Masivas protestas callejeras contra Rousseff y su gobierno en Brasil

Decenas de miles de personas salieron hoy, por tercera vez en el año, a las calles de las principales ciudades de Brasil para protestar por la situación de la economía y el escándalo de corrupción en torno de la empresa estatal Petrobras, y reclamar la salida del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y el Partido de los Trabajadores (PT).

Tal como había sucedido en las demostraciones similares de marzo y abril pasado, los manifestantes -que en su mayoría exhibían carteles con las leyendas “Fuera Dilma” y “Fuera PT”- se mostraron también muy críticos del antecesor de Rousseff y fundador y líder del PT, Luiz Inácio Lula da Silva.

Asimismo, y tal como ocurrió en las dos marchas anteriores, grupos organizados propusieron de manera explícita una intervención militar como salida para la crisis política y económica que sacude al gobierno de Rousseff, a quien, según sondeos recientes, apoya únicamente ocho por ciento de los brasileños, mientras 71 por ciento reprueba su gestión y 66 por ciento reclama su renuncia o destitución.

Esta vez, además, los manifestantes expresaron apoyo al juez federal Sérgio Moro, quien está a cargo de la causa en que se investiga el gigantesco desvío de fondos de la petrolera estatal Petrobras para el financiamiento ilegal de campañas políticas del oficialismo y sus aliados.

En Brasilia, un enorme muñeco inflable vestido de preso con la cara de Lula acompañó a las 25.000 personas que marcharon por las zonas de edificios públicos de la capital federal.

En San Pablo, los manifestantes opositores se reunieron en las inmediaciones del Museo de Arte MASP, y ocuparon diez cuadras de la emblemática Avenida Paulista, mientras grupos de militantes oficialistas se congregaron frente a la sede del Instituto Lula, donde mostraron carteles con leyendas en defensa de la democracia.

En tanto, en Río de Janeiro los manifestantes marcharon por la playa Copacabana.

Aunque hasta esta tarde no se conocían estimaciones sobre la cantidad de manifestantes opositores en las dos mayores ciudades del país, el senador socialdemócrata José Serra sostuvo que “cien mil más o cien mil menos no cambian el pensamiento general de las personas ni la calidad de la manifestación”. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario