Mujeres sin Techo utilizó la Ley de Hábitat para el trámite de subdivisión del predio de Estrada

En medio de un debate sobre el acceso al suelo urbano, que siguió tras la masiva ocupación de lotes en Villa Cordobita, la agrupación Mujeres sin Techo avanza con los dos proyectos habitacionales iniciados en 2011 y 2012, mientras ultima el trámite de regularización de los predios de Cuba y Chapaleofú y de la gavenida Estrada.
En ese marco, una de las referentes de la agrupación, Mirta Piqueras, valoró las gestiones realizadas a través de la Ley de Acceso Justo al Hábitat, cuyas herramientas les permitieron contar con un programa de microcrédito para las mejoras habitacionales y avanzar en forma más ágil con el trámite de subdivisión del macizo delimitado por la avenida Estrada y las calles 12 de Octubre, Vélez Sarsfield y Cabildo.
En la actualidad aguardan por la conclusión del expediente tras su paso por la Dirección de Geodesia, del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, que dotará al terreno de los datos catastrales correspondientes.
En diálogo con El Eco de Tandil también repasó los avances de ambas iniciativas que darán respuesta a más de 140 familias de la ciudad que esperan por cumplir el sueño de la casa propia y anunció que probablemente el año entrante inicien un nuevo proyecto dada la constante demanda.

“Cedro azul”

En primer término Piqueras se refirió al estado actual de la primera iniciativa habitacional que encararon en 2011 al adquirir una quinta en Cuba y Chapaleofú, en la zona de Villa Aguirre, donde se construirá el barrio Cedro Azul con 48 viviendas.
“Venimos trabajando bien, estamos a la espera de la convalidación por parte del Gobernador para la subdivisión del predio porque estos trámites antiguamente se hacían de una sola manera, ahora por suerte se hacen por la Ley de Hábitat”, indicó.
Será un barrio que se conformará mediante una subdivisión “normal” del lote. Tras su aprobación por el Concejo Deliberante, el trámite pasó por todas las instancias de la Subsecretaría de Gobierno de la Provincia y el proceso continúa con la firma del Gobernador. “Ese trámite lleva más de un año”, puntualizó.
Luego deberá pasar por las oficinas de la Dirección de Geodesia para poder avanzar así con la escrituración.

La agilización
del trámite

“Son los pasos normales de un trámite que es muy largo”, explicó, por eso valoró la importancia de la Ley de Hábitat porque “agiliza” el proceso. “Teniendo las mismas condiciones pudimos regularizar y subdividir el barrio de avenida Estrada. Un trámite de dos años se convierte en uno de dos meses”, destacó.
Remarcó que el procedimiento es “mucho más simple” y que también fue la primera experiencia del Municipio con una organización local.

Obras de infraestructura

En cuanto a las obras de infraestructura en el predio de Villa Aguirre indicó que se concluyó el tendido de la red de gas y cloacas y que esperan por el inicio de los trabajos de construcción del cordón cuneta, badenes y arenados de calles.
Sobre el proyecto, que se inició hace cuatro años, evaluó que “son procesos largos” y agregó que “los vecinos estuvieron más de un año y medio pagando las cuotas del terreno; después estuvimos a la espera de un financiamiento de la Subsecretaría de Viviendas de la Nación del Ministerio de Planificación, que otorgó 1,5 millones de pesos que fueron al barrio, la diferencia existente por el tiempo y la inflación la pagó la gente”.
Esos fondos fueron para el barrio de Cuba y Chapaleofú “para obras de terraplén, que en uno de los sectores supera el metro de altura”.

El proyecto
de Estrada

La experiencia reciente de Cedro Azul sirvió a los integrantes de la agrupación para organizarse de otro modo con el grupo de beneficiarios y evitar los errores cometidos con el anterior proyecto. “Los vecinos terminaron de pagar el predio e inmediatamente continuaron aportando cuotas para el pago de las obras, que se fueron desarrollando en el último tiempo”, puntualizó.
En los últimos meses las tareas realizadas en el predio de avenida Estrada correspondieron a la construcción del cordón cuneta, desagües pluviales, badenes y arenado de calles, y resta culminar con el tendido de la red de energía eléctrica.
El trámite de subdivisión, en tanto “está hecho en la Provincia. Ahora está en manos del agrimensor, que está haciendo los trámites en Geodesia para inscribir los lotes, que pronto tendrán su nomenclatura catastral”, dijo Piqueras.
Para la construcción de las casas buscarán financiamiento a través del Instituto Provincial de la Vivienda. El expediente ingresó al organismo para incluirlo en un programa habitacional que cuenta con financiamiento de la Nación. “Eso nos daría la posibilidad de construir las 96 casas”, valoró la referente de la agrupación, que destacó el avance de trámite y se mostró esperanzada en que “prontamente podamos firmar el convenio para la construcción de esas casas”.

Demanda por lotes

Por otro lado, Piqueras analizó la respuesta brindada y aseguró que aún perciben una alta demanda por lotes.
Al respecto estimó que si bien se registraron algunas bajas de beneficiarios de ambos proyectos por haber solucionado la cuestión habitacional de otro modo, aseguró que en términos generales se mantiene el mismo grupo.
No obstante, marcó que en el último tiempo notaron un nuevo impulso al señalar que “todos los días seguimos anotando gran cantidad de gente que se preinscribe por si llegamos a iniciar otro proyecto”, y detalló que la cifra supera las 300 personas.
“Realmente la necesidad de lotes urbanos es muy grande todavía y eso lo palpamos en forma diaria con todas las personas que consultan”, confirmó, y adelantó que “probablemente el año próximo retomaremos las gestiones para iniciar un nuevo proyecto”.
“Como vemos que todavía hay necesidad, veremos si conseguimos algo y seguimos ayudando a los vecinos de Tandil para que puedan cumplir su sueño de la casa propia”, concluyó. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario