No se queje si no se queja

Según contó una vecina a través del espacio, las veredas de ambos lados de la calle Moreno al 1000, entre avenida Marconi y Garibaldi, se encuentran intransitables. “No tienen baldosas, están desparejas, hay pedazos de concreto levantado por las raíces de los añejos y descuidados árboles que 'ornamentan' la cuadra, senderos con césped a sus costados, por lo que es peligroso que transiten ancianos, embarazadas, niños pequeños, así como también se dificulta el paso con cochecitos de bebés”, graficó María de los Angeles.

Indicó que “de un lado está un vivero, y del otro el predio de un organismo provincial. Es decir, de un lado está la impunidad por ser sus propietarios vecinos célebres del pueblo y, del otro, la impunidad por ser parte de un organismo estatal”.

Luego se preguntó: “¿No existe alguna ordenanza que obligue a que los propietarios, privados y públicos, arreglen las veredas para que todos los ciudadanos que contribuimos con nuestros impuestos podamos transitar libremente y sin peligros? Si existe, sería bueno que la hagan cumplir”.

En un mail enviado a miqueja@eleco.com.aradjuntó una serie de imágenes que sustentan el reclamo y aclaró que fueron tomadas hace casi un año, en febrero de 2013. “Ahora, como es de suponer, la situación está peor”, cerró.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario