Los escándalos que revelan la corrupción en España

La lista de escándalos que se suceden en España proyectan la imagen de un país en el que la corrupción está mucho más extendida de lo que se creía.

Hay tantos casos abiertos por delitos de cuello blanco que a muchos en España les cuesta seguir el goteo de noticias sobre detenciones y juicios.

Casi ninguna institución ha quedado impoluta. Las sospechas de corrupción han salpicado a la familia real, partidos, sindicatos, bancos, empresas y clubes de fútbol.

Incluso algunas de las personas más poderosas del país se encuentran ahora en la picota, como Rodrigo Rato, que fue vicepresidente y director gerente del Fondo Monetario Internacional, o Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI.

Como los males nunca vienen solos, la cascada de escándalos ha coincidido con una crisis económica que comenzó en 2008 y de la que el país aún no ha conseguido recuperarse.

Por eso no sorprende el desencanto de los españoles para los que la corrupción es la segunda mayor preocupación, solo superada por el desbordado desempleo (que asciende al 24%), según el estatal Centro de Investigaciones Sociológicas.

Para tratar de sintonizar con la ciudadanía, el presidente del gobierno Mariano Rajoy, dijo este martes que "comparte" la indignación y pidió disculpas a los españoles "por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos".

Muchos de los casos abiertos afectan a miembros del partido de Rajoy, el conservador Partido Popular.

Pero ¿cuáles son los últimos escándalos que tienen indignados a los españoles? En esta nota BBC Mundo le explica las claves de los casos más recientes.

Operación Púnica

El caso más reciente estalló el lunes de esta semana, cuando la policía detuvo a más de 50 personas entre políticos, empresarios y funcionarios.

La Operación Púnica (así la ha bautizado la policía por el Punica granatum, nombre científico del granado, en referencia al detenido más famoso en la redada, Francisco Granados) se dirige contra una trama de corrupción en administraciones públicas que actuaba en las regiones de Madrid, Murcia, León y Valencia.

El detenido más conocido de la Operación Púnica es Granados, exconsejero del gobierno de la Comunidad de Madrid por el Partido Popular.

Pero entre los detenidos hay también seis alcaldes de la Comunidad de Madrid: cuatro del PP, dos del PSOE y uno de una formación independiente.

Los implicados son sospechosos de adjudicar obras públicas a empresarios a cambio de recibir comisiones.

El dinero recibido se blanqueaba a través de empresas instrumentales o intermediarios.

Medios españoles publican que la red adjudicó fraudulentamente al menos US$318 millones en los últimos dos años.

El desencadenante de la operación fue una investigación sobre blanqueo de capitales que se inicia en Suiza y afecta a Granados.

Las autoridades suizas se pusieron en contacto con las españolas y las pesquisas fiscales y policiales en España culminaron con las detenciones.

Tarjetas "Black"

La operación Púnica se conoció sin dar tiempo a la sociedad española para recuperarse del anterior escándalo, el de las llamadas "tarjetas black" (tarjetas en negro u opacas) de Caja Madrid, que utilizaron consejeros de la entidad bancaria para gastos personales millonarios que no tributaban a Hacienda.

Este caso, que ha ocupado portadas de medios de comunicación desde las primeras semanas de octubre, salpica a casi todos los consejeros de Caja Madrid, una caja de ahorros con fines sociales (en la actualidad denominada Bankia y convertida en banco) rescatada en 2012 con ayudas públicas de unos US$28.300 millones.

Están implicados los consejeros de Caja Madrid y Bankia durante las presidencias de Miguel Blesa (1996-2009) y Rodrigo Rato (2009-2012), quien fuera previamente director del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En total, 86 personas utilizaron estas tarjetas no declaradas al fisco. La cantidad asciende a más de US$19 millones.

Los consejeros habían sido nombrados por los principales partidos políticos (el conservador PP y el partido socialista PSOE) y también por formaciones más pequeñas, como Izquierda Unida, además de por los dos principales sindicatos, Comisiones Obreras y UGT.

Utilizaron esas tarjetas para realizar gastos que no estaban relacionados con su labor como consejeros, entre ellos el pago de restaurantes, viajes, ropa, hoteles y alimentación.

El escándalo salió a la luz porque el presidente de Bankia desde mayo de 2012, José Ignacio Goirigolzarri, encargó una investigación que reveló el uso de las tarjetas desde, al menos, 2003.

El informe llegó a manos de la Fiscalía Anticorrupción y del juez de la Audiencia Nacional.

Rodrigo Rato y Miguel Blesa, quienes proclamas su inocencia en la trama, han declarado ya ante el juez.

Caso Bárcenas

Otro de los casos recientes con mayor relevancia es el llamado "caso Bárcenas", en relación a Luis Bárcenas, ex tesorero encarcelado del conservador Partido Popular, al que pertenece el presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

Se conoció en enero de 2013, cuando el periódico El Mundo publicó que Bárcenas estaba a cargo de un fondo secreto con el que se pagaron sobresueldos a altos cargos del partido.

Posteriormente, El País publicó los llamados "papeles de Bárcenas", que recogen las supuestas anotaciones de esos sobresueldos desde 1990 a 2009.

En una nueva pieza del caso Bárcenas, un juez de la Audiencia Nacional (tribunal especial encargado de ciertos delitos graves) imputó hace pocos días a Ángel Acebes, ex número dos del PP y exministro de Justicia e Interior, por autorizar el uso de más de US$560.000 en negro para comprar acciones de Libertad Digital, un medio de comunicación de orientación conservadora.

Acebes dijo este martes ante el juez que no le consta la existencia del fondo secreto.

También está imputado el extesorero del partido Álvaro Lapuerta, que ha admitido que compró acciones del medio de comunicación, pero no con fondos del partido.

Hay una treintena de imputados, entre políticos y empresarios. Entre ellos están el propio Bárcenas y otros dos extesoreros del Partido Popular.

El caso Bárcenas salió a la luz a raíz de otro caso de corrupción, el Gürtel, una trama de corrupción liderada por el empresario Francisco Correa, quien sobornaba a cargos políticos del PP con dinero y regalos para conseguir contratos para sus empresas y para otras sociedades.

Caso Pujol

Los escándalos alcanzaron también al histórico líder político catalán Jordi Pujol, quien fue presidente del gobierno de Cataluña durante 23 años hasta su salida en 2003.

El caso Pujol comenzó en 2013 con la investigación al hijo mayor del expresidente por dinero procedente de fondos públicos que éste supuestamente tenía en paraísos fiscales.

Tres de los hijos de Pujol están siendo investigados.

En las últimas semanas el escándalo salpicó también al propio expresidente Pujol, quien ha admitido tener cuentas en sin declarar en el extranjero.

Pujol, de 84 años, fue miembro fundador de Convergència Democràtica de Catalunya, partido al que pertenece el actual presidente catalán, Artur Mas.

A consecuencia del escándalo, el partido le retiró a Pujol la presidencia honoraria, así como una pensión y una oficina.

Fuente. BBCMUNDO

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario