Necrológicas

CARLOS ANTONIO MORENO
 Tras soportar una corta dolencia, el pasado lunes 17 del corriente falleció Carlos Antonio Moreno, un conocido y respetado hombre que contaba con 56 años de edad.
?El Negro? Moreno nació en esta ciudad el 14 de abril de 1952; tuvo una infancia dura, trabajó desde temprana edad, con lo cual forjó su carácter fuerte, independiente, solidario y tenaz.
A los 23 años contrajo matrimonio con Lidia Mabel Correa. Fruto del amor trajeron a este mundo a sus tres hijos: Andrea, Adriana y Fernando. Desgraciadamente, enviudó en 1996.
Se destacó por su compromiso, ante sus convicciones y hacia el prójimo, trabajando desde la Cooperadora de Escolares (donde transitaban los estudios de sus hijos), hasta su participación política en el Comité de la Unión Cívica Radical, realizando una quinta comunitaria o trabajando en la radio. También fue reconocido por su actividad laboral como empleado no docente de la Uncpba.
Fue una persona que a lo largo de su existencia logró cosechar muchas y buenas amistades.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.
?Carlos, Negro, Loco Moreno, papá… te queremos, te extrañamos, te recordaremos por siempre y deseamos que encuentres paz, descanso eterno y que junto a mamá nos sigan guiando desde allí… ¡Ah! y cuiden a Santino?.
       Andrea, Adriana y Fernando.

MABEL ALICIA BRODERS de IRIGOIN
 Cuando contaba con 68 años de edad, el pasado sábado 8 de noviembre se apagó la vida de Mabel Alicia Broders de Irigoin, dejando pesar y tristeza entre familiares y amigos.
Siendo muy joven contrajo matrimonio con Pedro Irigoin, de cuya unión nació su hija Liliana.
Fue una luchadora incansable ante todas las adversidades. Dedicó su vida al trabajo, donde cosechó, con su bondad, infinidad de amigos.
Sola y con mucho sacrificio cuidó a su madre Alicia, entregándole toda su amor, como así también a sus nietos Juan Carlos y Juan Pablo, quienes estuvieron a su lado hasta el último momento.
Esa maldita enfermedad no le dio tregua, la misma que le quitó a su padre Alberto y a su hermana Yolanda. Luchó durante seis largos años y cuando parecía vencerla, otra vez resurgió y ya no pudo más.
?Mamita hermosa: ¡¡No encuentro consuelo para tanto dolor, pero doy gracias a Dios haber podido compartir este último año como nunca!! Teníamos proyectos y nos divertíamos junto a tu yerno Gustavo, pero la vida le dijo basta a tu sufrimiento.
También te extraño mamá. Todo me recuerda a vos. Será muy difícil continuar. Sólo pienso que los ángeles nos estarían envidiando demasiado, porque fuiste, sos y serás siempre ¡la mejor mamá del mundo!
Estarás dentro de mí y de todos tus seres queridos hasta nuestro fin ¡Te quiero, te adoro, te amo!?.   
          Tu hija.

EMILIA PETRONA IBARRA de ECHEVERRIA
 Tras soportar los procesos de una breve dolencia, el pasado viernes 7 del corriente dejó de existir Emilia Petrona Ibarra de Echeverría, una querida y estimada mujer que contaba con 72 años de edad.
?La Emilia? había nacido en esta ciudad el  30 de mayo de 1936. Desde muy joven desarrolló su actividad laboral como enfermera en el Hospital Municipal ?Ramón Santamarina? y estaba casada con Jorge Echeverría.
Era una mujer a la que le gustaban las plantas y las flores y que cuidaba  con muchísimo esmero su jardín.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

ANIBAL LEDESMA
 El pasado viernes 7 del presente mes, tras unos días de internación, falleció Aníbal Ledesma, un querido hombre que contaba con 72 años de edad.
Aníbal había nacido en Rauch el 25 de marzo de 1931. Desde muy joven se dedicó a las tareas rurales y conformó una familia junto a Delmira Souto, con quien tuvo siete hijos: Rosa, Aníbal, Carlos (f), Juan, Ricardo, Paula y Nélida.
Hacía tiempo que estaba radicado en esta ciudad, donde se desempeñó en el ramo de la construcción, trabajando hasta alcanzar su merecida jubilación.
Además pudo disfrutar de sus trece nietos: Sergio ?Balín?, Daniela, Cristian, Noelia, Jorge, Ezequiel, Mauro, Aldana, Simón, Fabián, Pamela, Alexis, Enzo y de sus seis bisnietos: Matías, Braian, Federico, Facundo, Sebastián y Jesús, quienes lo cuidaron hasta sus últimos momentos.

Dedicatoria

?Hay un caballo que se ha quedado sin jinete: La bici verde, en la que vos siempre viajabas. La llamabas ?mi caballo?. ?¡Yo subo a mi caballo y salgo!?, decías.
Ha quedado estacionada en tu casa esperando que regreses. Tantas veces te llevó a trabajar, emponchado con tanto frío o transpirando de tanto calor, con la pala y el pico a cuesta, la lucha, el cansancio y tu esfuerzo. Tu bici siempre te acompañaba.
Mirá que hacía mucho tiempo que tu rodilla estaba estropeada y vos andabas igual. Pero ahora se acercó un ángel del Cielo, te tomó entre sus brazos y te llevó. Ese ángel ¿se habrá llamado Carlos? Ese hijo tuyo que hace muchos años partió, ¡yo digo que sí!
Papito adorado: Jamás te olvidaremos, nos dejaste una pena inmensa en nuestro corazones, una herida que no sanará jamás?.
    (Tus hijos, hijos políticos, nietos y bisnietos).

BERTA NOEMI LUQUE de SASSOU
 A la edad de 88 años, el pasado domingo 28 de septiembre se apagó la vida de Berta Noemí Luque de Sassou, causando dolor y pesar entre sus familiares y amistades.
Berta nació en esta ciudad el 20 de marzo de 1920, era hija de Cirila Alfonso y Miguel Luque; creció en la zona de La Vasconia junto a sus hermanos Miguel (f), Pochola (f), Sara (f), Juan Carlos (f) y Angela.
Más tarde vivió en De la Canal donde conoció a José Sassou, de cuya unión nacieron sus hijos José María (f), Carlos (f), Elsa, Enrique, Aldo, Oscar y Osvaldo, a quienes supo guiar por la senda del bien.
Con el transcurrir de los años se fueron uniendo a la familia, sus hijos políticos Isabel Miranda (f), María Castaño, Marta Vecino y Rosa Castaño, con quienes se llevó muy bien y de quienes fue buena consejera. Luego llegaron sus 21 nietos y 16 bisnietos.
?Nos diste tu buen ejemplo de madre y un gran amor de abuela y bisabuela, dándonos fuerza en los últimos momentos.
Nunca te quejaste a pesar de sufrir en tus últimos años, postrada en tu lecho, siempre acompañada por todos tus seres queridos y en especial de Alicia. ¡Nunca te olvidaremos!?.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

PEDRO MARTIN ANGEL
 Con muestras de pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de Pedro Martín Angel, un querido y respetado hombre que contaba con 71 años de edad.
Pedro había nacido el 30 de abril de 1937 en La Rioja. En 1955 se vino a Barker, trabajando en el montaje del horno de cemento. Además, fue delegado del club Deportivo Libertad, de La Calera. Asimismo, hasta sus últimos días integró la comisión de la Peña ?El Palenque?.
En su juventud, en 1960, se casó con Teresa Zulema Vázquez, con quien tuvo tres hijos: Pedro, Gerardo y Alfredo.
Con el transcurrir de los años, su vida se fue alegrando con la llegada de sus nietos: Luján, Claudia Rosana, Daniel Martín, Camila y Tamara; además de sus bisnietos: Alán, Aarón, Uriel y Lautaro.
Toda su familia lo recuerda con cariño y lo llevará eternamente en su corazón.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

OSCAR ALBERTO SALITURI
 El pasado lunes 10 de noviembre dejó de existir Oscar Alberto Salituri, a los 80 años de edad. Sus seres queridos lo recuerdan así:
?Oscar sigue con nosotros. El servicio a la comunidad llega a ser un modo de vida cuando esa vida está orientada por el amor al prójimo.
La sensibilidad de Oscar le llevó a participar de toda obra de servicio a la comunidad para la que fuese convocado. Así fue que con un grupo de amigos que compartían sus ideales, decidieron fundar un club de servicios: el Rotary Club Tandil Oeste, el 27 de noviembre de 1987.
Durante su actuación de veinte años en esa institución, fue su presidente, cumpliendo una brillante función entre 1994 y 1995, destacándose la construcción de baños para el Taller Protegido, la recepción de un grupo de cinco personas como intercambio de grupos de estudios de los Estados Unidos, y la iniciación con el Comité Interclubes Rotarios de Tandil de un proyecto integral para la Universidad, consistente en recibir un profesor de Patología para la Facultad de Veterinarias, etcétera.
Sus enseñanzas y la amistad inquebrantable que supo brindar, hacen trascendente a su persona, de modo que Oscar, aunque hayamos despedido su presencia física, sigue entre nosotros.
El 24 de abril de 1950 ingresó a la Fuerza Aérea Argentina, realizando una excelente carrera militar, que tuvo por epicentro a la Base Aérea Militar Tandil, retirándose el 3 de agosto de 1982 con el grado de suboficial.
Había conformado una linda familia junto a su esposa Laura Maribel Martínez, siendo buen padre de sus hijos Roberto Oscar, Guillermo Alberto y Néstor Horacio; que con el paso del tiempo le dieron ocho nietos y un bisnieto.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque El Paraíso.

GRACIELA BEATRIZ PARDO
 Cuando contaba con 36 años de edad, el pasado 27 de octubre falleció Graciela Beatriz Pardo, y sus seres queridos la recuerdan así:
?Hija: Sé que te fuiste y que no vas a volver más, es inexplicable lo que sentimos, sabemos que pasaste a un mejor mundo y que desde allá nos vas a dar fuerzas para salir adelante.
Sabés que nunca te vamos a olvidar, estarás siempre presente en nuestros corazones.
Te amamos hija. Tu mamá Marta, tus hermanos Jorge y Horacio, tus tres hijos Yanina, Lucrecia y Santiago, tu marido Daniel, tu nietita Milagros y tu yerno Marcos.
Graciela fue una gran persona, supo cosechar muy buenos amigos que también la recordarán por siempre?.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

BEATRIZ MERCEDES MAYORA de PEREZ
 El pasado domingo 9 del corriente falleció Beatriz Mercedes Mayora de Pérez, una querida mujer que contaba con 64 años de edad.
?Mecha?, para sus familiares y conocidos, había nacido en esta ciudad el 28 de abril de 1944. Muy joven se casó con Matías Pérez, con quien compartió 42 años de matrimonio.
De esa unión nacieron sus hijos Sergio Matías y Pablo Daniel, por quienes tenía un profundo amor. Con el paso de los años se incrementó la familia con la llegada de Paula Aros, su hija política, y  de Melany, su adorada nieta, con la que le gustaba conversar y jugar, además de soñar con verla crecer.
Le encantaban las reuniones y encuentros familiares para celebrar cumpleaños y fiestas. Tenía una profunda fe religiosa, que la ayudó a soportar con entereza la cruel enfermedad que no pudo superar pese a los tratamientos realizados, a sus ganas de vivir y a los cuidados de esos maravillosos seres humanos que trabajan en la sala tercera del Hospital ?Ramón Santamarina?.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.
 

JAIME ENRIQUE PIETRARELLI
 Con muestras de pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de Jaime Enrique Pietrarelli, un conocido y respetado hombre que contaba con 83 años de edad.
Jaime había nacido en esta ciudad el 20 de septiembre de 1925, era hijo de inmigrantes italianos: Alfredo Pietrarelli y Zemira Mattioli; además tuvo un hermano, que falleció muy joven en un accidente.
Se crió en calle Mitre al 100, al lado de Casa D´Italia. De joven practicó diversos deportes; fue ayudante de sastre, y después con su tío se dedicó al vivero, que primero estuvo ubicado en  Puente Azul, donde actualmente funciona la estación de servicio y más tarde en la zona de Marconi y Roca.
Había conformado su hogar con Ethel Bottazzi y juntos abrieron un negocio de mercería en avenida Marconi al 1200, donde concurrían modistas de toda la ciudad por lo surtido que estaba y lo bien que lo atendían. Así estuvieron trabajando por espacio de más de veinticinco años hasta que ambos alcanzaron su merecida jubilación.
Hace cinco años que había enviudado y sus cuñados Pedro y Fora fueron los sostenes en su vida solitaria. Asimismo, sus sobrinos Raúl, Marta y Virginia, agradecen la atención de Juan y Norma, y a todos los vecinos que lo acompañaron en los últimos años.
Sus restos, previo velatorio, descansan en paz en el Cementerio Municipal.

JUAN MARIO LOUSTALOT
 A los 68 años de edad, el pasado domingo 9 de noviembre dejó de existir Juan Mario Loustalot, causando dolor y angustia entre sus seres queridos.
?Pirulo? Loustalot había nacido en Azul el 12 de enero de 1940. A los 14 años ingresó al Poder Judicial a trabajar como practicante y al cumplir los 18 fue nombrado como empleado judicial.
Se desempeñó en aquella ciudad hasta 1973, momento en el cual se creó el Primer Juzgado Civil y Comercial de Tandil. Se radicó en esta ciudad junto a su esposa Norma Vassallo; sus hijos Juan Miguel y Bernardo Oscar; posteriormente aquí nacería su tercer hijo: Carlos Abel.
Durante cuatro décadas trabajó en el Poder Judicial con dedicación y docencia. Además, tuvo participación activa en distintas instituciones de nuestra ciudad, como el club Excursionistas, la Asociación Tandilense de Atletismo y peñas folclóricas de Tandil.
Siempre estuvo comprometido con el respeto, con pautas claras y precisas al momento de defender sus ideas;  fue un hombre de pocas palabras, pero de frases rectoras, que supo atesorar y defender el concepto de amistad.
Lamentablemente, una enfermedad terminal hizo que dejara este mundo, rodeado del afecto de sus seres queridos y acompañado por sus nietos, que eran la luz de sus ojos.
?Papi: Cuántas palabras debiera utilizar para poder expresar con merecimiento lo importante de tu siembra. Ojalá el tiempo nos permita emular siquiera una parte importante de todo lo que nos enseñaste.
Dejaste todo para apoyar cada uno de nuestros proyectos y estuviste a nuestro lado siempre. Serás nuestra guía y nuestro norte, poder considerar aquellas frases que siempre expresabas y que tienen vigencia continua en cuanto a la formación de nuestros hijos?.
Sus seres queridos les agradecen a familiares y amigos que estuvieron a su lado en tan doloroso momento.
Sus exequias, previo velatorio, se efectuaron en el cementerio parque El Paraíso.

EMMA ESTER BORSI DE MANERA
El pasado sábado 15 de noviembre falleció Emma Ester  Borsi de Manera, a la edad de 95 años,  en Tandil, donde residía desde los seis años.
Emma había nacido el 1 de enero de 1913 en la ciudad de Dolores, provincia de Buenos Aires; el 21 de septiembre de 1936 se casó con Francisco R. Manera, y tuvieron cuatro hijos: Marta, Francisco, Margarita y Carlos, quienes con el paso del tiempo le fueron dando 10 nietos y 11 bisnietos.
Fue siempre un ejemplo de fe y entereza, tanto para su familia, como para todos los que la conocían. Su amor y su dedicación a la familia quedarán en el recuerdo de sus hijos, nietos y bisnietos.
Partió de esta vida rodeada de su familia en su hogar de la calle Alsina, y descansa en el cementerio parque Pradera de Paz.

AMERICO WALTER GRONDONA
 Con pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de Américo Walter Grondona, un querido hombre que contaba con tan sólo 46 años de edad.
?Cepillo? Grondona había nacido el 29 de enero 1962 en esta ciudad, donde conformó su familia, junto a su mujer Mónica.  Del amor de esta unión, tuvieron a sus dos hijas: Cintia y Yesica.
Durante su juventud incursionó en el deporte, jugando al fútbol, destacándose en Loma Negra y Jorge Newbery, con el que se coronó campeón en 1986. Años después fue árbitro de la Liga Agraria.
Llevaba siempre su sombrero que lo acompañaba a todos lados, disfrutaba del folclore, las películas de cowboy y pasar el tiempo con sus hermanas Eva y Susana.
Todos sus seres queridos lo acompañaron hasta sus últimos momentos, que junto a todos los que lo conocieron y apoyaron, elevan una plegaria por el eterno descanso de su alma.

Dedicatoria
?El 15 de noviembre se apagó la vida de un gran amigo: Walter ?El Cepi? Grondona, como todos lo llamábamos.
No te quise ver así, me quiero quedar con esa imagen tuya sentado en la vereda de Rolón, cuando yo pasaba y te decía: ?San Felipito ¿qué hacés?? y vos me respondías: ?Acá leyendo el periódico?. Como cuando tenías que ir al centro, decías ?me voy a Tandil? y muchos dichos más, como que no ibas a los bailes porque había ?mucha junta?.
Nunca te olvidaré, ni nadie que te apreciaba como yo. Chau amigo, algún día nos vamos a encontrar. Te vamos a extrañar amigo… Chau San Felipito?.
        Edith y ?El Poyo? Cornejo.

ANTONIO GOMEZ RIVA
 El pasado domingo 16 de noviembre falleció Antonio Gómez Riva, de 66 años de edad, y sus seres queridos lo recuerdan de la siguiente manera:
?Bueno… aquí estamos: como extrañando la ausencia de Antonio Gómez Riva.
Cuesta creer que en su lugar de trabajo no lo veamos más… Allí está todo lo suyo… sus herramientas, su campo sembrado, floreciendo trigo, maíz y soja; su casita, tractores, cosechadoras, etcétera.
El galpón, donde Antonio arreglaba cualquier herramienta que se rompiera, él sabía hacer todo… casi hasta lo imposible para salir del paso, y seguir trabajando y produciendo, hombre de carácter fuerte, que supo luchar, para lograr alguna mejora en la justicia.
Se lo vio en las rutas defendiendo la cultura del trabajo honesto… estuvo también en los movimientos, dando apoyo a las buenas costumbres, pidiendo y exigiendo con respeto… por leyes para mejorar el bienestar de la gente común. Sin olvidarse, de que su tiempo más valioso lo atizaría siempre al volante de sus tractores y maquinaria agrícola.
 Para Antonio, hablar de la tierra, y cultivar esos suelos eran palabras mayores. Clavar las rejas en la madre tierra era todo un acontecimiento respetuoso… poniendo en los surcos la mejor semilla para asegurar buena cosecha… él con su mirada, protegía la siembra, muchos años produciendo, trabajando y educando.
Con defectos y virtudes, como todo ser humano, dejando un camino repleto de posibilidades de trabajar bien, cuidando las tierras, las herramientas, las cosecha y la vida.
Y así, casi sin darse cuenta, lo atrapó una enfermedad cruel y terminó su historia a los 66 años. Pero nosotros sabemos que siempre estarás en nuestros corazones y que desde el Cielo nos protegerás y algún día nos volveremos a ver.
Gracias por todo lo que nos enseñaste, aprendimos muchas cosas. ¡Te queremos!?.
      Tu esposa, hijos, nieta y hermanos.

JOSEFA FELICIANA de BORAGINA
 A la edad de 77 años, el pasado sábado 15 del corriente falleció Josefa Feliciana de Boragina, y sus seres queridos la recuerdan de la siguiente manera:
?Desde muy chiquita 18 brazos te cobijaron. Hay Nona, Nona, Nonita… como uno más de tus caprichos te nos fuiste de las manos.
Pero estamos muy tranquilos, porque sabemos cuando miramos al Cielo, que allá arriba un gran amor te estará esperando. ¡Que descanses en paz!?.
Sus restos descansan en el Cementerio Municipal.

TERESA MURRONE de MAREGA                                 
 El pasado lunes 17 del corriente se apagó la vida de Teresa Murrone de Marega, una querida mujer que contaba con 66 años de edad. Su familia la recuerda así:
?Tere: Sólo te decimos hasta luego. Descansa en los brazos de nuestro Señor ¡Te amamos!?.
                                                     (Tu esposo, hijas, nietos y yernos).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario