La Presidenta dijo que puede “dar clase sobre vacas, trigo y soja”

“Realmente me interesa, lo digo en serio”, sostuvo la mandataria ante las risas y aplausos de los concurrentes, que entendieron la referencia al conflicto agropecuario, a cuatro meses de su inicio, tras la firma de la resolución 125 que estableció las retenciones móviles.
En ese contexto, indicó que “nuestros empresarios comprendan la necesidad de cubrir el alimento, la mesa de los argentinos, y al mismo tiempo producir para colocar y ganar mucha rentabilidad en el exterior”. De inmediato aseguró que “esta gente que hoy está con nosotros, lo ha entendido así”. El acto se desarrolló en la localidad bonaerense de Pontevedra, donde la mandataria recorrió las instalaciones del frigorífico junto a los directivos de la empresa, el vicegobernador Alberto Balestrini y el intendente Raúl Othacehé.
En otro pasaje, la presidenta dijo que la productividad del campo argentino “no es un mérito de los argentinos sino de Dios que nos dio la Pampa Húmeda y este clima” y aclaró que estas bondades según los economistas “se llama renta que dan calidades especificas por el clima”. La jefa de Estado mencionó el acuerdo firmado recientemente entre el gobierno y el sector cárnico, donde se estableció que 10 mil toneladas de vaca conserva sean termoprocesadas.
Durante su discurso, la Presidenta enfatizó la “necesidad” de que los empresarios logren una “articulación entre cubrir la mesa de los argentinos y al mismo tiempo ganar mucha renta”, y señaló que la exportación de carne de conserva apunta a ello. La mandataria destacó la calidad de la carne argentina, y sostuvo que “cuando un Gobierno decide políticas lo hace en torno a un modelo de desarrollo económico y social”.
En esta línea, manifestó que el modelo que lleva adelante Argentina “tiene por objetivo agregar cada vez mayor valor a sus productos”, como la carne en este caso. “Siempre nos decían que nosotros teníamos que producir únicamente materias primas, pero yo creo que hemos advertido la necesidad de desarrollar un modelo diferente que se ha puesto en marcha desde 2003”, señaló la jefa de Estado. Por su parte, el titular de la Federación del Personal de la Industria de la Carne, José Fantini, dijo: “estamos acompañando al Gobierno que lleva adelante la presidenta Cristina Kirchner, que permite que hoy se vuelva a abrir esta planta frigorífica que dará empleo a más de 400 trabajadores de la carne”.
La entidad gremial cuenta con más de 60.000 afiliados y más de 50 seccionales en todo el país, y agrupa a trabajadores de la carne, tanto roja como avícola. El grupo JBS, considerado el más grande del mundo por su capacidad de de faena, cuenta con 64 mil empleados, con presencia en Estdos Unidos, Australia, Italia, Brasil y España.
De la reapertura de la planta, donde trabajan 800 personas, participaron el presidente de Global de JBS-Swift, Joesley Mendonca Batista, el fundado drl grupo José Batiasta Sobrinho y el embajador de Brasil Mauor Vieira.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario