Los choferes de Desarrollo Social realizan una protesta por tiempo indeterminado

Los empleados de Desarrollo Social que se encuentran en la dependencia de Arana y 4 de Abril llevan adelante una protesta desde el lunes por problemas con la carga horaria de los choferes y el cambio de función de las personas que trabajan en el depósito. La medida se realiza todos los días entre las 10 y las 10.30, espacio que tiene para su refrigerio, y ya anunciaron que hoy saldrán a repartir planfletos para que la comunidad se entere de la problemática.
En diálogo con El Eco de Tandil, el capataz de los choferes Argentino Lucas explicó que están solicitando que se aumente a 48 horas la carga horaria debido al trabajo que tienen y el Ejecutivo dijo que sólo será para tres de los trabajadores.
En el área son cinco: uno de ellos ya ingresó con 48 horas, los otros tres tendrían la aprobación del Municipio y al capataz no se lo quieren dar porque justificaron que no vale la pena. “Me parece que es algo arbitrario ya que el argumento de ellos es que yo entré con 40 horas pero no dicen que todos entramos con la misma carga horaria, porque es con lo que trabaja el área. La verdad que no le encuentro una explicación, además de que es una decisión tomada por los compañeros que quieren que el capataz tenga 48 horas”, advirtió Argentino Lucas.
Ante la consulta sobre si se reunieron con el secretario de Desarrollo Social, Oscar Teruggi, manifestaron que “es casi imposible dialogar con el secretario porque no nos atiende. En cuatro años desde que está en el cargo, se reunió una sola vez con todo el personal, obligado por ellos, porque le tomaron la oficina para que los atendiera”, destacó.
En relación a las medidas de fuerza, se vienen llevando a cabo a partir del lunes, cuando quemaron gomas y ayer, que salieron con los vehículos a la calle para ver si se revierte la situación. En relación a los pasos a seguir, hoy van a salir en los vehículos a repartir panfletos para que la comunidad se entere de lo que está pasando.
 
Desafectación sin aviso
 
No obstante, éste no es el único reclamo por el que los choferes están realizando estas medidas sino que además se están solidarizando con la situación que atraviesan las empleadas que trabajan en el depósito.
Mónica Minaudo, encargada del depósito, también dialogó con este Diario y detalló que este lugar está lleno de mercadería que está llegando a la dependencia. A pesar de que el Ejecutivo anunció la bancarización de las ayudas sociales, confirmaron que hay una franja de personas que no está en el sistema y que hay que seguir sosteniéndola. 
Según lo que manifestaron los trabajadores, el depósito no es solamente para entrega de mercadería en la que se tarda una hora, sino que implica toda clase de insumos para talleres, dietética, la leche, colchones, frazadas, zapatillas, entre otras cosas.
El mayor problema con el que cuentan las tres mujeres afectadas al depósito es que si el traslado o el pase se planteaba hace dos meses atrás “cada uno lo hubiese aceptado porque ante todo nosotros somos empleados municipales y cumplimos una función en la Municipalidad. El problema fue que cuando comenzó el 1 la entrega de la tarjeta, todavía no sabíamos qué iba a pasar con nosotros”, indicó Minaudo.
Además agregó que le parece fantástico que cada persona ahora tenga la posibilidad de elegir su consumo; pero argumentó que desde marzo no saben qué va a pasar con ellas y nunca les dijeron nada. “El 1 se hizo la entrega, por lo que pedimos una reunión para ver qué iba a pasar con nosotros y nos dijeron que nos íbamos. Ahí fue cuando vino el enojo porque somos todos buenos empleados y en agradecimiento a una compañera le dan una rejilla, a otra un puesto de trabajo a una cuadra de la casa donde si quiere cumple o no el horario, y a mí mesa de entrada”, relató la encargada.
 
Sin respetar la antigüedad 
 
Además de la falta de aviso, Minaudo destacó que fue encargada de depósito durante quince años, luego tuvo cinco coordinadores arriba de los cuales los primeros cuatro no funcionaron hasta que llegaron al que tienen el día de hoy. “El tema no es una cuestión de cartelería sino que tengo veinticuatro años trabajando en el mismo lugar, pero lo que acá se trata es el vaciamiento de funciones al empleado municipal. El depósito no se va a cerrar, pero sí se van a reducir las tareas”, estimó.
Por último, la empleada le preguntó al secretario de Desarrollo Social porqué se corre un personal de 24 ó 20 años y se dejan personas que hace un año que están en la Secretaría y que están de paso. “A esto contestó que la tarea va a ser mínima, que van a tener otras funciones y que ya era una decisión tomada. Nosotros estamos esperando que ellos de manera escrita nos notifiquen el traslado y que lo justifiquen, así podemos responder y hacer un descargo”, concluyó Mónica Minaudo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario