Los croquiseros retrataron la ciudad y cerraron la jornada con un encuentro en la Plaza

Luego de una recorrida por distintos puntos, este grupo de arquitectos cerró la propuesta con una espontánea exhibición de los trabajos en los bancos de la Plaza Independencia, encuentro que incluyó el intercambio sobre las producciones.
Los Croquiseros Urbanos son un grupo de arquitectos que desde hace dos años salen a registrar los distintos barrios porteños mediante croquis y bocetos en una iniciativa que comienza a replicarse en distintos puntos del país.

“Descubrir la ciudad”
 
“La idea es salir a descubrir la ciudad, encontrar los valores que tiene, registrarlos con nuestras manos, revalorizando el dibujo a mano que nos parece que es una manera de comprometernos con nuestros sentimientos y con nuestro cuerpo”, definió Roberto Frangella uno de los arquitectos que integra el espacio.
En diálogo con El Eco de Tandil, el profesional explicó que la idea surgió cuando tomaron conocimiento de la existencia de los “Urban Sketchers (dibujantes urbanos) en Estados Unidos y Europa”. Y en Argentina son pioneros.
“Lo empezamos a hacer con muchísimo entusiasmo con todos nuestros amigos que se fueron sumando”, manifestó Roberto Frangella.
A su turno, Sandro Borghini, otro de los arquitectos que integra Croquiseros Urbanos, expuso que “para nosotros el momento en que estamos dibujando es lo importante, es el dibujo grupal en un lugar”.
A ello se suma el intercambio entre todos los participantes del grupo que exponen finalmente sus producciones en el blog croquiserosurbanos-bsas.blogspot.com.ar.
En total, son alrededor de 300 profesionales los que integran el espacio, mayormente arquitectos, y en cada recorrida por los barrios de Buenos Aires superan los 60.
En esta oportunidad, alrededor de 35 croquiseros arribaron a la ciudad, a quienes se sumaron una decena de tandilenses coordinados por el arquitecto Rodolfo Frolik.
 
En Tandil
 
En una primera visita a la ciudad, el grupo realizó croquis y captó distintas escenas. La recorrida del grupo incluyó la Plaza Independencia, el Dique, el Monte Calvario y el Parque Independencia, lugares donde resaltaron los espacios a través de distintas técnicas.
“Nos convocamos en un lugar de encuentro y después cada uno busca su punto para hacer su dibujo”, explicó Sandro Borghini sobre el momento en que sucede la creación.
Una vez finalizado, “hacemos la última parte del proceso donde todos vemos lo que hicieron todos”, acotó.
“La consigna es dibujar en el lugar, esa es la diferencia con otro tipo de dibujo. Por eso se hacen a mano, mirando lo que uno está dibujando para captar la esencia y el espíritu del espacio urbano, que pasa por el instinto de cada uno”, expresó Roberto Frangella.
Por ello “cada persona tiene una interpretación diferente en cada dibujo, aunque sea del mismo lugar. Y eso es lo rico, la diversidad”, marcó.
“En Buenos Aires, vamos a buscar lugares desconocidos, marginales o que no son muy vistos. Nos interesa también eso, y no solamente dibujar ‘lo lindo’. Y Tandil tiene rincones que el común de la gente no presta atención y uno pone el ojo como un fotógrafo o dibujante croquisero”, remarcó Sandro Borghini.
Finalmente, resaltaron que fue fundamental la convocatoria realizada por Rodolfo Frolik, quien “desde hace un año viene insistiendo con que vengamos a Tandil y lo consiguió. Y nosotros estamos muy contentos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario