Mediciones confirmaron que la iluminación en el estadio es insuficiente y evalúan mejoras

Puntualmente, en el estadio se estableció que en el centro del campo de juego hay 114 lux y en los laterales 138 lux. Avanzando hacia calle Pueyrredón, en tres cuartos de cancha dio 108 lux y en el área 80 lux. La situación más crítica es sobre los tres cuartos hacia calle Godoy Cruz, con 100 lux y sólo 67 en esa área.

Cabe resaltar que el lumen es el flujo luminoso que da una luminaria y el lux es la unidad que expresa la iluminación que se aprecia sobre determinada superficie. Habitualmente, la Usina realiza este tipo de pruebas en las calles para establecer el desempeño de las nuevas tecnologías que se incorporan, por lo que contaba con un luxómetro para analizar el San Martín.

El ingeniero Stampone adelantó que “está la intención” de mejorar la situación y explicó que “hicimos una medición en puntos específicos solamente, no fue un estudio detallado y completo. Se midieron puntos estratégicos como la zona de las áreas de cada uno de los arcos, el centro de la cancha y algunos laterales”, explicó sobre el trabajo de campo que realizó el 6 de octubre pasado, cerca de las 20.30.

En cuanto a los resultados, describió que “a simple vista, cuando encendés la iluminación estando adentro de la cancha, se ve. Pero el nivel lumínico que me dio el luxómetro, que es el aparato con el que se mide el nivel lumínico, es bastante inferior a lo solicitado por la AFA y las reglamentaciones de ese tipo de iluminación para este tipo de partidos de nivel nacional”.

A priori, observó que cuanto más importante es el evento deportivo, mayor es la cantidad de lux que se exige. “Más aún con el tema de la televisión en alta definición y demás, que exige mucha mayor iluminación”, indicó.

El ingeniero informó que “en este caso, la reglamentación pide 500 lux para este tipo de partidos y lo que se encontró es un promedio de 100 lux, aproximadamente”.

 

Reparación y limpieza

El profesional explicó que ha avanzado mucho la tecnología para iluminar y al mismo tiempo, los requerimientos para estos eventos debido a la televisación. Recordó que las luminarias del estadio se colocaron en el año 1996, cuando fue sede del torneo Preolímpico Sub 23.

En la actualidad el estadio tiene instaladas cuatro columnas y cada una cuenta con doce reflectores de 2.000 watts de mercurio halogenado. “Hay artefactos, donde van las lámparas, que tienen mayor desarrollo y tecnología, con lo cual mejoran mucho el rendimiento lumínico. Es decir que con la misma lámpara hace 15 años se obtenía un rendimiento del 60 por ciento y hoy en día, con los artefactos nuevos se llega al 80 ó 85 por ciento de rendimiento. Con lo cual, con la misma potencia, tenemos mejor iluminación”, explicó.

En el informe preliminar se detectaron cinco luminarias que estaban apagadas y en principio se propuso repararlas y una limpieza general para el resto. “A partir de ahí se avanzará en función de los niveles de iluminación que se consigan”, sostuvo.

 

Las alternativas

 

En primer lugar, acordaron poner en condiciones los elementos existentes, volver a medir y luego se evaluará la posibilidad de realizar alguna obra. Para esto hay que conseguir los repuestos y coordinar la limpieza.  A partir de estas primeras tareas, se estima que podría mejorar un 20 por ciento la luz en el estadio.

Posteriormente, las posibilidades son ampliar la iluminación ya instalada o reemplazarla por nueva. Según el ingeniero, en primera instancia se podrían agregar algunos artefactos en las cuatro torres que están instaladas.

“La iluminación tiene que tener determinada altura para no producir deslumbramiento en el jugador o en los espectadores en un evento de este tipo, entonces tiene que estar a determinada altura mínima. Como está el estadio, hoy la altura necesaria se cubre con las columnas que están. Habría que analizar, que no lo he hecho todavía, el tema de la instalación eléctrica. Si el cableado es adecuado para la potencia nueva a instalar y demás”, describió el ingeniero.

En principio, estimó que cada columna admitiría unos ocho artefactos más. En la actualidad, hay 48 luminarias y si se agregaran 16 nuevos, con un mejor rendimiento, se obtendría un 40 por ciento más de iluminación, acercándose a los 250 lux, que es la mitad de lo requerido por la normativa.

“No miro mucho fútbol, pero a raíz de esto vi el último partido de Santamarina en el estadio. Te das cuenta de que cuando enfocan la cara del jugador con la cámara que está en la cancha, se ve, se pueden apreciar rasgos y todo; pero con la cámara que está arriba, en la parte de la visión general, se ve borroso y eso es falta de iluminación”.

Por otro lado, marcó que “muchos estadios han mejorado mucho la iluminación. Se ha ido renovando y demás. Imagino que dependiendo del torneo, debe haber requerimientos mínimos de televisación, de AFA y demás, para que funcione bien”.

En cuanto a la posibilidad de cambiar los artefactos por otros más modernos, analizó que “reemplazando las lámparas se podría mejorar más, pero habría que analizar si económicamente conviene o no hacerlo. Hay que considerar que cambiar 43 lámparas son 100 mil pesos de materiales, por ahí es preferible agregar artefactos en una primera instancia”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario