No a extender la agonía

?En algunos países se conoce a esta ley como ´Ley de voluntades anticipadas´ y se trata de que una persona que se encuentra con una enfermedad en estadio terminal puede negarse a recibir tratamientos invasivos como quimio, radioterapia, por ejemplo; pero no se va a poder negar, porque en eso los médicos vamos a estar protegidos, es a recibir tratamiento para el dolor, nutrición e hidratación.
También puede haber dejado sentado frente a escribano público y testigo estando en plena lucidez, que si por alguna razón quedara en estado vegetativo se le retiren todos los aparatos que mantienen en forma artificial su vida?, comenzó diciendo el doctor Germán Poiman.
-¿Cómo se sabe que se está frente a una enfermedad terminal?
-Arriban a ese diagnóstico el médico o el equipo tratante frente a una enfermedad avanzada, progresiva, incurable e irreversible y mortal a corto plazo. Esa es la definición a la que se atiene esta ley.
-¿Y el estado vegetativo?
-El estado vegetativo persistente es la condición de salud que impide cualquier tipo de expresión de voluntad de parte del paciente por encontrarse en un estado de inconciencia en el cual no existe ninguna función cortical o cognitiva del cerebro, lo que se denomina muerte cerebral, para lo cual no existe una posibilidad realista de recuperación, de acuerdo a los estándares médicos establecidos. En base a estos dos conceptos, la persona va a poder manifestar que ante una situación como las citadas no quiere que se le haga absolutamente nada.
-¿Qué diferencia existe entre la ?voluntad anticipada? y la eutanasia?
-La fundamental es que la eutanasia es una muerte asistida o piadosa, por ejemplo, cuando se pide a alguien que le ayude a morir, por una inyección o la forma que fuere. No es éste el caso, por eso hago hincapié en lo que es una enfermedad en estadio terminal, un estado vegetativo persistente, porque son dos cosas diferentes.
En la eutanasia hay una acción destinada a provocar la muerte y creo que hay que ser muy cuidadoso en esto porque en la sociedad se va a instalar un debate sobre las diferencias.
-¿Hay países que ya tienen esta Ley de los Derechos de los Pacientes?
-Sí, México, Uruguay, España y acá en el país tenemos en Río Negro una ley provincial que es la de las directivas anticipadas y también en otros lugares como Formosa y Chaco.
-¿Cómo la ve usted como médico?
-Hasta donde me pude informar a través de los medios capitalinos, creo que son varias cosas a tener en cuenta, por ejemplo el consentimiento informado, que era que antes de una cirugía, como paciente, debía firmar autorizando la cirugía y desligando responsabilidades sobre el equipo tratante de cualquier cosa que pudiera ocurrir sobre la cirugía, esto era algo que no toda la gente leía a conciencia o preguntaba de qué se trataba. Ahora va a estar reglamentado y ante una internación va a ser necesario firmar el consentimiento.
-¿Antes de esta ley ese consentimiento tenía algo que ver con ponerse a resguardo de un futuro juicio por mala praxis?
-En cierta forma sí. Esta ley va a tener que estar bien instrumentada, porque desde el punto de vista de los pacientes está perfecto el reconocimiento de sus derechos y creo que las comunidades médicas van a analizar punto por punto esta ley para ver en qué también puede perjudicar el accionar médico o deteriorar una relación médico-paciente que de hecho ya está bastante deteriorada, porque con todo esto de los juicios de responsabilidad médicas, los profesionales están a la defensiva, aunque creo que será buena.
-¿Qué pasa con usted?
-Yo vengo poniendo en práctica el hecho de que sugiero, propongo un tratamiento, pero el paciente está en todo su derecho de no aceptarlo por las razones que sea. Obviamente esta ley va a reglamentar todas estas circunstancias, porque el médico puede decir ?bueno si no acepta, no me hago responsable de las consecuencias?, entonces el paciente queda en un estado de desamparo y muchas veces por no contradecir al médico puede decir que ?sí?, sin estar convencido. Yo soy muy respetuoso de las decisiones de los pacientes, cuando puedo lo charlo con él o  con la familia porque si está en estadio terminal, y nada de lo que haga desde lo oncológico específicamente va a modificar el pronóstico y el curso de la enfermedad? hacer algo de eso esto puede ser extender la agonía, pero lo que nunca dejo de lado es la calidad de vida.
-¿Lo que plantea esta norma es ético?
-Creo que todo lo que sea respeto por los derechos del ser humano, es ético, estoy convencido. Creo que esta ley ha reforzado el derecho del paciente.
-¿Qué pasa con el juramento hipocrático?
-Puedo decir, bien, esto es por los derechos de los pacientes, pero ¿qué hay con los del médico? Lo resumo de esta manera, mi derecho termina donde comienza el derecho del otro.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario