Pablo Bossio afirmó que el Municipio tiene una política discrecional con muchos clubes

El Ejecutivo no le permitió a Santamarina extender por seis meses la prórroga del uso de la cancha de fútbol del Hípico

Días atrás el coordinador de divisiones menores del club Santamarina se reunió con el secretario de Gobierno, Matías Civales, para solicitarle formalmente la prórroga del uso de la cancha de fútbol del Hípico. Ante la negativa del Municipio, el presidente de la entidad, Pablo Bossio, manifestó las dificultades que esta situación les genera y la falta de compromiso con los clubes para que puedan desarrollar su infraestructura deportiva.
El concejal del PJ-Frente para la Victoria dialogó con El Eco de Tandil y recordó que la cancha fue construida en ese predio por Santamarina hace alrededor de 6 años para que las divisiones menores e infantiles pudieran competir cada 15 días las veces que les tocara jugar de local. Sin embargo, el enojo surge a partir de que la prórroga fue solicitada por 6 meses dado que el predio del club, ubicado en el ex ISER, está en desarrollo y aún no pudieron avanzar con la obra de vestuarios.

El justificativo ante la negativa del pedido fue que esa cancha se iba a desmantelar y que incluso el alambrado perimetral, que en su momento también colocó Santamarina con recursos de quien en aquel entonces era el gerenciador, iba a ser utilizado para dividirlo del predio contiguo.

No obstante, esta novedad llamó la atención de la dirigencia del club ya que hacía alrededor de una semana que el presidente de la entidad le había solicitado al propio intendente Migue Lunghi que les brindara la posibilidad de contar con ese campo de deportes durante seis meses.

En este caso, Bossio precisó que no habían podido avanzar con el campo de deportes por cuestiones presupuestarias. Además, argumentó que se encontraban pagando un alquiler importante del estadio San Martín y que están encarando una obra comprometida como son las bases para la tribuna. Todos estos proyectos los llevó a sustituir recursos destinados a su propio campo de deportes para el que utilizan como escenario en la B Nacional.

Falta de respuestas

Por estos días las autoridades del club están determinando los pasos a seguir ante esta compleja situación que les genera serios inconvenientes. Es que la postura del Municipio los tomó por sorpresa ya que en su momento Santamarina destinó recursos para esa cancha de fútbol y “no fue valorado como corresponde”.

Así es que decidieron hacer una reunión de comisión directiva con los padres y con la Liga Tandilense de Fútbol, debido a que tampoco les brindaron una alternativa. En este sentido, Bossio le achacó al Ejecutivo que deje librado al azar la solución que cada club encuentre para conseguir un lugar destinado a las competencias.

El concejal del FPV recordó que la dificultad por acceder a su propio predio no es sólo una problemática de Santamarina sino que hay muchos clubes que no tienen cancha para hacerlo, como es el caso de Defensores del Cerro, Villa Aguirre, Unión y Progreso, que también está en un proceso en el que se le dificulta conseguir campo de juego.
Por otro lado, le llamó la atención que se hable de la necesidad de desarrollar otras actividades deportivas en ese predio cuando en el verano no se pudo poner en funcionamiento la pileta del Hípico, “la misma que Santamarina ponía en funcionamiento todos los años con un esfuerzo muy grande, pero con el acompañamiento de muchas instituciones”.

Falta de planificación

Otro de los puntos importantes que subrayó el presidente de Santamarina es que observa que los esfuerzos que hace el Municipio no existen o no están. Puntualizó que hay recursos que se destinan, pero sin planificación. Esta situación denota “una política discrecional con muchos clubes y eso es lo que no puede suceder”.

En definitiva, indicó que desde la dirigencia avizoran que se toman decisiones y se dejan a los clubes a la deriva.

A pesar de que adelantó que van a resolver este problema, argumentó que hay una absoluta falta de interés en desarrollar una política deportiva a largo plazo así como a comprometerse con los clubes para que puedan desarrollar su propia infraestructura deportiva.

Las propuestas

Durante las últimas semanas, en su cargo de concejal, Bossio presentó distintas alternativas y realizó una mención sobre esta situación en relación a los clubes que llegan de pretemporada a Tandil y se encuentran con campos deportivos que no son los más adecuados para el nivel de exigencia que requieren los equipos de primera división.

Por lo tanto, se observa una absoluta falta de planificación y como club, en este caso, “somos víctima de esta situación”, dijo.

Estadio San Martín

En lo que respecta a las obras que se están llevando a cabo en el estadio General San Martín donde Santamarina disputa los partidos de la B Nacional, también existe otra situación compleja. Por un lado, los trabajos en la tribuna Mestelán están finalizados en cerca de un 95 por ciento, aunque restan algunas tareas de pintura que fueron contratadas por la Liga Tandilense de Fútbol a la firma Edgardo Vázquez.

Por otro lado, los recursos destinados a las tribunas no pasaron ni por la Liga de Fútbol ni por Santamarina sino que el Municipio los destinó a la firma Shap de la ciudad de Pilar. “Habría que averiguar si alguna empresa de Tandil podría haber hecho ese trabajo porque ahora hay un costo de flete muy alto”, se preguntó Bossio.

Santamarina se comprometió en hacer las bases de esas tribunas y están en un proceso de selección de contratistas ya que el que había escogido no pudo avanzar cuando tenía que hacerlo por cuestiones pertinentes a la propia empresa.

No obstante, indicó que se trata de una obra de grandes características en términos económicos y que como club pensaban que era de menor envergadura y por eso se habían comprometido con las bases para las tribunas. Por lo tanto, manifestó que se dificulta para un club como Santamarina poder llevar adelante esa obra, teniendo en cuenta que no cuentan con su propio campo de deportes.

Bossio advirtió que para el Municipio es más fácil decir que no se puede avanzar con esa obra que efectivamente ponerse a trabajar en ese tipo de cuestiones, por lo que la realidad es que las bases las van a colocar cuando presupuestariamente cuenten con los recursos.

Para este objetivo, desde la institución le propusieron que el Municipio los acompañe para la organización de algún evento deportivo durante el verano, que ayudara a la entidad a generar recursos pero no hubo ningún tipo de respuesta.

En definitiva, Bossio reflexionó que como club están muy solos en términos de acompañamiento del Estado municipal, aunque por supuesto que “no estamos solos en cuanto a la gente, porque ellos nos acompañan, así que trataremos de apostarle lo máximo que podamos al fútbol y al deporte de Tandil”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario