La murga A Contrapelo se afianza y marca su impronta a nivel local

Los integrantes de la murga comenzaron a reunirse en 2011 para diagramar lo que sería su primer espectáculo que se llamó “La vieja guardia”, que se presentó durante todo este año en escuelas, bares, teatros y otros.
Paralelamente estuvieron ensayando el nuevo espectáculo que estrenarán en diciembre.

“La vieja guardia”
 
La murga tiene como misión seleccionar temáticas de interés general, que puedan ser entendidas por personas de diferente edad.
“La vieja guardia”, el nombre de su primer espectáculo, hace referencia a los hombres de antaño que tratan de reivindicar los valores antiguos, que en la modernidad han desaparecido.
A través de la sátira y el humor tratan de criticar a algunos aspectos de la modernidad y también “reírse” de estas personas por no haberse adaptado al cambio.
 
“La escuelita”
 
Es el nuevo espectáculo de la murga y aborda el tema de la educación. Es una crítica caricaturesca de la escuela de hoy y de los actores que forman parte de la estructura: padres, maestros, chicos y “algún que otro ministro”, como dice Arizcuren.
“Nosotros pensamos que es muy importante que se puedan explotar los recursos de cada niño, que no haya una formación estándar, donde a todos se les enseña lo mismo, se los agrupa por edad”, afirma Arizcuren. “Es una crítica que va a orientada a eso, pensando que el sistema está obsoleto y no toma en cuenta al actor fundamental que es el niño”, agrega.
 
Los responsables
 
Nicolás Arizcuren es el encargado de guionar los espectáculos, que surgen del consenso grupal, del diálogo entre compañeros.
Para este nuevo espectáculo, “La escuelita” han investigado sobre teorías de educación y las corrientes “que se vienen” porque es característica de la murga tomar una postura crítica, con conocimiento, ante los sucesos que acontecen en la sociedad actual.
En cuanto a la música, la murga toma melodías que ya existen y les cambia la letra “lo cual nos facilita mucho el trabajo, porque no hay que componer”. Igualmente, al ser un coro, sí interpretan las canciones en diferentes voces, con  arreglos de Leo Silva.
 
Recorridos
 
“La escuelita” comenzará su recorrido en diciembre, en espacio del Teatro de la Confraternidad. Luego hará su recorrido por instituciones escolares y locales y más adelante, partirán a mostrar sus producciones por la provincia de Buenos Aires. Estiman que la primera salida de la murga será a La Plata.
 
Capacitación
 
La actividad de la murga no ha quedado sólo en las actuaciones, sino que durante el año han coordinado talleres con docentes distintas áreas para dictar cursos de murga uruguaya en lo que hace a percusión, canto, letra, música y otros aspectos.
“Nos encontramos con gente que tenía muchas ganas de cantar, que tenía conocimientos sobre el género en estos encuentros, tuvimos muy buena recepción y un nivel altísimo para poder formar una nueva murga”, expresó Nicolás Arizcuren y agregó que “sentimos que somos como embajadores del género y la movida se está expandiendo hacia otros lados”.
 
Los vestuarios
 
Las cuestiones de la indumentaria de la murga han quedado a cargo de Andrea Carreño, que se está haciendo cargo de hacer “arte” en las prendas que usarán en escena.
Para “La escuelita” está preparando vestuarios con material reciclado, guardapolvos y las mochilas intervenidas para subir a escena. Además usarán unas pelucas “animé” que generarán imagen colorida.
 
Proyectos
 
La repercusión que han tenido con su espectáculo los ha puesto a proyectar su primer disco con las canciones de su espectáculo original.
Además están preparando una revista, producto de la murga, lo que “les permitirá dar a conocer su trabajo, con la mirada crítica y satírica de la realidad”, explicó Arizcuren.
 
Los integrantes
 
Nicolás Del Río, Pedro Abraham, German Fernández, Juan Rosso, Nicolás Trasante Borches, Esteban Conte, Rubén Rivalotti, Gastón Valdez, Facundo Morel y Nicolás Arizcuren.
Javier Lester, Ignacio Frechero y Sergio Saltapé son parte del grupo que forma  A Contrapelo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario