No se queje si no se queja

La vecina Silvina Basso utilizó el espacio para transmitir una recurrente preocupación.

Expresó que a pesar de varios reclamos, cada vez están más altos los pastizales de calle Salceda al 1700 a mitad de cuadra entre Rosales y Labardén, sobre vereda par y Labardén al 200 (terreno en L).

El peligro es que en el verano siempre se prende fuego (con el riesgo de los patios vecinos) y además hay arañas, roedores entre otros.

“Al no conocer a los propietarios espero que alguien pueda hacer algo (el año pasado gracias a la publicación en sus medios logramos que lo cortaran inmediatamente). Gracias”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario