La Usina continuará aplicando el aumento tarifario hasta recibir la notificación

Tras la resolución del titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo 1 de La Plata, doctor Luis Federico Arias, quien extendió la suspensión del aumento de las tarifas eléctricas a las cooperativas que prestan servicios en la provincia de Buenos Aires, el presidente del directorio de la Usina, Matías Civale, aclaró que hasta tanto no reciban la notificación de la Provincia, seguirá vigente el nuevo cuadro tarifario para el servicio en Tandil.

En diálogo con El Eco de Tandil, el contador explicó en principio que este aumento tarifario “ya tiene tres meses” y remarcó que no ha tenido, al menos por parte de la Usina, “una caída en la recaudación”. Más allá de algunas herramientas financieras que se han planteado, confirmó que “al menos en la cuestión eléctrica, los usuarios de Tandil han cumplido en tiempo y forma”.

Por otro lado, señaló que “este jueves ha tomado estado público una ampliación de un recurso de amparo presentado, que en un primer lugar afectaba exclusivamente a las cuatro distribuidoras de concesión provincial y que, este jueves, el juez Arias  le dio una ampliación para que llegue a toda la provincia de Buenos Aires, a las 208 distribuidoras”.

En ese sentido, planteó que “en esa ampliación él hace una aclaración importante, que le notifica a la Provincia, porque en definitiva no son las distribuidoras las que determinan quiénes son y cuánto va a pagar cada usuario, sino que es la Provincia. En este fallo, se le dice que la Resolución 22/16, la que produjo el incremento de las tarifas, no es de aplicación y que se lo debe comunicar a las distribuidoras”.

 

La competencia de las distribuidoras

 

“Ahora bien –sostuvo el presidente de la Usina- lo único que podemos hacer como distribuidoras es esperar esa comunicación de la Provincia. Si la Provincia no nos comunica, tenemos que seguir cobrando con la tarifa como venía”. Deslizó, en este sentido, que la Provincia “puede que no nos notifique porque puede declararse en rebeldía, pagar la multa, ir directamente a una apelación -que de hecho es lo que se va a dar-, y no notificarnos. Por lo tanto, la tarifa seguirá vigente”.

La otra posibilidad es que sí se avance en la suspensión del aumento, por lo cual, la Usina “tendrá que modificar la tarifa que venía cobrando”, aseguró, aunque aclaró que, en caso de que eso suceda, los importes vendrán ya sin subsidios y en algunos de los casos sufrirán “aumentos significativos”.

“La tarifa vieja tenía un componente que decía: tarifa con subsidio o sin subsidio´. Los subsidios desaparecieron. Entonces, la facturación nueva será a esos valores, es decir, sin subsidios”, planteó Civale.

 

La nueva facturación

 

“Entonces la nueva facturación –a partir de este recurso de amparo- que todavía no está vigente hasta tanto llegue la notificación, implica que el 30 por ciento que está más desprotegido que está incluido en la tarifa social y aquellos que ahorraron con el plan estímulo, pasan a pagar más”, advirtió, porque remarcó que al aplicarse esa tarifa vieja, esos beneficios desaparecen.

Por lo tanto, argumentó que “esta es la razón por la cual también la Provincia está evaluando desconocer el fallo del juez hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo”.

 

El pago de la factura

 

Mientras tanto, el contador confirmó que “la factura hay que pagarla”, pero aclaró que “la cuestión de fondo es que la gente no se preocupe, que en el caso de que eso sea de aplicación en algún momento porque la Provincia lo notifica, se acreditará y la Usina lo va a comunicar”.

“Pero –insistió- hasta tanto esa información por parte de la Provincia se produzca, sigue vigente la tarifa de la Resolución 22. Si nos notifican, se refacturará. Ahora no creemos que con eso va a producir una disminución; al contrario, en algunos casos va a producir un aumento significativo, sobre todo en aquellos más necesitados, ya que se vuelve a la situación anterior”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario