Nicolás Sorbi: “Quería darme el gusto de vivir del rugby”

Nicolás Sorbi ofició, hasta hace días, de embajador de Uncas Rugby Club en el exterior.

Dispuesto a vivir del deporte que ama aunque sea de manera efímera y de conocer otras latitudes, aceptó la oferta del Cascais, de la primera división del rugby portugués, y emprendió el viaje rumbo a la Península Ibérica.

Ya de regreso en su ciudad y vistiendo nuevamente los colores de Uncas, ‘Nico’ Sorbi dialogó con El Eco de Tandil contando detalles de su enriquecedora experiencia en el Viejo Continente:

-¿Qué balance hacés de tu experiencia en el exterior?

-Muy positivo. Primero que nada tuve la posibilidad de jugar a otro nivel, de dedicarme solo a entrenar  y competir, y eso es muy lindo. Después, la experiencia de estar solo seis meses en otro país, conocer gente nueva, viajar, ver otras costumbres. Cosas que no me voy a olvidar nunca más, así que volví muy contento.

-¿Qué te impulsó principalmente a irte?

-Creo que el sueño de vivir del deporte que amás lo tiene cualquier deportista, aunque sea por unos meses. Hace un tiempo había dejado pasar una oportunidad para poder terminar la cursada  de la facultad.  Y ahora, habiendo terminado, era más fácil. Lo que me impulsó fue tener la a posibilidad de  jugar otro rugby, y más que nada de viajar y conocer otros lugares.

-¿Cómo ha sido esta temporada para vos? ¿Y para el equipo?

-Ha sido una temporada muy larga, antes de cerrar el año con el club (Uncas RC), surgió el viaje, me acoplé al equipo de Portugal cuando iban 3 o 4 fechas. Es un torneo largo, donde se juega un torneo principal, y a la vez la Taza, que es la copa de Portugal.
El equipo creo que anduvo bien, es un club con historia dentro de Portugal, que ha sido pentacampeón en los años ‘90,  que ha pasado hace poco tiempo por la segunda división, y que hace varios años viene trabajando duro para volver a estar en la élite del país. Aunque el objetivo y el sueño de todos era salir campeones, se han logrado cosas muy importantes, como ganarle al campeón después de más de diez años, llegar a semifinales y terminar terceros después de 18 años, creo que ha sido muy bueno.

-¿Te sentiste cómodo en el grupo?

-Sí, me he sentido muy bien, son todos chicos que trabajan o estudian, que le dedican mucho tiempo a entrenarse y a estar bien físicamente.

-¿Qué tipo de rol cumpliste en el equipo?

-Cumplía un rol normal, como cualquier jugador, pocas veces me tocó la responsabilidad del juego con el pie, porque el equipo tenía un muy buen pateador. En cuartos de final, él venía con una pequeña molestia, nos encontramos con que no iba a jugar, pensando en las semifinales, me tocó patear, y por suerte me fue bien.

-¿Cómo te adaptaste a la vida en Europa y al rugby portugués?

-La vida es muy tranquila, es una ciudad que pertenece a Lisboa, es bastante chica y bonita, con una linda costa. Solo tenía que dedicarme a entrenar y jugar, así que muy bien.
Con respecto al juego, lo encontré más físico, con jugadores de gran tamaño y con un nivel mayor a lo que esperaba. Por suerte, pude adaptarme rápido.

-¿Hay otros argentinos en el club o en el torneo?

-En mi club estaba Diego Jiménez, un amigo del club Comercial de Mar del Plata y del seleccionado. El ya había jugado hace unos años en el club, y fue el enlace para que termine allá. En otros clubes había un par de argentinos, pero no tanto como en otros años, según me contaron ellos.

-¿Qué objetivos te has ido planteando?

-El objetivo cuando llegué era adaptarme  rápidamente y poder jugar todos los partidos de la mejor manera. A nivel equipo, el objetivo era llevar al club a lo más alto del rugby portugués, nos quedamos cerca, en semifinales, pero con la cabeza en alto y con una buena imagen.

-¿Qué tipo de nivel encontraste en la primera portuguesa?

-Más alto de lo que esperaba, con 3 o  4 equipos que por encima del resto, que proponían un muy buen rugby.

-¿Está muy lejos de las principales competencias europeas de clubes?

-Por torneo europeo, el campeón portugués jugó contra el campeón español y le ganó, como para tener una referencia. Después, con otros torneos profesionales es difícil comparar, ya que son 100% profesionales, y en Portugal la mayoría de los  jugadores es amateur. Casi todos los equipos contaban con refuerzos extranjeros, pero el 80% es amateur. Creería que de las principales copas europeas están bastante lejos.

-¿Tenés arreglada una continuidad en ese club?

-No. Mi idea era hacer solo una experiencia y volver a mi club. No hay nada como jugar en tu casa y con amigos.

-¿Seguías la actualidad de Uncas desde allá?

-Sí, seguía constantemente la actualidad del club, hablaba con jugadores y entrenadores a menudo. Si bien los resultados no nos han acompañado, seguimos creciendo, con mayor cantidad de jugadores y con un grupo muy unido.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario