La propuesta de los arquitectos pretende conservar el tren de pasajeros

Al debate en torno a la Estación de trenes le faltaba la voz del Colegio de Arquitectos, citado tanto por los vecinos de la comisión barrial como por el secretario de Obras Públicas Mario Civalleri, como autor de un proyecto para refuncionalizar el predio. En realidad, la institución generó una propuesta con varias etapas de intervención, en el marco de un concurso de ideas organizado a nivel provincial en el que participó el grupo de profesionales de la comisión de estudios urbanos.

En principio, la iniciativa sólo contempla el traslado del sector de cargas a la estación de Cerro Chato, lo que permitiría desmantelar los silos y darle otro uso a esta zona. Pero, además, se evitaría el tránsito y permanencia de un gran número de camiones por avenida Del Valle. Sumado a esto, apuesta a recuperar la totalidad de los edificios históricos, impulsando usos comerciales, culturales, artísticos; genera espacios verdes; prevé un cruce vehicular en el puente peatonal de la Ruta 226 para mejorar la comunicación con Villa Aguirre; agrega un puente peatonal desde el skatepark sobre la Estación y recupera el Museo del Ferrocarril, reubicándolo en Moreno y Machado, entre otras cuestiones.

Para brindar precisiones sobre esta propuesta, El Eco de Tandil recibió a dos de las autoras, Gabriela Alsina y Ana Levy; al coordinador del equipo y presidente del Distrito VIII del colegio provincial, Diego Riva; al consejero distrital Marcos Barrionuevo y al delegado de Tandil, Miguel Oberman. Además formaron parte de este trabajo Daniel Egusquiza, Natalio Polich y Esteban Fernández Rosso.

En principio, manifestaron que la idea surgió en el marco de las comisiones del colegio, puntualmente en el Instituto de Estudios Urbanos, que a partir de 2009 empezó a trabajar en distintas temáticas de la ciudad y a pedido del concurso provincial se decidió evaluar la zona del Ferrocarril.

“Una vez presentada en el Instituto de Estudios Urbanos, en 2012 ingresó al Municipio con un número de nota, como una propuesta de profesionales tandilenses al Estado con el objetivo participar y aportar alguna idea”, explicó Diego Riva.

En tanto, hace unos meses, a partir de que la comisión vecinal del barrio había acercado un pedido para declarar patrimonio arquitectónico a la Estación, desde el Municipio solicitaron al equipo que presentara la propuesta en la Comisión de Gestión Territorial. En ese ámbito, lejos de un conflicto, escucharon a los autores y luego les consultaron distintas inquietudes.

 

La postura

 

“Lo que siempre pensamos es que la Estación iba a permanecer donde estaba, porque la idea era que el servicio de pasajeros iba a aumentar en algún momento, se iba a refuncionalizar todo eso. Entonces nuestra propuesta siempre fue dejar la Estación donde está, no levantar las vías, no hacer aperturas de calles, nada de eso”, aclaró Ana Levy en el inicio de la entrevista.

Diego Riva agregó que la idea contempla que la Estación de pasajeros permanezca en el lugar y trasladar el sector de cargas. Si bien en ese momento no se había restablecido aún el servicio desde y hacia Retiro “lo hicimos en función de que volviera el tren”.

La arquitecta Levy detalló que para trasladar el sector de carga analizaron cuatro posibles lugares que ya existían en Tandil y, finalmente, eligieron la estación Empalme Cerro Chato, cerca del Parque Industrial. A partir de esa definición, diseñaron transformar el espacio donde hoy están los silos e incorporarlo dentro del paseo de la Estación.

Por su parte, la arquitecta Gabriela Alsina indicó que “la propuesta contemplaba que la parte de cargas se trasladara, pero no la parte de pasajeros, y revitalizar toda esa zona, porque en realidad la Estación no se considera como una barrera o freno, sino como un punto de unión y de confluencia desde todo el sector de Villa Italia y del centro de Tandil”.

En el relevamiento que realizó el equipo de profesionales, detectaron que las construcciones existentes se pueden refuncionalizar. “Lo único que proponemos es sacar un galpón de carga que se hizo con posterioridad, que no tiene nada que ver con las construcciones preexistentes y sí desarmar algo que hay en la esquina de enfrente, en la parte de los silos, donde hay unas construcciones de chapa bastante precarias que no tienen nada que ver con la construcción original. Todos los demás edificios se mantienen y se les busca una nueva función hasta tanto la Estación de pasajeros vuelva a tener la importancia que tuvo en su momento”, precisó Ana Levy.

 

Los pasos

 

En cuanto a la apertura de calles y los pasos peatonales, la arquitecta Alsina indicó que “cuando hicimos la propuesta en 2011 ni siquiera estaba el barrio del Procrear. Nosotros analizamos los puntos de pasaje, habíamos pensado también en un puente peatonal como para que fuera una senda también aeróbica”.

Es que en 2011 no se vislumbraba una incorporación de más de 600 viviendas como sumó el Procrear. Es decir que mantenían los dos pasos a nivel de Colón y Moreno, además de puentes peatonales, para vincular la zona norte y la sur.

Es decir que lejos de concebir a la Estación como una barrera urbana, la consideraron una unión entre dos sectores de Tandil y nunca tuvieron como opción sacarla o eliminarla. “Incluso, siempre pensamos en cómo comunicar la ciudad por debajo de la Ruta 226 con Villa Aguirre. Las calles que van a los costados de las vías, Güemes norte y Güemes sur, comunicarlas vehicularmente con la parte de Villa Aguirre, donde pasa el tren, hay un paso peatonal pero no vehicular”, dijo Ana Levy.

 

Detecta problemas y propone soluciones

 

 

“Es una propuesta que encuentra problemáticas en la zona, las releva, las pone sobre la mesa y las plantea, en función de que esa propuesta depende de algún concurso de ideas que lleve a que se desarrolle particularmente un proyecto. Esto es una propuesta general para toda la zona, pero no puntualiza sobre problemas específicos”, explicó Diego Riva, presidente del Colegio de la Provincia.

En este sentido, en la iniciativa describieron etapas de intervención -atendiendo a la dimensión del espacio- para las cuales habría que convocar a los actores involucrados (Ferrocarril y diversas áreas del Municipio) y diversos concursos de ideas tendientes al desarrollo de los proyectos puntuales. Es decir, desde el equipo advirtieron que “nosotros no diseñamos nada, proponemos ideas”.

Y el arquitecto Riva agregó que “en el tiempo esos proyectos pueden ir cambiando porque las necesidades pueden ir cambiando. Por ejemplo, con la aparición del barrio Procrear, tensiona más la ciudad, y posiblemente haya modificaciones a tener en cuenta. Por eso no es un proyecto definitivo, es una propuesta a estudiar”.

 

Los detalles

 

En el sector de carga y los silos, que se trasladaría a Cerro Chato, “hay unos galpones antiguos que tienen una muy linda fachada hacia la avenida Del Valle, ahí la idea era abrir una calle principal y que se pudiera circular moderadamente, con un estacionamiento. Además, aprovechar todos los edificios que hay allí para actividades comerciales, recreativas, culturales; armar un pequeño paseo que visualmente se comunica con la entrada principal de la Estación”, describió Ana Levy.

Por otra parte, cerrarían la diagonal que hoy está ocupada por camiones, porque genera conflicto esa salida al nudo vehicular de Colón. “También queríamos reflotar las casas que eran de empleados del Ferrocarril. Ahí hay un conflicto porque en algún momento pasaron a ser de los empleados. La idea es poder armar allí todo un centro comercial, donde se pueda ir a tomar algo, porque son todas casas que tienen que ver con la construcción original”, agregó.

Otro sector a refuncionalizar es el de la Escuela de Música Popular, donde se generaría un polo cultural sumando a La Vía, que ahora abre a Del Valle. “En líneas generales, a todos los edificios existentes, la idea es siempre ponerlos en valor y recuperarlos, darles funciones y actividades, para que el patrimonio que hay dentro de la Estación se conserve”, puntualizó Riva.

Por otro lado, detectaron que durante distintas horas del día mucha gente utiliza la zona para correr y caminar, entonces plantearon hacer un circuito aeróbico con algunas estaciones y darle algún tratamiento a la fachada sobre la avenida Del Valle. “Hoy es un alambrado donde atrás se ve una fila de vagones y nada más”, dijo Ana Levy y explicó que el perímetro se debe mantener por seguridad, porque en ese sector hay vías de maniobras.

Sumado a esto, buscaron recuperar el sector de Machado y Moreno, donde hoy se acopian vagones en desuso. “Ahí se puede plantear lo que en su momento fue el Museo del Ferrocarril, que estaba donde hoy es la Escuela de Música Popular, y volver a plantearlo en ese lugar”, contó la arquitecta.

 

UN PUNTO ESTRATEGICO DESDE EL URBANISMO

 

“Revalorizar no significa que la tengan que dejar como está

 

En cuanto al debate público que se generó en torno a esta idea, el consejero distrital Marcos Barrionuevo analizó que pudo causar cierto impacto “que se haya dicho que se trasladaba la Estación”, porque “el trabajo no apunta solamente a detectar conflictos en la ciudad o posibles soluciones, sino que no quede en un simple trabajo sino también en la gestión. Por eso se presenta al Municipio y se llega hasta donde se puede. Como institución tenemos que estar presentes y ser protagonistas”.

En este sentido, aclararon que lo único que recomiendan trasladar es el servicio de carga. “No es el tren de carga el problema, sino los camiones y cómo se va degradando todo ese sector por la existencia de los silos”, precisó Ana Levy.

Al mismo tiempo, rescató que “no hay ningún lugar donde exista una estación que a los costados tiene dos avenidas grandes, una de ellas con bulevar. Esa gran dimensión no está en otros lugares de la provincia. Entonces, no se puede desaprovechar con la Estación que es una construcción baja, con dos avenidas muy grandes a los costados y recién ahí vuelve a tener construcción. Bajo ningún punto de vista la idea era sacar la Estación y poner ahí una serie de edificios”.

La importancia urbanística de “tener un predio tan grande cerca de vías de circulación tan importantes es que en algún momento Tandil va a crecer muchísimo y se llega al centro de la ciudad con una importante vía de comunicación. Suponiendo que a futuro -como pensamos en su momento- se iba a revitalizar el medio de transporte, uno no tiene que sacar la Estación y desperdiciar ese lugar, porque es importante llegar con un medio de transporte masivo como el tren al lugar más cercano del centro de la ciudad”.

Resaltaron que el potencial de la Estación es que está bien ubicada, a pocas cuadras del centro, de la Terminal, de la Ruta 226 y llegan líneas de colectivos. Al ser estratégico, la propuesta no pudo ser otra que refuncionalizar ese espacio.

“Revalorizar algo no significa que lo tengan que dejar como está. Es darle otra vida, otros usos”, destacó Ana Levy.

Dos nuevos pasos

 

Un eje central de este trabajo fue mejorar la conexión con Villa Aguirre, ya que el tren atraviesa la Ruta 226. “El cruce peatonal que pasa por debajo de la ruta, que acompaña al tren, se podría ampliar, y generar una vía de ida y otra de vuelta a Villa Aguirre para que la gente no tenga que subir a la ruta. Entonces, descongestionar la ruta y tratar de que haya una comunicación con la ciudad”, indicó la arquitecta Ana Levy.

Al mismo tiempo, argumentó que “cambió mucho la historia de este barrio porque la gente fue a vivir a Villa Aguirre porque había fábricas. Entonces, construyeron ahí. Cuando esas fábricas se cerraron, esa gente necesariamente tiene que trabajar en otro sector de Tandil y empezó a ir y venir por la ruta”.

Otra hipótesis que plantearon fue la posibilidad de construir un puente peatonal que comunique el predio de Obras Sanitarias, con su skatepark y actividades deportivas, que pasara por arriba de la Estación y que bajara en esa zona. Desde allí se podrían ver las vías desde arriba y se convertiría en un recorrido más.

 

LAS ETAPAS

 

La propuesta y las prioridades

 

 

  1. Generación de una normativa urbanística para el entorno de la Estación que favorezca la radicación de nuevos equipamientos y usos compatibles.
  2. Recuperación y puesta en valor de los edificios afectados a la explotación ferroviaria que tienen valor patrimonial, buscando refuncionalizarlos hasta que se reactive la Estación de pasajeros.
  3. Implementación de una senda aeróbica que vincule los sectores 1 (la Estación) y 2 (sector de carga y silos), que cuente en toda su extensión con estaciones de ejercitación, readecuando a su vez el frente correspondiente al sector de los silos que da sobre la avenida Del Valle, creando una fachada con diferentes condiciones a la actual, incluyendo la recuperación de la construcción de la esquina de Colón y Del Valle.
  4. Cierre del acceso por la esquina de Colón y Machado, recuperación de la superficie de ochava para su incorporación al espacio verde.
  5. Implementación de un playón de usos múltiples en el sector de carga, entre la zona de las vías, la avenida Colón, la avenida Machado y el sector de las viviendas ferroviarias, reacondicionando la plaza de juegos infantiles y dotando el espacio de plazas secas, fuentes, iluminación, equipamiento, etc.
  6. Desmantelar las construcciones existentes en la esquina de Colón y Del Valle, sobre la Estación, a efectos de dotar el espacio ganado de un equipamiento semejante al mencionado en el punto 5.
  7. Poner en valor el Centro Cultural La Vía y crear un espacio común con el sector de la Escuela de Música Popular.
  8. Desactivar las operaciones de cargas, promoviendo el traslado de las mismas a la Estación Cerro Chato.
  9. Desmantelar el depósito de estructura metálica existente en el sector de cargas y silos.
  10. Abrir una calle paralela a Machado, apta para el tránsito vehicular (limitado), entre Colón y Alem, vinculando con la calle Paz, buscando generar nuevas fachadas hacia la Estación, a la vez de crear un sector de estacionamiento.
  11. Aprovechar los espacios verdes a los lados de las vías, comprendido entre Moreno y colectora Sur, como asimismo del espacio entre la colectora Sur y la Ruta 226.
  12. Readecuar el puente bajo las vías que vincula Del Valle con Balbín y las calles Güemes Norte y Sur.
  13. Generar una vinculación vehicular bajo la Ruta 226, conectando Güemes Sur y Güemes Norte con las calles de igual nombre al otro lado de la ruta, favoreciendo una conexión más eficaz con Villa Aguirre.
  14. Generar conectores (senderos y puentes peatonales) entre los sectores 1 y 2, y de estos con el velódromo, que permitan al peatón incorporar nuevas visuales que posibiliten apreciar la totalidad del predio y el movimiento ferroviario.

15. Gestionar la puesta en valor de las viviendas ferroviarias, que tengan valor patrimonial, y su eventual adecuación para usos comerciales y culturales. Generar un acceso al predio desde la avenida Machado y un espacio comunitario que vincule este sector con la esquina de Moreno y Machado y el sector cultural de los galpones (picapedreros, talleres de arte, etc.). Recuperar para el uso público la esquina de Moreno y Machado, incluyendo la posibilidad de reutilizar el galpón que se encuentra en dicho sector.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario