Luis Cerone apeló a que de una vez por todas, en política, se empiecen a discutir ideas; no personas

El empresario turístico, Luis Cerone, se refirió -una vez más- a la política actual, de cara a las próximas elecciones. El titular del complejo Cerro El Centinela y con gran trayectoria en el sector, aseguró que por el momento y por “cómo están las cosas”, seguirá “haciendo la plancha” en busca de la intendencia.

Sin embargo, se animó a compartir su análisis de la situación y llamó a todos los funcionarios a que “de una vez por todas”, se empiecen a discutir ideas; no personas.
“Soy una alternativa, no pertenezco a ningún partido político histórico, con lo cual, yo no compito con nadie”, lanzó. Sobre el Concejo Deliberante, analizó que “hoy, no debate ideas, es un Concejo Deliberante que combate ideas, viven agrediéndose y la verdad es que yo no tengo tanta necesidad de complicarme si hasta acá llegué. Por eso, no sé qué voy a hacer, si usted me pregunta si estoy entusiasmado, no, lo sigo analizando”.
Entonces, insistió que “como yo no tengo partido político, no tengo internas. Si me vienen a buscar saben cuál es el único sillón al que aspiro, que es ser intendente. Si me vienen a buscar no es para competir con nadie, si tengo que ir a competir o a pelearme, a que hablen bien o mal de mí en un partido político, no me interesa. No voy”.
Por otro lado, en torno a las declaraciones del gobernador Daniel Scioli respecto al contexto económico actual que, según subrayó el mandatario provincial, permite a las familias poder tomarse sus vacaciones, Cerone arremetió que “el gobernante no te puede decir que está mal, partamos de la base que salvo que sea oposición, no puede decir que las cosas están mal porque obviamente que sería fomentar que las cosas estén peor”.

La inflación y la coherencia
En este sentido, Cerone explicó que “la realidad es que el que no tiene posibilidad de invertir en algo porque tiene que cambiar el auto o arreglar la casa sabe que la plata, de un mes para el otro, pierde un 4 o un 5 por ciento. Hay mucha gente que entró al sistema económico, que tiene veinte y pico, 30, 35 años, y no ha vivido la crisis que hemos vivido los que tenemos más de 50 años. Entonces, si me dice: `hay mucha gente que vacaciona´, sí, es la verdad, hoy tenés la Tarjeta Argenta, tenés la compra en 12 cuotas, pero vamos a ser honestos, tengo un producto y se lo financio en 12 meses, en pesos, sin ajustes ni interés. Bueno, más vale que si das créditos para el turismo en 12 cuotas, lo voy a tomar”.
“Lo que nosotros vivimos y que difiero con el Gobernador –indicó- es que nosotros vimos una realidad, porque usted me puede decir que el Gobierno le acepta que la inflación es del 24 por ciento, la oposición dice que es del 38, 39 por ciento, bueno, ninguna de las dos cifras son coherentes con una financiación sin intereses a 12 cuotas. Alguien en algún momento lo tiene que pagar, alguien en un momento esa diferencia la tiene que poner”.

“Algo que no está bien”
“Hay algo que no está bien porque el Gobierno, creo yo, mintiéndonos, te habla de un 24 por ciento de inflación, de que el dólar no lo van a devaluar, que ni siquiera va a acompañar la inflación con ese 24 por ciento, bueno, las famosas economías regionales que tienen aumentos salariales de un 30, 35 por ciento, un combustible que aumentó el ochenta y pico por ciento -a pesar del 5 por ciento que le sacaron-, dígame cómo se puede exportar pera, papines del norte o lo que fuera, cuando los costos suben un disparate y un dólar queda fijo”, cuestionó el empresario.
Advirtió de esta forma que, siendo licenciado en administración de empresas, si le preguntan si desde el punto de vista de la macroeconomía tradicional es posible, el dice que “no, no podés seguir manteniendo el dólar a 8.50 y hacer una proyección del 24 por ciento de inflación en el año”.

Discutir ideas; no personas
Por último, sobre qué piensa de la relación que mantiene el intendente Lunghi con el gobernador Scioli, aseguró que “es lo que tiene que suceder, no puede ser que porque Lunghi sea de un partido distinto a Scioli no puedan tener diálogo. De una vez por todas, empecemos a discutir ideas; no personas”.
“A mí qué me importa que Bossio es kirchnerista y que Lunghi es radical, si yo del kirchnerismo y del radicalismo tengo algo bueno para mi ciudad, es lo que tengo que aportar”, concluyó Cerone

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario