Monarca celebrará mañana sus 35 años y completará un premio de 200 mil pesos

Uno de los responsables de la empresa familiar tandilense, Juan Esteban Bertolín, se mostró satisfecho por la decisión oportunamente tomada de “festejar a lo grande los 35 años de Monarca”.
Explicó que “quisimos participar a la gente de un premio que rara vez se ha visto en la ciudad, como son 200 mil pesos”, en tanto que la idea central era “devolver un poco el ser elegidos todos los días como supermercado y como amigos, recibiendo la confianza de quienes a diario hacen las compras en nuestros locales”.
La historia de Monarca comenzó cuando Juan Carlos Bertolín y Esther del Río todavía eran novios y montaron una despensa en Doering y Lunghi.
“Fue parte de su vida durante ocho años. Arrancaron muy jóvenes, pero fueron creciendo y pudieron poner una sucursal en Pinto y Montiel. Luego vino la ubicada en la esquina de Colón y Las Heras. Después fue el turno de la sucursal San Martín, la de Colón 1150, la del barrio Falucho y la sucursal Perón” relató Juan Bertolín.

Pilares emblemáticos
 
El crecimiento ha sido una constante de Monarca a lo largo de sus 35 años, adaptándose a los nuevos tiempos y a las nuevas competencias.
“El secreto es estar todos los días y darle a la gente y al cliente la importancia que tiene. Tratamos de ser una empresa familiar, con su política distintiva y una atención esmerada”.
Juan Esteban Bertolín recalcó que “la calidad es uno de nuestros pilares y nunca se la discute en todos nuestros productos, ya sean de elaboración como carnicería, fiambres y todos los rubros”.
Además, “la atención es nuestro otro gran punto fuerte, ya que le ofrecemos una atención diferenciada a la gente”.
En cuanto a lo edilicio, Monarca se distancia de otras empresas “que –por lo general- son un galpón más o menos amoblado. Nosotros le ofrecemos algo amigable y cálido para el cliente, al que tratamos como a un amigo”.
 
El futuro
 
Juan Esteban Bertolín admitió que “hay una idea de una quinta sucursal dando vuelta, pero todavía no hay nada en concreto. Tenemos ganas y sería por la avenida Brasil, en principio. Pero también estuvimos evaluando otros sectores y barrios, pero aún no hay nada”, reiteró.
Además, a lo largo de las cuatro temporadas previas, Figlio se ha transformado en otra fortaleza para Monarca. Esa historia comenzó en la sucursal de Colón, continuó en el barrio Falucho y su última apertura fue en el centro, “que trabaja muy bien, tanto la heladería como la cafetería. Seguimos con la línea de Monarca, ofreciendo productos distintos, de muchísima calidad y con una atención óptima. Los locales poseen una decoración cálida y heladeras-vitrina que muestran muy bien los productos”.

La fiesta
 
Mañana al mediodía, en la sucursal Colón, Monarca finalizará el sorteo de 200 mil pesos iniciado hace tres meses. Se definirá un premio de 100 mil y tres de diez mil, además de diez órdenes de compra de 500 pesos.
Todo será animado por una banda invitada que le dará un clima ideal al festejo.

Gratitud
 
“Queremos agradecerle por elegirnos. Esperemos que lo sigan haciendo y sumar amigos. Somos de Tandil, invertimos en Tandil porque queremos a Tandil, que es parte de nuestra vida”, dijo el empresario.
Recalcó que “muchas familias comen de nuestros clientes, a los que también les deseamos feliz cumpleaños, porque son parte de Monarca”, dijo Juan Esteban Bertolín, quien no dejó de recalcar el afecto y el reconocimiento “especial a mis viejos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario