Necrológicas

JUAN CARLOS SEGUROLA
    Tras una intervención quirúrgica, el pasado sábado 14 del corriente falleció Juan Carlos Segurola, un querido y respetado hombre que contaba con 62 años de edad.
Carlos nació el 8 de febrero de 1947 en esta ciudad; era hijo de Manuel Segurola y Remedios Torrecillas, conformando una familia junto a su hermana Susana.
Cursó sus estudios en la Escuela Nº 7, luego pasó a la Escuela Nº 1 y finalmente en la Escuela de Educación Técnica Nº 1; desempeñó su actividad laboral con Rodolfo Paskvan y más tarde con Carlos Paskvan, con alrededor de 40 años de trabajo, el cual continuaba en la actualidad.
Asimismo, era una apasionado del fútbol, vistiendo las casacas del club Excursionistas, La Movediza, de casas comerciales, en el senior de Jorge Newbery y en el CEF.
Había conformado su hogar junto a su esposa Blanca Urso, sus hijas Verónica y Soledad; sus yernos Francisco Sánchez y Martín Pereyra; al igual que sus queridos nietos Santiago y Luana María Sánchez, quienes lamentan profundamente su partida y elevan una plegaria por el eterno descanso de su alma.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

ELIO DAMIAN FERNANDEZ
    En la trágicas circunstancias que diéramos a conocer oportunamente, el pasado sábado 19 del corriente dejó de existir Elio Damián Fernández, un conocido joven que contaba con 24 años de edad.
Damián había nacido en esta ciudad el 9 de marzo de 1985; era hijo de Patricia Gabriela Masson y Elio Abelardo Fernández, conformando una familia junto a sus hermanos Pablo Santiago y Carla Stefanía.
Había cursado sus estudios primarios en la Escuela Normal ?Gral. José de San Martín? y los secundarios en la Escuela de Educación Media Nº 7.
Era un apasionado por el deporte, por lo que tuvo una extensa carrera como futbolista, vistiendo las camisetas de Independiente de Tandil, Boca Juniors de Capital Federal y Nueva Chicago.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

OFELIA FERNANDEZ  de PORTELA
    El pasado domingo 22 del corriente se apagó la vida de Ofelia Fernández de Portela, una querida y estimada mujer que contaba con 83 años de edad.
Ofelia nació el 16 de enero de 1926 en Santa María Oia, Pontevedra (España); a los 22 años se vino a la Argentina junto a su esposo Indalecio Portela y su hijo Alfonso (f); vivieron la Capital Federal donde nació su hijo Elías.
Al sufrir de asma, la familia decidió trasladarse a esta ciudad, radicándose en la zona rural de La Vasconia, donde dedicó su existencia a los quehaceres domésticos y ayudaba a sus seres queridos en las tareas del campo.
En 1992 se afincó en el barrio de San Lorenzo al 1200, recibiendo el afecto de sus nueras Nilda Iglesias (f) y Liliana Echeguía; sus nietos Daniel, Miguel, Emilio y Ezequiel; su nieta política Marta Erdicoborda y su bisnieta Lucía.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

HECTOR HUGO BERNAOLA
A la edad de 68 años, el pasado viernes 20 del corriente se produjo el fallecimiento de Héctor Hugo Bernaola, causando pesar y tristeza entre sus familiares y amistades.
Héctor nació en Tres Arroyos el 28 de diciembre de 1940; era el menor de siete hijos del matrimonio conformado por Marcos Florencio Bernaola (f) y Cleotina Ibarra (f): Blanca (f), Marcos (f), Nélida, Armando, Celina y Haydeé. No conoció a su padre, que falleció cuando él tenía apenas meses. Tras enviudar, su madre decidió radicarse en esta ciudad, donde tenía familiares.
Cursó  sus estudios en la  Escuela 1 ?Manuel Belgrano?. Tras superar un problema de salud en la adolescencia, comenzó a trabajar.
Fue obrero canteril, se desempeñó como operario en obras viales  y también realizó tareas en Metalúrgica Tandil, donde conoció a la mujer que luego sería su esposa: Ana Rosa Herrero. Se casaron en 1982 y al año siguiente nació su único hijo: José.
Su madre política, Ana Elvira Pérez de Herrero, lo adoptó como a su propio hijo. Y también recibió el cariño de sus hermanos políticos: José, Miguel, Elvira, Raquel, Antonia, Araceli (f) y Mónica.
Años más tarde, tuvo un taller de compostura de calzados; y luego, una despensa.
Problemas de salud volvieron a afectarlo y lo obligaron a jubilarse prematuramente. Sus últimos años los pasó en su casa, acompañado por el afecto de su esposa, su hijo, sus hermanos, hermanos políticos y sobrinos.
Falleció de manera inesperada. Su salud se resintió repentinamente. Héctor sufrió una descompensación por la mañana y debió ser internado. En horas de la tarde, su corazón dejó de latir, lo que causó un profundo dolor entre sus familiares y amigos.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

VICTORIANO OSCAR CAMIO                              
Cuando contaba con 65 años de edad, el pasado sábado 14 del corriente dejó de existir Victoriano Oscar Camio. Sus seres queridos lo recuerdan así:
?Oscar, habiendo luchado con tu cruel enfermedad hasta último momento, nos dejaste envueltos en profundo dolor. Partiste a tu descanso eterno, con tu paciencia. tu tranquilidad, tu humildad; supiste labrar la tierra para sostén de tu familia. Construiste tu hogar con el sudor de tu frente, educaste a tus hijos llevándolos por el camino del bien, de la modestia y la honestidad.
Hoy imaginamos que estás reunido con tus padres y amigos que partieron antes. Permanecerás por siempre en nuestro corazón. Tu esposa, hijos, cuñados, sobrinos y demás familiares rogamos por ti y te recordamos a cada instante?.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

ORLANDA ASUNCION BURLA de PARRA
A la edad de  83 años, el pasado jueves 19 del corriente se apagó la vida de Orlanda Asunción Burla de Parra, causando dolor y angustia entre sus seres queridos.
Nacida el 14 de mayo de 1926  en Mar del Plata.  En el seno de una familia de inmigrantes italianos; era la menor de varios hermanos.
Después de su casamiento con el comerciante tandilense Roberto Gregorio Parra en 1946, residió en Salta durante 10 años; para luego volver definitivamente  a esta ciudad hacia 1957. Durante muchos años vivó en el barrio de 9 de Julio y Arana; mientras que los últimos 30 años los pasó en el barrio de Rivadavia y Constitución.
Se dedicó siempre a tareas del hogar, cuidando y educando a sus 2 hijos; además deja numerosos nietos y bisnietos.
Sus restos descansan en el Cementerio Municipal.

BLANCA CELIA PEREZ de GALASO
El pasado lunes 16 del corriente falleció Blanca Celia Pérez de Pérez, una querida y estimada mujer que contaba con 85 años de edad.
Blanca había nacido en esta ciudad el 16 de septiembre de 1924; en su niñez concurrió a la Escuela N° 1 para cursar sus estudios primarios y vivió aquí hasta 1948, año en que contrajo matrimonio y pasó a radicarse a la provincia de Mendoza.
Su familia estuvo compuesta por su esposo y dos hijos, con quienes, por razones laborales estuvo ausente de nuestro medio por largos años, retornando a Tandil en 1978.
Fue una mujer que vivió rodeada de amistades que la querían y prodigando amor y calidez a sus allegados, quienes supieron disfrutar de su trato ameno y cordial hasta sus últimos días.
Hoy descansa en paz, pero su recuerdo vivirá en los corazones de quienes han tenido el privilegio de conocerla y disfrutar de su compañía.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

EDUARDO OSCAR GUFFANTI
    El pasado sábado 21 del corriente falleció Eduardo Oscar Guffanti y sus seres queridos lo recuerdan así:
?Para muchos que nunca tuvieron el placer de conocerlo, les voy a presentar a Eduardo Oscar Guffanti, mi abuelo, que nació en Tandil hace 91 años atrás cuando aún no había asfalto ni televisión…   
El era el menor de ocho hermanos y toda su vida se dedicó al oficio de carnicero y hasta logró construir con muchísimo esfuerzo su propio mercado.
Un día como cualquier otro, conoció una hermosa mujer con la que decidió armar su familia y ser padre de seis increíbles hijos.
Fue un hombre que a donde iba llamaba siempre la atención por su frescura, su alegría, sus ganas de vivir, por sus cuentos y por sus anécdotas.
Para mencionar todas y cada una de las cosas que él vivió a lo largo de sus 91 años, necesitaríamos por lo menos un diario entero, pero todo queda resumido en una sola frase: ?que vivió la vida como nadie?m que tuvo decepciones, alegrías y tristezas, pero que siempre tuvo lo principal, que fueron sus afectos… hijos que lo amaron incondicionalmente y nietos que siempre lo admiraron.
Fue una gran persona, que a todo le encontraba el lado positivo y que jamás dejó que los años le ganaran a sus ganas de salir a bailarse un tango.
Nunca te vamos a olvidar y siempre vas a estar presente en cada uno de nuestros corazones cuando escuchemos un tango, cuando abramos una cerveza y brindemos por lo hermosa que es la vida o cuando nos acordemos de tus grandes dichos.
Nos vas a hacer mucha falta pero sabemos que hoy más que nunca nos estas mirando desde el Cielo, nos estas cuidando y cada vez que nos veas ?caer? vas a estar ahí al lado para decirnos: ?bueno bebé, no pasa nada… levántate y seguí?.
Para terminar, creo que si hoy él estaría acá y le pidiéramos que diga una frase  describiendo como siente que vivió su vida, citaría esta parte de la canción ?A mi manera?, diciendo: ?tal vez lloré, tal vez reí, tal vez gané o tal vez perdí… ahora sé que fui feliz y todo fue… a mi manera?.
Te amamos con el alma: tus nietos.

CARLOS OSCAR MENGUCCI
    A los  67 años de edad, el pasado sábado 21 del corriente falleció Carlos Oscar Mengucci, y sus seres queridos lo recuerdan así:
?Fuiste muy valiente, desde chico cuando perdiste a tu mamá. Trabajador, has hecho de todo en tu vida. Durante mucho tiempo trabajaste prediciendo el clima… que ironía, nadie predijo que nos ibas a dejar tan pronto.
Inesperadamente hoy ya no estás con nosotros, por lo menos no tu cuerpo, pero sabemos que estás en cada suspiro, en cada rincón.
Todos te recordamos a cada segundo y yo, papito mío, te voy a decir lo último que sé, que me escuchaste decir minutos antes de tu partida ?dormí papito?, y por favor dame fuerzas para volver a sonreír?.
                                   (Tu hija Rebeca).
Te recordamos profundamente mamá, tus hijos Guillermo, Sebastián y Rebeca. Tus nietitas del alma Morena, Juli y Cami, tus hermanos Jorge y Mario, tus hijos políticos Marcela y Pablo, tus cuñadas Stella y Grisel y seguramente cada persona que te conoció.
 Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

SILVEIRO CANTALICIO                                              
    El pasado miércoles 18 del corriente dejó de existir Silverio Cantalicio, un querido y respetado hombre que contaba con 90 años de edad.
Don Silveiro fue un hombre muy trabajador, durante toda su vida desempeño tareas rurales en la zona de La Pastora. Trabajó para la familia Gogorza, en el campo de Francisco Artola y durante 50 años trabajó  y vivió con la familia Recalde.
Fue un hombre muy querido, un gran amigo de sus amigos, siempre dispuesto a dar una mano a quien lo necesitara. No se casó ni tuvo hijos, pero los Recalde fue su familia, quienes lo quisieron como un integrante más de la misma y hoy sienten, luego de tantos años, un profundo dolor por su partida.
Tuvo una vida hermosa, fue siempre muy fuerte, nunca había enfermado hasta ahora, siempre se caracterizó por ser una excelente persona.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

AGUSTINA ANASTASIA USTES de AMICI                         
    El pasado viernes 13 del corriente se apagó la vida de Agustina Anastasia Ustes de Amici, una querida y apreciada mujer que contaba con 80 años.
?Tita? había nacido en esta ciudad el 28 de agosto de 1929; y desde siempre se dedicó a los quehaceres domésticos; se casó con Raimundo Amici (f) y tuvo dos hijos: Héctor y Roberto,  a quienes les infundió su visión positiva de la vida.
Con el transcurrir del tiempo, llegaron sus hijas políticas Teresa y Mónica, además de sus adoradas nietas: Agustina, Natalia, Mariela y Carolina; al igual que sus bisnietos Juan Ignacio y Magalí.
Fue una persona que cuidó de su familia con mucho esmero y responsabilidad, hasta que una repentina dolencia la apartó de este mundo.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

JUAN CARLOS MORENO
    Tras sufrir una dolencia cardíaca , el pasado miércoles 11 del corriente falleció Juan Carlos Moreno, un conocido hombre que contaba con 63 años de edad.
Juan Carlos nació en esta ciudad el 3 de octubre de 1945; y desde muy joven dedicó su actividad laboral al armado de galpones, tambos, cisternas, por espacio de 30 años fue empleado de la empresa Paz Hermanos, granjeándose del afecto y el cariño de compañeros y patrones.
Había conformado su hogar junto a su esposa Angela Cristina Jesa, sus hijos Sandra Cristina y Carlos Ceferino y su nieto Sarai.
Su vida se caracterizó por ser un buen vecino, fiel amigo, y en quienes hoy ha dejado un profundo dolor.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario