No se queje si no se queja

En representación de varios vecinos, una ciudadana hizo llegar la situación que padecen a miqueja@eleco.com.ar en el cual se refirió a la problemática por fiestas en la calle Buzón al 600.

Al respecto, detalló que “los divertidos muchachos volvieron a realizar sus fiestitas sin importarles nada de lo que sucede a su alrededor. Con total desparpajo los menores se movilizaron con sus ruidos desde la medianoche.

Se les llamó la atención y como buenos irrespetuosos, desafiantes y provocadores que son, continuaron con el interminable batifondo…

Por lo que a eso de las 3 de la mañana se llamó al 911, de ahí recomendaron llamar al 113, donde dijeron que enviarían una guardia para supervisar esta cuestión. Si la guardia llegó o no, es imposible asegurarlo, ya que estos muchachos continuaron con lo suyo hasta casi las cinco de la mañana, para continuar largo rato en las veredas vecinales con su despedida ruidosa y desafiante.

¿Qué hacer con muchachos a los que ni se les puede llamar la atención, ni se los puede tocar?”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario