Las ventas minoristas mostraron su peor caída de los últimos seis años

El impacto que generó sobre la economía el conflicto con el sector agropecuario, que castigó la cadena de pago, fue el factor principal de este magro desempeño, que fue aún peor en el interior del país.
Así lo señaló ayer un informe de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el cual se precisó que “si sólo se  considera el interior del país, esa caída supera el 30 por ciento”.
“La cautela del público, la pérdida de poder adquisitivo, el incremento en las tasas de financiamiento, los menores límites disponibles en las tarjetas, el congelamiento en la cadena de pagos y el aumento en los cheques rechazados son los factores que se conjugaron en junio en detrimento del consumo”, alertó la entidad mediante un comunicado.
“Junio 2008 se convirtió en el peor mes del ciclo de crecimiento actual para el sector minorista”, alertó CAME.   
Agregó que “no hubo ningún rubro” que haya escapado a esta tendencia generalizada en todo en país, e “incluso la venta de electrodomésticos”, que por lo pronto esquivaba esta baja, “cayó 14 por ciento”.
Según el relevamiento, las compras por el Día del Padre resultaron “un fracaso” y desde entonces “los comercios apelaron a todo tipo de estrategia para incentivar las ventas”, explicó.
Sin embargo, “nada sirvió para reactivar una demanda que ante la incertidumbre reinante, eligió destinar parte del dinero disponible a la compra de dólares”, concluyó la cámara.
“La falta de liquidez a fin de mes fue tan fuerte que hubo dificultades para pagar aguinaldos y alquileres. En muchos casos estas obligaciones se desdoblaron en dos y hasta tres pagos”, indicó. (NA)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario