Murió Alejandro Puccio, el ex rugbier condenado por el secuestro y asesinato de tres empresarios

Alejandro Puccio, el ex rugbier condenado a reclusión perpetua por su participación en resonantes secuestros de empresarios en la primera mitad de los años ?80, falleció el pasado viernes a los 49 años víctima de una infección generalizada, según se informó ayer.
Su abogado, Marcelo Buigo, indicó que Puccio sufría de distintas afecciones desde 1985, cuando en un frustrado intento de suicidio sufrió serias lesiones tras arrojarse al vacío en los Tribunales.
Esas lesiones, indicó el letrado, le dejaron secuelas físicas y neurológicas, como convulsiones, que lo obligaban a recurrir permanentemente a asistencia médica.
El abogado fue el encargado de confirmar ayer por la tarde el deceso del ex jugador de Los Pumas y el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA), quien se encontraba en libertad condicional desde noviembre de 2007.
Puccio, acusado de formar parte del ?Clan Puccio?, junto a su padre Arquímedes, entre otros, estuvo alojado en el penal bonaerense de Florencio Varela, donde purgó parte de la pena a prisión perpetua por participar efectivamente de al menos tres secuestros extorsivos de empresarios entre 1983 y 1985.
El denominado “clan Puccio”, liderado por el padre del fallecido, fue hallado culpable de los secuestros de los empresarios Eduardo Aulet, el 5 de mayo de 1983; Emilio Naum, el 22 de junio de 1984; y Ricardo Manoukian, el 22 de julio de 1982.
La banda fue desarticula en julio de 1985, cuando durante un allanamiento en la casa de la familia del ex rugbier, fue encontrada en un sótano Nélida Bollini de Prado, al borde de la muerte.
El 26 de diciembre de 1995 los miembros del clan fueron condenados a reclusión perpetua por esos secuestros extorsivos, que en los tres primeros casos fueron seguidos de muerte.
En 1997, a Puccio se le concedió la libertad por el beneficio del “2 por 1” a raíz de que su condena no quedó firme, aunque al poco tiempo debió volver a la cárcel para continuar con su condena.
Luego de una apelación de su abogado, el 17 de diciembre de 2002, la Sala III de la Cámara en lo Penal de San Isidro, integrada por Raúl Borrino y Margarita Celia Vázquez, resolvió cambiar la sentencia de reclusión perpetua por tiempo indeterminado a la de prisión perpetua y Puccio quedó en condiciones de quedar en libertad.
Esta decisión fue apelada a su vez por las familias de las víctimas, por lo que el ex rugbier permaneció encarcelado hasta noviembre de 2007.
El jueves de la semana pasada, Puccio ingresó en un sanatorio de Avellaneda y alrededor de las 23.40 del viernes falleció. (NA)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario