No se queje si no se queja

En la avenida Perón al 1400, entre Arana y Uriburu, la demolición de una antigua edificación genera complicaciones entre los habitantes de la zona.

En un mail enviado a este espacio un vecino reconoció que “se puede lidiar con el estruendo de los martillos neumáticos en horarios de descanso, pero no con la inseguridad y la mala señalización”.

Dijo que luego de reiterados llamados al Municipio “nadie se hizo eco de mi reclamo”, por lo que utilizó el espacio a la espera de una respuesta satisfactoria.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario