Necrológicas

 
 
LUIS EDGARDO HANSSON
El pasado martes falleció Luis Hansson. Se fue antes de tiempo; antes de que sus allegados lo esperaran, sin poder culminar varios de sus proyectos y anhelos, dejando entre familiares, amigos y dirigentes un vacío tan grande…, que para muchos será muy difícil de equilibrar.
Sus ilusiones deportivas a nivel profesional se vieron truncadas de muy joven por deficiencias cardíacas, en un momento en que no eran grandes los avances médicos ni tecnológicos. 
Hoy, después de más de dos décadas, llegado el momento de renovar aquella operación que lo marcara en su momento y conociendo los riesgos y su disciplina de vida, confiaba en que actualmente, eligiendo uno de los mejores lugares en Buenos Aires, todo sería poco más que un trámite. Lamentablemente no fue así.
Organizó su trabajo y sus obligaciones para retomarlas luego de unos pocos días. Pero no pudo volver a continuar los proyectos y objetivos, que además de la vida cotidiana, tenía para tratar de llevarlos adelante.
Estudiaba e investigaba tanto en el mundo deportivo como en lo económico y laboral, los avances en otros países tratando de ver lo que podía adaptar en su ciudad, provincia y/o país para mejorar la competitividad de quienes lo rodeaban.
En su trabajo supo innovar con maquinarias caseras ya sea reformando las estándar o creándolas a su necesidad con ayuda de sus amigos y colaboradores, buscando diferenciarse en el mercado, logrando en el momento en que la economía lo permitió, el proceso de marcos en forma artesanal, que se vendieron en todo el país y realizando una importante exportación a país vecino.
Patricia, su mujer y compañera de toda su vida, acompañó sus hobby y proyectos, sosteniéndolo hasta el último instante. Tuvo con ella dos hijos que eran su inmenso orgullo, Federico y Sabrina contagiando a Fede también su amor por el golf.
Supo contener a su madre hasta sus últimos días y siempre dando una ayuda laboral a sus hermanos y amigos cuando lo necesitaron. Dando también la palabra justa y necesaria para cada situación.   
En lo deportivo, sin fines de lucro e incondicional, tuvo marcada trayectoria en la escuela de Golf de El Valle de Tandil, logrando acompañar a sus alumnos menores que se destacaron a nivel nacional, participando varios también a nivel internacional. Fue precursor de la primera escuelita “Heme aquí” de Tandil colaborando en integrar a los chicos con necesidades especiales para que se volcaran al golf.
Dispuesto a mejorar el deporte que era su pasión, supo ganar su espacio en la Federación de Golf Mar y Sierras, lo que veía como una puerta futura que le permitiera tener la posibilidad de realizar mejoras en superiores niveles dirigenciales.
Su otro hobby fue la pesca, en la que incursionó en diversos lugares de la costa de nuestro país, con sus hermanos, pero sobre todo con su gran amigo, de toda la vida “Coco”, quien unos pocos días antes, mientras él estaba internado y sin enterarse, también dejaba esta vida. ¡Seguramente se fueron de pesca juntos!
La Federación de Golf Mar y Sierras, lo recordaba de la siguiente manera: “Comunicamos con enorme pesar que en el día de ayer nos ha dejado Luis Hansson. Honrado, estudioso, trabajador, abnegado, dispuesto, responsable, apasionado, conciliador, son sólo algunas de las virtudes que en estos años Luis nos mostró, pero sobre todo, era un buen tipo.
Su sorpresivo fallecimiento nos ha privado de la posibilidad de agradecerle lo mucho que ha trabajado por el golf, en especial con los menores de la Federación.
La pasión que le ponía a todos sus proyectos, sin duda alguna, nos hará tenerlo siempre presente.
Adiós amigo, te vamos a extrañar”.
 
 
LUJAN ERNESTO CRESCITELLI
El pasado jueves 2 del corriente falleció Luján Ernesto Crescitelli, un querido y respetado hombre que contaba con 71 años de edad. Su familia lo recuerda así: 
“!Querido viejo! De más están las palabras… ¿Qué vamos a decir? Simplemente agradecer lo que fuiste y de la manera en que nos criaste, muchas veces  cómo pudiste más de lo que supiste. 
Como sea, lograste tu objetivo, una familia muy unida, honesta y agradecida. Hoy tus hijos Graciela, Griselda, Daniel y Gabriela, y tu esposa Beba, te recordamos como fuiste y viviste, con mucha alegría. ¡Gracias!”.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.
 
 
RODOLFO FABIO LANDABURU
Cuando contaba con 92 años de edad, el pasado domingo 28 de setiembre se produjo el fallecimiento de Rodolfo Fabio Landaburu y sus seres queridos escribieron en su memoria:
“Se nos hace difícil saber que no estás, que no te vamos a ver, que no te vamos a escuchar, pero sabemos que en nuestro corazón siempre vas a estar, porque  tu recuerdo es y será imborrable.
Mucho  amor has sembrado en tu larga vida, siempre predicando con el ejemplo, a través de los hechos, en las pequeñas y en las grandes cosas, dejando una huella única e irrepetible en cada uno de nosotros, tu familia, tus hijas, tus yernos, tus amados nietos, en tus amigos y en todos quienes te conocieron, porque hiciste un culto de la amistad.
Con mucha sabiduría te fuiste de este mundo sintiendo que nos dejabas unidos en el amor hacia vos, orgullosos de nuestros hijos por el amor que te prodigaron , ni más ni menos que el que vos les has dado a lo largo de tu vida; porque quien da recibe el doble de lo dado, y Dios te dio lo que tanto te merecías.
Seguros estamos que te encuentras junto a él y a mamá que te estaba esperando; fue su amor el que tuvo más fuerza que el de nosotros por retenerte.
Saber que están juntos nos hace sentir en paz”.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque El Paraíso.
 
 
MARIO ALBERTO BILBAO
El pasado  martes 30 de setiembre falleció Mario Alberto Bilbao; sus seres queridos escribieron en su memoria:
“Papá: te fuiste muy pronto de nuestras vidas, te vimos luchar y sufrir contra esta maldita enfermedad. Es inexplicable tanto dolor.
No encontrarte en la casa, no escuchar tu voz, sólo nos queda el consuelo de saber que ya no sufrís y descansas en paz.
Desde el Cielo guiarás a mamá dándole luz y fuerzas para seguir adelante.
Pasaste tu infancia y adolescencia en tu ciudad natal, Benito Juárez, más tarde viniste a Tandil, donde te quedaste a probar suerte. Con mucho coraje te largaste a la calle con tu motoneta roja cargada como un burrito, sin saber que ésa sería tu profesión: la de plomero. Tanto te gustaba que le enseñaste a tu hijo, que seguirá llevando tu apellido a lo más alto.
Extrañaremos tus guitarreadas, tus anécdotas contadas más de mil veces, pero la escuchábamos una y otra vez.
Cómo quisiera volver el tiempo atrás, me quedé con tantos abrazos sin darte, con tantas charlas… que difícil será no verte.
Siento en mis manos la suave caricia que te di cuando te despediste, fuiste tan fuerte que hasta esperaste que llegue. 
Será raro entrar al garaje y no verte con tus cosas, ordenando herramientas o escuchando radio; o no verte en la cabecera de la mesa. Es un dolor tan grande que no encontramos consuelo.
Guíanos y danos fuerzas para seguir sin vos. Te amaremos por siempre.
Tu esposa, hijos, hijos políticos, nietos, hermanos cuñadas y primos”.
 
 
JOSE RUDECINDO DEL RIO
Con muestras de pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de José Rudecindo del Río, un querido y respetado hombre que contaba con 89 años de edad.
José nació en Tres Arroyos el 8 de junio de 1925; se trasladó a esta ciudad donde creció y cursó sus estudios primarios, para más tarde cumplir con el servicio militar obligatorio, destinado en el sur.
Dedicó su actividad laboral en tareas rurales, conformando su familia, después regresó a la ciudad, disfrutando de las actividades del Centro de Jubilados, como bailes, torneos de bochas, juego de cartas, viajes, participando de los Torneos Abuelos Bonaerenses, etcétera.
Luego su salud lo llevó a terminar sus días rodeado de abuelos en el Hogar San Bernardo, donde fue contenido y cariñosamente cuidado por Valeria Ciccimarra, con quien su familia está profundamente agradecida.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.
 
 
JUAN JULIO HERRERA
A los 75 años de edad, el pasado sábado 27 de setiembre dejó de existir Juan Julio Herrera. Su familia escribió en su recuerdo:
“Quién podrá describir el dolor que embargó nuestros corazones con tu partida única e invalorable fue tu labor como padre.
Eternamente grabada en nuestras mentes, pero ante todo en los corazones de quienes te amamos.
Recuerdos felices son muchos y a ello nos aferramos para darle fuerzas y sentido a nuestras vidas, aunque es inevitable el dolor que embargaba cada parte de nuestras almas y corazones, que de noche, desde lo más profundo de nuestro ser, este sentimiento emerge y las lágrimas se apoderan de nuestros ojos recorriendo silenciosamente hasta terminar en el testigo nocturno de nuestro dolor, nuestra almohada.
En todas nuestras oraciones rogamos a Dios Todopoderoso por tu eterno descanso”.
Tu esposa e hijos.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.
 
 
MARTA ESTER POLIFRONI de MASSON
El pasado jueves 4 de setiembre se apagó la vida de Marta Ester Polifroni de Masson, una conocida mujer que contaba con 67 años de edad.
Marta fue una heroína de Tandil, una mujer que peleó como pocas contra el dolor y la enfermedad, superando caídas y golpes dramáticos en su cuerpo tan lastimado como su ánimo en pie.
Nació en esta ciudad el 15 de noviembre  de  1947; estaba casada con Carlos Masson y tuvieron tres hijos que fueron su vida: Gabriel, Ivana y Piera.
Su primer trabajo fue vender cajas de maternidad transportándolas en su auto. Luego abrió en el garaje de su casa una mercería y de a poco fue incorporando ropa femenina con enorme esfuerzo y exquisito gusto hasta levantar una boutique de renombre de la que fue centro irradiante de la mejor moda.
Marta conocía a cada clienta, sabía de sus necesidades, de sus debilidades, de las preferencias y sus rechazos.
Era más que una vendedora. Era una amiga y consejera, una entendida que conformaba y daba alegría al sugerir y adecuar a cada mujer lo mejor para su estampa.
Fue también una mujer solidaria que organizó desfiles de beneficencia para instituciones de la ciudad y una clienta respetada de las grandes firmas proveedoras de la moda nacional.
Trabajó hasta casi sus últimos días. Su presencia reforzada en Piera, su hija menor, dio atención calificada hasta el final.
La muerte de Marta Polifroni deja un enorme dolor en amplios núcleos tandilenses. ¡Que en paz descanse! 
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario