 12 y de 19 a 20. También es mayor el número durante la noche y la madrugada, lo que se corresponde con las salidas nocturnas.

Un dato interesante surge del movimiento en el centro, discriminado por género, y reveló que las mujeres andan más en la calle que los hombres. En tanto, los fines de semana también salen más. Es que generalmente son las encargadas de hacer los viajes con los chicos a la escuela, el club y el resto de las actividades, como así también la mayoría de las compras de insumos diarios.

Entre las zonas

A los fines de realizar el análisis, los investigadores dividieron la ciudad en dieciséis zonas y se determinó el intercambio de personas que se produce entre cada una de ellas y en el interior de las mismas.

A priori, en el centro y en el sector del Polo de Salud se da la mayor cantidad de viajes y muchos se realizan caminando por las distancias más cortas.

Uno de los indicadores que sigue el equipo de investigadores es la cantidad de viajes que se produce dentro de los barrios con respecto al resto. Como resulta lógico, en los sectores del centro se evidencia en mayor número de movimientos internos, donde el origen y destino está en la misma zona, pero donde también se concentran las oficinas para realizar trámites, lugares de trabajo, centros educativos, de compras y la oferta de entretenimiento.

En este sentido, se observó que Las Tunitas, La Movediza y un sector de Villa Laza reflejaron que entre el 14 y 18 por ciento del total de los viajes que realizan sus habitantes tiene como destino alguna dirección dentro de sus propios barrios, lo que implica que existe mucho movimiento interno y menor integración con el resto de la ciudad.

Por otra parte, se determinó que los habitantes de las zonas más excluidas viajan menos, tanto los días de semana como los fines de semana.

Por móvil

Al observar la cantidad de movimientos por móvil empleado, saltó a la luz que la bicicleta tiene muy poco peso y en Tandil representa el 2 por ciento de los viajes, mientras que en ciudades como Rosario se utiliza el 5 por ciento y el 3 por ciento en Capital Federal, donde se han implementado las bicisendas.

Durante los días de semana, el 43 por ciento de los movimientos se realiza en automóvil conduciendo, el 25 por ciento a pie, el 12 por ciento en colectivo, el 11 por ciento en automóvil como acompañante, el 5 por ciento en moto, el 2 por ciento en bicicleta y el 2 por ciento en taxi o remís.

En los fines de semana, el 22 por ciento utiliza el automóvil conduciendo, el 24 por ciento en automóvil pero como acompañante, el 18 por ciento caminando, el 5 por ciento en colectivo, el 4 por ciento en taxi o remís, el 3 por ciento en moto y el 2 por ciento en bicicleta.

Por otro lado, se obtuvo el promedio general de duración de los viajes que es de 17 minutos 44 segundos los días de semana. Según el móvil, en colectivo, dio cerca de media hora (29’53’’); en bicicleta unos 25’44’’; a pie 17´11´´; en taxi o remís 16´41´´; en automóvil 16´09’’ y 15’34’’ (hay dos registros al medir conduciendo o como acompañante) y en moto 13’45’’.

En cuanto a los fines de semana, el promedio general es similar y es de 17´18´´. Por tipo de transporte, arrojó 31´18´´ en colectivo; 21’47’’ en bicicleta; 18´47´´ a pie; 17´02’’ y 15’08’’ en auto (manejando o en calidad de acompañante); 16´18´´ en taxi o remís y 16´11´´ en moto.

En promedio, los viajes de menor duración se desarrollan en moto y los que llevan mayor tiempo en colectivo. Otra situación interesante es que el promedio de los trayectos caminando está muy cerca del promedio general de los viajes en cualquier medio de transporte.

Rumbo a una red social construida por los vecinos 

Al compartir detalles de la interesante encuesta origen destino, el jefe de Gabinete Marcos Nicolini explicó que al votar el último convenio con la Unicén, el Concejo Deliberante aprobó avanzar con la herramienta data warehouse, que servirá para integrar toda la información recopilada en los últimos cinco años en un sistema donde cualquiera puede ingresar a consultar y cruzar estadísticas de acuerdo a sus necesidades.

“Es un paso. Venimos trabajando hace tres años para hacer una red social de Tandil georreferenciada que nos permita hacer durante todo el día la encuesta origen destino. Con el GPS del celular, los usuarios van marcando sus movimientos e interactúan con el Municipio, con sus preferencias, cosas que le agradan o le desagradan. Al Municipio le sirve para tomar decisiones y al vecino para moverse mejor en la ciudad”, adelantó el funcionario.

La intención es generar este proyecto junto a la Usina, la Cámara Empresaria y el Estado municipal, y ya hubo algunos trabajos con grupos de ingenieros de sistemas para avanzar en los desarrollos. “No lo hemos logrado todavía por una cuestión económica porque salen mucho dinero, pero la idea que tenemos es que toda la información que hoy se va de Tandil a través de Facebook, Google, de los buscadores de las redes sociales transnacionales, quede en la ciudad, en patrimonio de todos”, resaltó.

En este sentido, están trabajando con la Unicén, a través de la Facultad de Ciencias Exactas y con intervención del Pladema, como así también con asesoramiento de la Cámara de Empresas del Software. “Queremos ver si podemos desarrollarlo y bajar costos de alguna manera. Cuando arrancamos, queríamos ver la forma de tener botones antipánico con el celular, pero después la Provincia lo sacó como una aplicación”, dijo el jefe de Gabinete.

Una de las premisas es desarrollar una plataforma que sirva para varias funciones, pero también que permita circunscribir cada barrio, para que los vecinos dispongan de información clasificada e interactúen entre ellos a través de sus celulares.

A partir de las enormes posibilidades que se abren con una herramienta de este tipo, Nicolini aclaró que el objetivo no es obtener información personal, por eso buscarán que se despersonalicen los datos y pasen a formar parte de una estadística. Es decir, lo que interesa es observar los movimientos de los usuarios en la ciudad para optimizar los recursos municipales.

En cuanto a las entidades involucradas, aclaró que a la Usina le servirá para el intercambio con sus abonados, a la Municipalidad con los contribuyentes y vecinos, y a la Cámara Empresaria para saber cómo se mueven los consumidores. “Es información. A todos nos sirve para tomar mejores decisiones”, reconoció Nicolini.

Si bien no hay plazos para este proyecto, destacó que “creemos que es adonde debe apuntar el Gobierno para optimizar la toma de decisiones” y agregó es necesario avanzar con las instituciones, junto a la Universidad y la Cámara de Empresas de Software.

Los que disfrutan las áreas verdes más quieren la ciudad

En este camino que ofrece oportunidad de procesar información según los intereses de quien genere la hipótesis, al consultor Oscar Nigro le interesó saber si existía algún vínculo entre el uso de lugares de esparcimiento y ejercicio y el apego de las personas a Tandil.

En este sentido, detectó que en la zona del Dique el 36 por ciento de los viajes se realiza a practicar deportes, trotar y caminar y recreación, mientras que el 15 por ciento va por trabajo. Y el fin de semana se incrementa la recreación como motivo convocante y sumado a los deportes llegan al 55 por ciento, un 20 por ciento más que los días hábiles.

En una de las encuestas, el investigador preguntó sobre el apego a la ciudad, es decir si el vecino estaría dispuesto a dejar la ciudad para trabajar afuera si recibiera una oferta laboral que mejore su situación económica actual.

“Queda claro que aquellos que tienen mayor nivel educativo, mayor nivel socioeconómico y son más jóvenes tienden a considerar aceptable una oferta económica y se van, son los que más ganas tienen de salir de la ciudad, marcó.

Y destacó que “en líneas generales, el apego a la ciudad es muy alto, al tiempo que aclaró que el no apego no significa que a ese segmento no le guste vivir en Tandil sino que emigraría para mejorar su posición económica o profesional.

En este aspecto, observó la gente que tiene apego utiliza un 28 por ciento la zona del Dique por deporte y recreación durante los días de semana, mientras que los que no tienen apego lo hacen en un 8 por ciento.

“Parecería ser que las personas que más utilizan los espacios verdes tienen más apego a su ciudad”, reveló y explicó que esta conclusión coincide con la bibliografía sobre este aspecto social, pero que son estos indicadores lo que lo prueban.

LA ADMINISTRACION MUNICIPAL AL NORTE DE LA RUTA

La integración de Tandil

Según la movilidad de las personas, se detectaron algunas zonas que evidencian falta de integración con el resto de la ciudad. En esos barrios se observa que los vecinos se trasladan a lugares cercanos pero tampoco reciben afluencia de personas que arriben desde otros sectores de la ciudad. En esta situación se encuentran La Movediza, Villa Italia Norte, una porción de Villa Laza y El Molino, al norte de la Ruta 226.

En cuanto a esta problemática, el Estado municipal podrá evaluar distintas políticas de intervención ya que las causas son múltiples, desde la necesidad de obras de infraestructura -obras en la Ruta 226- hasta el abordaje de cuestiones estructurales de la sociedad como falta de trabajo.

“La falta de trabajo es una cuestión en que el Municipio puede hacer algo, pero si no hay una línea del Gobierno nacional y provincial en base a la generación de empleo es muy difícil para el Municipio. Lo mismo que con el corrimiento de la ruta, que es nacional. Se puede pedir, se ha pedido, al igual que alguna intervención. Hay que ver si hay que correrla o hacer túneles en distintos lugares para integrar sin necesidad de correr la ruta”, analizó el jefe de Gabinete Marcos Nicolini.

En este sentido, una de las medidas que puede derivar en la integración es el camino inverso: intentar que el resto de la ciudad busque como destino el sector excluido. Para lograrlo, hay que crear motivos que conduzcan a esos movimientos.

Una de las ideas dirigidas en ese sentido es construir la nueva sede administrativa de la Municipalidad detrás de la Ruta 226 para volver a darle concentricidad a toda la ciudad, provocando que Tandil se transforme a partir del uso que hacen sus habitantes. De lograr esta iniciativa, el histórico edificio se mantendría como museo y en el Hipotecario se continuaría brindando servicios.

Si bien hasta el momento el Departamento Ejecutivo no ha tomado decisiones estratégicas sobre la base de los resultados de esta encuesta, no duda del extraordinario potencial que encierra esta información.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario