Liberan el empresario De Carli y al agente penitenciario Lombardi

De Carli, dueño de una lujosa mansión de General Rodríguez, había sido involucrado en la causa por un testigo de identidad reservada y la semana pasada un peritaje realizado en la finca por un experto mexicano había arrojado como resultado el hallazgo de restos de una sustancia que podría ser efedrina o cocaína.
Sin embargo, tras la realización de las correspondientes contrapuebas, el magistrado consideró que no existían evidencias suficientes para mantener detenido al empresario. El juez explicó que “todo dio negativo” cuando se realizaron peritajes y distintas medidas para probar las acusaciones del testigo referidas a De Carli y a Lombardi, y señaló esta tarde que por ello decidió adoptar un “temperamento expectante” y dictarles la “falta de mérito”.
Diversas partes vinculadas con la causa venían señalando el temor a que se estuvieran “plantando testigos truchos” en el caso para desviar la atención de la justicia. En ese sentido, el magistrado defendió esta tarde la validez de los testimonios bajo identidad reservada, pero aclaró que si alguno incriminó a personas inocentes deliberadamente “podría ir preso”.
Explicó, además, que “no es fácil” que los testigos a los que se les permite declarar bajo identidad reservada “pasen los filtros” a los que son sometidos antes de aceptarlos en esa condición protegida. En declaraciones a un canal de noticias, afirmó además que de probarse que un testigo de identidad reservada mintió deliberadamente “todos sabrán quién es, con nombre y apellido”.
“El testigo de identidad reservada podría ir preso”, afirmó el juez, quien no obstante aclaró que aún no está probado que sus afirmaciones sean mendaces, sino que simplemente no se consiguieron elementos probatorios de sus dichos sobre De Carli. De Carli se encontraba alojado en una seccional policial de la localidad de Garín, mientras que Lombardi estaba detenido en la cárcel de Marcos Paz. Ambos aparecieron imputados en la causa a raíz de los dichos de un testigo reservado que los vinculó con reuniones con narcos mexicanos.
En el caso de De Carli, además, se mencionó la posibilidad que las víctimas de triple crimen de General Rodríguez -Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina- hayan estado cautivos en su lujosa mansión.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario