La Mesa de Zoonosis impulsará un centro de monitoreo de datos

Impulsada por el Gobierno provincial y el Senasa, y a partir de la inquietud de veterinarios, se conformó la Mesa de Zoonosis Tandil que tenderá a aunar esfuerzos destinados a la prevención de las enfermedades que se transmiten de los animales a los hombres. Sumado a este proyecto, el Hospital Ramón Santamarina incorporó una médica epidemióloga que elaborará informes estadísticos de casos locales y la localización por zonas de la ciudad.

La formación de este ente fue anunciada por el inspector zonal del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia Guillermo Corbetta, el director de Bromatología Omar Olivera y los representantes del INTA Fanny Martens y Diego Del Campo.

Además de estas tres entidades, confirmaron su participación el Senasa a través de la oficina local, el Círculo de Veterinarios de Tandil, el Consejo de Denominación de Origen Tandil (DOT), la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unicén y la Asociación de Productores Porcinos.

También invitaron a la Fundación Tandilense de Lucha Antiaftosa (Funtala), Sociedad Rural, al Departamento de Zoonosis Rural del Ministerio de Salud de la Provincia, la Secretaría de Salud del Municipio, la Escuela de Educación Agraria 1 y al Colegio de Veterinarios de la Provincia a través del distrito VI, a que participen en las reuniones periódicas.

La iniciativa surgió cuando autoridades provinciales del Ministerio de Asuntos Agrarios y nacionales del Senasa organizaron una reunión sobre triquinosis que se realizó en el salón de la Fundación OSDE y los instaron a trabajar en prevención en forma mancomunada.

Tandil se convirtió en uno de los primeros municipios que concretó la Mesa, ya que cuando el 27 de marzo, el Intendente recibió la comunicación formal de la Provincia, el Círculo de Veterinarios estaba armando la entidad que fue presentada esta semana.

 

El objetivo

 

El principal objetivo de la Mesa de Zoonosis Tandil es trabajar en la prevención y definieron las diversas enfermedades que abordarán a partir de la creación de un centro de monitoreo de datos tendiente a procesarlos, sacar conclusiones y definir acciones para evitar la aparición de nuevos focos.

“Todas las instituciones tienen herramientas que pueden aplicarse en post de este objetivo. Algunas somos instituciones de control, dedicadas a la fiscalización; otras a la capacitación; otras a la difusión. Entonces, en algunos puntos en particular había esfuerzos individuales que se superponían y la intención de esta mesa es tratar de coordinar esas acciones para hacerlas más eficientes”, dijo Corbetta.

En este camino, buscarán que las capacitaciones sean completas y que incluyan a todos los actores involucrados, pero además que la publicidad de los casos detectados se realice rápidamente para evitar focos de enfermedades.

El inspector del ministerio explicó que la triquinosis es la patología que más incidencia tiene en esta zona, aunque enumeró que también se focalizarán en la prevención de hidatidosis, carbunclo, toxoplasmosis, histoplasmosis, síndrome urémico hemolítico, hantavirus, borreliosis, psitacosis, dengue, leptospira, tuberculosis, rabia, salmonelosis, gripe aviar, etc.

“Son muchísimas las enfermedades que tienen los animales que pueden transmitir al hombre”, explicó.

 

Valioso aporte

 

Por su parte, Omar Olivera destacó que se ha incorporado al Hospital Municipal Ramón Santamarina una médica especialista en epidemiología, con quien ya entablaron contacto. “Nos va a favorecer mucho porque lo fundamental para hacer prevención es conocer lo que pasa en la ciudad. Con la ayuda de una profesional que conoce el tema de epidemiología más todas las entidades que van a participar, podemos hacer un combo que va a dar muy buen resultado”, se entusiasmó.

El director de Bromatología confirmó que no existen estadísticas sobre zoonosis e indicó que en algunos casos, como hidatidosis, para sacar la cantidad de casos hay que estudiar las historias clínicas porque casi todos terminan en cirugías, pero los datos no están procesados y tampoco su georeferenciación. Esta será una de las tareas de la doctora Florencia Bruggeser, quien ya trabajó en este aspecto.

Corbetta agregó que “la labor de prevención apunta a poder determinar con antelación la probabilidad más alta de la ocurrencia de casos. El procesamiento de datos es lo que nos permite anticipar esas situaciones. De ahí la relevancia de la constitución de esta mesa y de la participación de la mayor cantidad de entidades públicas como privadas, lo cual nos va a permitir tomar datos, procesarlos, sacar conclusiones y hacer las labores para evitar o prevenir la ocurrencia de nuevos casos”.

Por otro lado, ratificaron que la ciudad cuenta “sobradamente” con la infraestructura, tecnología y conocimiento necesarios para el desarrollo de estas actividades.

“Tandil tiene una ventaja al contar con la Facultad de Veterinarias. En el tema zoonosis tenemos la suerte, y también por Bromatología, de que hay muchos profesionales que trabajan en estas instituciones. Así que el conocimiento está y tenemos el apoyo de la facultad y un Hospital con un número muy importante de profesionales”, resaltó Olivera y anticipó que la tarea que encararon “va a redundar en calidad de vida para todos”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario