Luego de los enfrentamientos, la Provincia autorizó refuerzos para contener la situación en La Movediza

Luego del enfrentamiento que se desencadenó este domingo por la noche en La Movediza, y que tuvo en vilo a los vecinos de la zona, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires dispondrá de refuerzos de la Policía Bonaerense para mejorar la prevención en el barrio y en otras zonas de la ciudad, a partir de las gestiones realizadas desde el Municipio.

Las autoridades locales y policiales reforzaron sus pedidos ante la repartición que dirige Cristian Ritondo en busca de una respuesta ante la situación desatada el domingo.

En principio, se autorizó el refuerzo con una dotación del cuerpo de Infantería y de Caballería con base operativa en Tandil para patrullar la zona en distintos horarios, en el marco una modalidad que será coordinada por la repartición con la Jefatura Departamental de Policía y la Secretaría de Protección Ciudadana de la comuna.

En tanto, desde el domingo por la noche se encuentra reforzada la seguridad en La Movediza con la presencia de móviles, motos y efectivos de la Policía Bonaerense y la Unidad de Prevención de Policía Local, a lo que se sumarán nuevos efectivos dispuestos por el ministerio bonaerense.

Las gestiones se iniciaron este lunes cuando el intendente Miguel Lunghi se contactó con el Ministerio de Seguridad para coordinar acciones y reforzar la seguridad en la zona.

Ayer a media mañana se comunicó el subsecretario de Relaciones Institucionales, Matías Ranzini, por indicación del Ministro Ritondo “y pudimos conversar sobre la situación que se daba en ese sector y la necesidad de reforzar la prevención. Estaban al tanto y me dijeron que por supuesto brindaban la colaboración necesaria”, puntualizó el jefe comunal.

Contacto con
la Provincia

Ayer por la mañana, en diálogo con el ciclo radial “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM) el intendente Miguel Lunghi hizo referencia a las gestiones ante el Ministerio de Seguridad provincial, que lograron resultados recién horas más tarde luego de dos intentos de comunicación con el titular de la dependencia, que se encontraba en un acto en Morón.
“Son cinco mil las personas que viven en La Movediza y los revoltosos serán entre 40 y 50 personas, que tienen que ser prontamente controlados”, expresó sobre un punto que fue transmitido a las autoridades bonaerenses.

En definitiva hizo hincapié en la necesidad de impulsar un trabajo conjunto para llevarles tranquilidad a los vecinos de la barriada.

Las cámaras
“no andan mal”

Durante la conversación también profundizó sobre algunas líneas de acción impulsadas desde la comuna. Concretamente, al referirse a las cámaras de seguridad instaladas en la ciudad, el Intendente definió que “están bastante bien”, aunque admitió ciertos inconvenientes al indicar que se caen del sistema también por hechos de vandalismo, por roturas de los equipos e incluso con cortes de la fibra óptica. De todos modos aclaró que están aseguradas para su reposición.

“No diría que a veces tenemos el ciento por ciento en funcionamiento pero no andan mal”, enfatizó el jefe comunal sobre el estado de las 103 cámaras instaladas en distintos puntos de la ciudad.

Así, defendió el sistema puesto en marcha hace dos años y respondió a las críticas en torno a la función que cumple la herramienta en materia de prevención del delito. “Es fácil hablar del otro lado y decir que no anda, pero, con toda franqueza, está bien, estamos mejorando”, remarcó y reconoció que “a veces hay inconvenientes técnicos que se producen por cortes y caída de la fibra óptica, ruptura del equipo y algún detalle podemos tener nosotros en el manejo de la cámara”.

“Mejorar el
tejido social”

En tanto, y al referirse al rol del Estado en la problemática, el Intendente concedió que “antes estábamos con una política de que la seguridad era un tema de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, lo he dicho en los discursos y no me retracto”.

De todos modos, y a medida que “se complicaron las cosas, comenzamos a comprar cámaras, botones antipánico, a poner tecnología, a trabajar en la formación de la Policía Local. Todo es muy dinámico”.

Y si bien dijo que hoy hay disponibles recursos para seguridad, mediante la tasa de Protección Ciudadana y, para este año con el Fondo de Endeudamiento de la Provincia, sostuvo que “tampoco con eso se soluciona el tema de la seguridad si no se mejora el tejido social”.

Una Argentina
violenta

Por otro lado valoró la importancia de las urbanizaciones que se iniciarán en La Movediza y en Maggiori y El Tropezón, que mejorarán la calidad de vida de los vecinos y el humor social. De todos modos reconoció que “hay un montón de cosas que hay que seguir trabajando”, en materia de inclusión social.

“Estamos en un país violento, no es Tandil el problema”, comparó, y se mostró esperanzado de ingresar en una etapa de “mayor tranquilidad y tolerancia, donde todos trabajemos sin colores políticos ni agresiones”.

Así, definió que el proyecto “ayuda mucho” en ese sentido pero advirtió que “falta entrar en la etapa de la no violencia de los argentinos”, y agregó que “ha habido una degradación de la sociedad”.

“Estoy seguro que en Tandil lo vamos a mejorar y muy pronto”, expresó durante la entrevista radial.

Para finalizar, el Intendente aseguró que aún no hay nadie designado para reemplazar a José Denisio en la Subsecretaría de Protección Ciudadana y aclaró que “estamos pensando, con mucha tranquilidad”, en una tarea que no es “fácil” ya que deben dar con un perfil que se ajuste a la lógica de funcionamiento del área.

“No hay nada definido”, certificó, y adelantó que en los próximos días develarán quién será la persona que ocupará el cargo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario