Las bolsas plásticas, una problemática que afecta la calidad de vida.

En los próximos días, la filial local del Partido GEN se presentará en la Banca 21 para solicitar la creación de una reglamentación municipal que prohíba la entrega de bolsas plásticas en comercios y supermercados. Se trata de una acción que ya cuenta con una disposición provincial y que se implementa en un gran número de localidades del país y la provincia.

La iniciativa se alinea con la Ley Provincial N° 13.868 del año 2008, que aborda la prohibición del uso y la entrega de bolsas de polietileno y todo otro material plástico convencional por supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general para transporte de productos o mercaderías, en la Provincia de Buenos Aires. En sustitución se deben incorporar contenedores de material degradable y/o biodegradable para el transporte de los productos adquiridos por los clientes. En respuesta a ello, en Tandil se comenzaron a expender bolsas llamadas oxibiodegradables, elaboradas en base a los mismos polímeros sintéticos con origen en el petróleo, los cuales no permiten cambios significativos en los tiempos de degradación.

La propuesta a presentar por el partido de Margarita Stolbizer intenta obtener resultados semejantes a los de localidades como Carmen de Patagones, Punta Alta, Tornquist, Monte Hermoso y Bahía Blanca, entre otras treinta, que resolvieron la prohibición total de la entrega de bolsas tipo camiseta, en miras hacia la minimización del impacto ambiental que producen al ecosistema. Como respuesta a la necesidad de los habitantes de transportar sus compras, se implementó la entrega gratuita, a cargo del municipio local, y la venta de bolsas reutilizables de tela, lona o papel.

En relación a esta propuesta, Andrea Caselli, Médica Veterinaria e integrante del Área de Recursos Naturales y Sustentabilidad, de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNICEN, señala que entre las consecuencias a largo plazo del desecho de empaques de polietileno se encuentran la pérdida de la biodiversidad, enfermedades a todo nivel y hasta la muerte. Incluso las funciones de cada uno de los seres vivos que conforman el ecosistema en el que vivimos se ven afectadas e influyen sobre la calidad de vida.

Estos desechos no sólo afectan la tierra, sino también a la vida que en ella habita y los animales que también viven en el mar. Caselli, ejemplifica la gravedad de la situación haciendo mención a la difícil situación que atraviesan las aves, que mueren de hambre con el estómago repleto de basura y objetos plásticos, y recomienda un clip que lo documenta:

La implementación de una medida de estas características traería numeroso beneficios y reduciría enormemente la cantidad de bolsas que llevamos del supermercado, las cuales utilizamos durante veinte minutos pero luego tardan años en degradarse y afectan el ambiente donde vivimos para las generaciones futuras.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario