Lunghi ató la demora en el tratamiento de la Sapem a ?manejos políticos? y pidió ?mirar hacia el futuro?

Con una postura firme en defensa de la constitución de una herramienta “importantísima” y que mira hacia el futuro, el jefe comunal ponderó la importancia de acercar posturas y discutir las pretensiones planteadas por el Frente Para la Victoria y por el Frente Renovador, que apuntan a la redacción del estatuto de la nueva empresa, a la limitación de su objeto social y al rol del Deliberativo a la hora de generar modificaciones a futuro.

No obstante desafió que, pese a utilizar el quórum como mecanismo, como lo hizo la oposición, en algún momento deben acudir al recinto, exponer las posturas y decidir acompañar o no la iniciativa. “Corresponde así en democracia”, dijo.

Por eso estimó que la traba de la oposición tiene vinculación a los tiempos electorales, con miras a 2015.

 

Una herramienta “importantísima”

En diálogo telefónico con el ciclo radial “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM) el jefe comunal se introdujo en una de las temáticas que marcan la agenda local: la Sapem, definida como una herramienta “importantísima para los municipios modernos”, en especial para aquellos que “miran hacia el futuro y no se quedan en lo electoral”.

Mientras oficialismo y oposición negocian el proyecto para la creación de la nueva empresa, bajo la postura de acceder a pulir aquellos detalles que no logran consenso, dijo que es el mismo debate que se generó cuando se creó Usicom, que hoy “lleva 25 cuadras de asfalto hechas y también obras de gas, y antes se dedicaba a electricidad. No escucho quejas al respecto”, defendió.

Respaldado en sus concejales estimó que el proyecto será aprobado en el Deliberativo y sostuvo que “después de un tiempo de debate y de no dar quórum, que están en todo su derecho, llega el momento en que hay que ir al recinto y votarlo”.

Y agregó que la discusión previa del proyecto lleva tres meses, y que si la oposición reclama un mes más para evaluar el tema “perfecto, pero en un momento se tiene que sentar todo el mundo, exponer su postura y levantar la mano”.

 

Lo público y lo privado

En otro pasaje de la entrevista, el Intendente evitó separar la implementación del boleto electrónico para el transporte urbano de pasajeros de la Sapem, y expuso como aspecto central el control que se ejercerá sobre un servicio público.

En ese sentido graficó que el mecanismo contempla la transferencia de dinero del estacionamiento medido por medio de la sociedad anónima “para tratar de balancear los gastos y que no produzca tanto impacto en el boleto del colectivo”.

“Es ahí donde se une el Estado con el privado, que es la Cámara de Transporte”, ratificó.

Atribuyó la dilación en el tratamiento de la iniciativa en el recinto a “manejos políticos” y pidió “mirar hacia el futuro haciendo las cosas bien”.

“En todos lados hay Sapem, en Tandil tiene que haber Sapem, medida, controlada, sin ningún tipo de inconveniente”, enfatizó.

En tanto, en relación a las objeciones planteadas por la Cámara Empresaria en torno al proyecto en debate, Lunghi recordó que la idea fue propuesta el año pasado y recibió un rechazo por parte de las autoridades de la entidad. El fundamento, según dijo, es porque pretendían gerenciar el sistema del boleto electrónico “a través de Usicom”.

En respuesta explicó: “Lo que sucede es que hay que controlar porque se va a manejar el transporte, que es un ente público, y Usicom tiene mayoría privada”.

Ahora bien, en torno a los planteos en torno a la disponibilidad en el manejo de los fondos, el Intendente expuso, categórico: “Quién va a malgastar el dinero del pueblo. Ellos (la oposición) han hecho lo que han querido en todo el país, como una Ley de Abastecimiento para controlar el valor del grano de soja. En un lugar se manejan de una manera y en otro arrasan el país”.

“¿Cuál es el temor de avanzar hacia el futuro?”, remarcó.

 

“Una herramienta que necesitamos”

Para finalizar profundizó el planteo al señalar que la Sapem “es una herramienta que la necesitamos ahora para tener un control total de los colectivos y el boleto electrónico lo está pidiendo todo el mundo. Pasa que estamos haciendo una organización que lo maneje de otra forma, por medio de un directorio donde esté el Estado y la Cámara de Transporte”.

“Queremos tener un manejo totalmente distinto pero no para crear una mayor estructura”, acreditó, y cerró que el proyecto podrá ser “modificable”, pero no así “la idea principal”. u

 

Defensa al Cristo de las Sierras

Antes de referirse a la Sapem, el Intendente primero repasó los detalles del traslado y emplazamiento del Cristo de las Sierras y de la inauguración del nuevo paseo turístico y religioso que tendrá Tandil, pero también reconoció los cuestionamientos que generó el proyecto, vinculados especialmente a la utilización de los recursos en otros aspectos de relevancia para la ciudad. “Si uno piensa en conformar al ciento por ciento de las personas se estaría en el paraíso y no acá”, dijo.

Justificó que “fue una idea que se propuso cuando se presentó el Monumento al Fundidor”, que “Apymet donó la fundición” y que al responsable de la obra, Fernando “Tirso” Pavolini “se le abonó 18 mil pesos que conseguí de una donación”.

También citó el aporte de empresas y acotó que el Municipio, a través de la Dirección de Vialidad y de Espacios Verdes Públicos, se abocó al mejoramiento de los caminos de acceso y de los aspectos de la nueva propuesta en Villa Don Bosco. “No voy a decir que no hubo gasto, pero eso va a redundar en un beneficio para Tandil por la llegada de más turismo, que va a derramar mucho dinero a la ciudad. Es un motivo más para que la gente venga a visitar la ciudad y es un orgullo para nosotros”, fundamentó.

Lunghi se centró en la “distribución del dinero” más allá de la “estética”, y lo ejemplificó con obras concluidas y en marcha: “Estamos haciendo cuatro cuadras de asfalto en Entre Ríos, seis en Rodríguez Selvetti, tres en el barrio Palermo, 26 de cordón cuneta, se avanza con la licitación para la construcción de los consultorios externos del Hospital, se finalizó el Centro de Salud Mental”, repasó, entre otros logros en materia de salud, deportes e infraestructura (deportiva, vial, etc.) que expuso.

“Tratamos de poner dinero en todos lados”, reconoció, y también se refirió a los inconvenientes con Sorsa (la principal contratista del Estado comunal), que “tarda mucho porque se ha quedado en el tiempo y no hay otra empresa que se dedique a realizar asfaltos en Tandil”, de lo contrario “podríamos contratar a otra”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario