Pablo Vallarino afirmó que hay “preocupación” en la industria del turismo

El titular de Buquebus Tandil, Pablo Vallarino, manifestó la gran preocupación que atraviesan los prestadores de la industria del turismo ante “las distintas trabas” al dólar, profundizadas en los últimos días ante la resolución del Banco Central, que redujo a la mitad el cupo diario para el giro de divisas al exterior, lo que repercute en los trabajadores del sector. “En agencias de turismo, hay más de 26 mil personas trabajando en todo el país y que, en este momento, están semi paradas”, advirtió.
En diálogo con El Eco de Tandil, aseguró que la medida, que fue comunicada a los bancos que operan con distintas agencias, incluye la reducción de 150 mil a 75 mil dólares por día, siguiendo los pasos de lo sucedido con las empresas importadoras.
En consecuencia, advirtió que la disposición fue recibida con “preocupación” en la industria turística, aunque por el momento sólo afecta a las grandes agencias, que son las que tienen un giro diario superior a los 75 mil dólares.
En consecuencia, describió que los prestadores están tomando distintas medidas, en cada caso particular, para enfrentar este panorama.
El titular de Buquebus Tandil habló además sobre las expectativas frente al nuevo escenario político y admitió que están convencidos -según las distintas charlas que mantienen entre colegas- de que “a partir del 11 de diciembre se va a despejar, pero lo que no sabemos es si se va a resolver. La falta de dólares es una realidad”.
Sea el candidato por el Frente Cambiemos, Mauricio Macri; o por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, desde la industria del turismo admitió que esperan que “ya el 23 de noviembre muestre qué hará a partir del 11 de diciembre”.

El actual
panorama
-¿Cómo se presenta el panorama de reservas y adquisición de paquetes turísticos de cara a las vacaciones, teniendo en cuenta el contexto electoral?
-Nosotros estuvimos trabajando de forma normal -si se puede decir- hasta el viernes previo a las elecciones. Desde el lunes, realmente cambió con la nueva disposición del Banco Central, que bajaba el límite de transferencias al exterior a 75 mil dólares diarios, por empresa mayorista. A partir de ese momento y viendo lo que teníamos ya reservado, cobrado y pendiente de giro al exterior, se determinó dejar de cobrar nuevas reservas en pesos, cuyo ingreso de los pasajeros sea superior a los 30 días, a partir de la fecha de cobro.
-¿Esto generó preocupación en el sector?
-Sí, hay una preocupación muy importante en el sector y, cada uno, está tomando distintas medidas. En cada caso, cada operador, está tomando medidas preventivas que difieren de acuerdo a la situación de cada empresa. El que tiene más o menos compromisos en el exterior, y a quienes les alcance el cupo de los 75 mil dólares y a quienes no. A las empresas más chicas les alcanza para seguir operando; no de una manera normal porque de todas formas es todos los días, porque en definitiva hace 10 días se cambiaron las condiciones en las cuales veníamos trabajando.
Por eso, están todos muy cautos a ver si se vuelven a modificar. Entonces nadie quiere tomar más compromisos de los que puede cumplir. Es una cuestión de hechos; no es especular sino que simplemente a uno le entregan pesos a un tipo de cambio oficial y cuando los va a transferir al exterior tiene que esperar a que el Banco Central le autorice esa transferencia. En caso de no poder hacerlo ya tiene un conflicto con el prestador del servicio en el exterior y aquí con el cliente. Entonces, ante esta incertidumbre, cada empresa o cada compañía está tomando los recaudos que amerita.

El escenario
a futuro
-¿Usted considera que se va a aclarar el panorama después del 10 de diciembre?
-En realidad, y esto es ya hacer futurología, cuando hablamos en el negocio con los chicos o con quienes nos atienden en Buenos Aires, estamos convencidos de que luego del 11 de diciembre se va a despejar, pero no sabemos si se va a resolver, la falta de dólares es una realidad.
Entonces, de acuerdo a quién gane el 22 próximo, vamos a tener un panorama de lo que va a pasar el 11 de diciembre, pero no sabemos si va a estar resuelto o no este inconveniente, o si se va a poder seguir operando.
Hoy, las compañías aéreas también están tomando sus recaudos, siendo muy cautelosas, y vendiendo tarifas normales hasta 90 días y, a partir de ahí, los precios se duplican o se triplican, tratando de que la gente tampoco lo compre o, si lo compra, lo haga a un precio que le permita a la compañía cubrirse. Esa es la realidad.

La política y los
viajes al exterior
-Desde su perspectiva, ¿qué pasaría con los viajes al exterior si gana uno u otro modelo?
-Desde el día posterior a las elecciones estoy leyendo a los actores económicos de ambos espacios. Haciendo un poco de futurología, el candidato de Cambiemos expresa que saca todas las retenciones, las percepciones e impuestos que tenemos, no sólo en nuestra actividad sino en todas y unifica el tipo de cambio a un dólar `X´. O sea, si el dólar -de pronto- se va a 13 pesos, pero sacan el 35 por ciento, los valores al público simplemente tendrían una variación de un 3 ó 4 por ciento.
Y en el caso del otro esquema, es decir, si gana el FPV, dicen que va a ser más gradual, que seguiría todo igual, pero se iría incrementando el tipo de cambio o no sabemos.
Insisto, la realidad es que no importa lo que diga cada uno, hay que saber de dónde van a venir los dólares y a qué precio, porque nosotros, todo lo que es dentro de la Argentina, inclusive el caso de Uruguay por tener el transporte fluvial, lo estamos comercializando con cierta normalidad. Todo el resto hay que girar los dólares, entonces, eso sí o sí depende de cuál sea la política económica y monetaria del próximo presidente, sea quien sea.
Entonces, es hacer futurología, el 22 si gana uno u otro, lo que nosotros esperamos es que el 23 ya muestre qué va a hacer a partir del 11 de diciembre porque es una industria en la que hoy, en agencias de turismo, hay más de 26 mil personas trabajando en el país y que en este momento están semi paradas. Esto es un día a día, realmente estamos trabados, pero es parte de lo que está sucediendo”. u

******SEC1******
“Es un momento de mucha
incertidumbre y cautela”

Frente a este contexto, el titular de Buquebus Tandil confirmó que “es un momento de mucha incertidumbre el que estamos viviendo y creo que lo que está primando dentro del sector es la cautela y que no pase lo que ha pasado en otras épocas”.
Por lo tanto, admitió que están a la espera de conocer cuáles serán las medidas que implementará el próximo Gobierno para poder “salir de esto. Creo que hoy todo el mundo sabe que no hay dólares, que hay un atraso cambiario y, de acuerdo a cómo se solucione, nos va a afectar de distintas maneras a cada uno de los rubros”.
Señaló en ese sentido que “todos tenemos en nuestros negocios un componente de productos importados. En mi negocio hoy es muy alto; en otros no tanto, pero hay que esperar. Hoy hay productos que todavía se están pudiendo comercializar, todo lo que es Uruguay, Argentina, se está vendiendo. El resto, hay algunos que sí; otros que no. Pasajes aéreos se están vendiendo a corto plazo con normalidad, cruceros con salida de Buenos Aires, por ejemplo, se está vendiendo con normalidad”.
Remarcó que “lo que afecta casi en un ciento por ciento es a los servicios terrestres en el exterior, es decir, el hotel, los traslados, las excursiones afuera, todo ese tipo de cosas. Para dar un ejemplo, en Estado Unidos tenés los aéreos, pero cuando llegás, tenés el alquiler de auto, alojamientos, entradas a los parques, todo eso hoy se está manejando con muchísima precaución porque lo cobramos y tenemos que girar de manera inmediata al exterior para pagar y es en lo que hoy estamos complicados”. u

******SEC2******
LAS PERSPECTIVAS PARA LAS VACACIONES DE VERANO
“Este parate va a continuar
de acá al 23 de noviembre”

Ya de cara a la temporada estival, Pablo Vallarino calculó que de acá al 23 de noviembre, “este parate va a continuar y se va a profundizar”. Sostuvo en ese sentido que “hoy la gente está esperando y además uno lo percibe. Hablando con los clientes y con la campaña que se ha lanzado bastante agresiva, eso genera también malhumor, pone a la gente a la defensiva y están todos esperando a ver qué pasa”.
Por lo pronto, informó que el destino más consultado es “Brasil, con la devaluación de este año y con lo que estalló en los medios de que se iba a abaratar, realmente fue un destino muy consultado y muy comercializado”.
También, como todos los años, mencionó otros destinos consultados como “Caribe, Estados Unidos, hay de todo un poco. La gente en general busca los programas de playa, es lo más vendido año tras año”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario