Murieron cinco jóvenes tras chocar contra dos árboles y calcinarse el auto en el que viajaban

Cinco jóvenes murieron ayer calcinados y una adolescente resultó herida con quemaduras cuando el automóvil en el que viajaban chocó contra dos árboles y se incendió, en la localidad bonaerense de San Antonio de Padua, informaron fuentes policiales.
Los otros dos ocupantes del vehículo, dos chicas menores, sufrieron lesiones leves ya que salieron despedidas del auto antes de que éste se prendiera fuego.
Los investigadores procuran determinar la causa del accidente y no descartan que se haya tratado de una mala maniobra del conductor del auto, uno de los muertos.
Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho ocurrió ayer por la madrugada a las 5.30, en la esquina de Rivadavia y Berutti, de San Antonio de Padua, en la zona oeste del conurbano.
El capitán Julio Serri, titular de la seccional de esa localidad, dijo que todo comenzó cuando un automóvil Renault Megane con ocho personas a bordo transitaba por Rivadavia en sentido Merlo-Padua y al llegar a Berutti se salió de la calle y chocó contra dos árboles de la mano contraria.
A raíz del impacto, el vehículo dio varios giros, quedó en medio de la avenida y se prendió fuego, dijeron los informantes.
Tras el accidente, arribó al lugar los bomberos, médicos y policías de la zona y se encontraron con el vehículo en llamas por lo que primero sofocaron el fuego.
Luego, descubrieron que en el interior del auto había cinco personas fallecidas y que los otros tres ocupantes estaban con vida fuera del mismo.
La policía identificó a los muertos como Edgardo Suárez (23), quien conducía el auto, Julián Careri (16), Matías Scott (17), Claudia Luna (16) y Mauro Busocotti (16).
Serri contó que estas fueron las personas que quedaron atrapadas dentro del vehículo luego del impacto contra los árboles y que no pudieron escapar del posterior incendio del vehículo.
Los otros tres ocupantes, tres adolescentes de 16 años, se salvaron ya que tras chocar con los árboles se abrió una de las puertas del auto y dos de ellas salieron despedidas, en tanto que la tercera pudo abandonar el vehículo apenas iniciado el fuego y con la ayuda de un ocasional transeúnte.
El jefe policial indicó que las dos primeras adolescentes sufrieron lesiones leves mientras que la tercera resultó con quemaduras en un brazo por lo que debió ser trasladada al Hospital Héroes de Malvinas, de Merlo.
Desde allí los médicos derivaron a la chica al Instituto del Quemado en esta capital federal donde es asistida de las lesiones.
Serri contó que los siete adolescentes que viajaban en el auto eran compañeros de colegio y regresaban de una fiesta en el club Casa Padua, ubicado en Independencia y Mendoza de ese medio, junto al conductor, conocido de ellos.
Respecto de las causas del accidente, el jefe policial señaló que “aparentemente, el conductor pudo haber realizado una mala maniobra”.
En ese sentido, otros voceros de la investigación explicaron a Télam que, de acuerdo a testimonios, al parecer, el conductor del Megane iba por Rivadavia a una alta velocidad y al llegar a Berutti quiso sobrepasar a otro vehículo por la mano contraria y como de frente venía otro auto maniobró para evitar la colisión y se fue contra los árboles.
El caso es investigado por el fiscal Fernando Cappello de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Morón quien estuvo en el lugar del accidente ordenó que los cuerpos calcinados de las víctimas sean trasladados a la morgue para que se les practique la autopsia. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario