Padres del Jardín 916 piden que vuelva una maestra que fue acusada de maltrato

Un grupo de docentes del Jardín de Infantes 916, situado en San Francisco al 2100, en el barrio 25 de Mayo, se congregaron ayer en las puertas de la institución para hacer público a través de El Eco de Tandil su apoyo hacia una docente que fue acusada de maltrato y separada del cargo.
La denuncia hacia la maestra fue realizada por la madre de un alumno que concurre al jardín de infantes del paraje El Solcito y desde ese momento fue separada de su cargo en ese establecimiento educativo y del que tenía en el Jardín 916.

Un centenar
de firmas
Los padres de los niños que concurren al Jardín 916 confeccionaron una nota que van a presentar en Inspección para pedir la restitución al cargo de la maestra Carolina Lugones y la misma fue firmada por un centenar de personas, entre padres de ambas instituciones y docentes que la apoyan.
En la misiva pidieron “la incorporación a su puesto de trabajo por la injusticia que hay hacia Carolina. Nuestros hijos fueron alumnos de ella y en tantos años nunca tuvimos problema, que fueron más de diez”.
“Pasamos una situación similar con otra docente en la cual había muchos chicos involucrados, nadie nos dio una solución y ella sigue ejerciendo su trabajo en otra institución. No nos parece justo que por la denuncia de una madre pase esto; creemos que lo mejor sería que el caso se siga investigando pero que mientras tanto Carolina siga en su puesto de trabajo”, solicitaron.
Y remarcaron que “atrás de todo esto hay chiquitos de dos años que preguntan y extrañan a su seño. Otra cosa para destacar y evaluar es que la señora que denunció amenazó a la docente”.
Con ella, los niños “aprendieron, jugaron y disfrutaron muchos momentos, ya que es maestra de maternal. Creemos que es justo este reclamo y confiamos en poder resolver esta situación ya que la señora Carolina Lugones está pasando por un momento muy difícil y doloroso para ella”.

“Una excelente
docente”

Dora Arévalo, una de las madres, explicó que la semana pasada una madre de un nene que concurre al jardín de El Solcito denunció a la maestra Carolina Lugones por maltrato hacia su hijo.
“De acuerdo a la denuncia, lo agarró del brazo, lo sentó en una silla y lo miró con mala cara, eso es lo que la madre denunció. Lo que queremos es que la incorporen al puesto de trabajo. Muchas mamás la estamos apoyando porque es una excelente docente y queremos que siga el curso la investigación pero que la dejen en el trabajo”, enfatizó.

Sin respuestas
Y aseguró que “los chicos la están reclamando mucho tanto acá como en el campo. Queremos saber porqué la sacaron también del cargo en esta escuela. Preguntamos y nos dicen que no pueden darnos esa información, simplemente que está de licencia”.
“Estamos esperando a ver si se presenta alguien de Inspección a hablar con nosotros, queremos que la reincorporen al trabajo que es en el lugar donde debe estar. Por lo que pudimos averiguar, la movieron a otra institución pero no sabemos dónde. No sabemos nada de ella y tampoco intentamos acercarnos para no comprometerla”, manifestó.
Y explicó que se dirigieron al jardín para informarles que habían elaborado una nota de apoyo y que les permitieran a las docentes firmar, pero “la directora nos cerró la puerta, habría que preguntarle a la señora Raquel Giménez por qué motivo nos cerró la puerta”.

“Es un amor
de persona”
“Tiene alumnos de 2 años acá que la están esperando. Hace más de 10 años que está en este jardín y nunca tuvo un problema, es un amor de persona”, resumió.
En tanto, María Berselli, otra mamá, sostuvo que “la conocemos hace tiempo, en sala de 2 ya han estado los nenes con ella, y nunca hemos tenido un indicio de que sea una persona que atente contra los chicos. Al contrario, los nenes la piden y la necesitan porque en sala de 2 es difícil para que se adapten, el desapego con los padres y demás y ella es la que los ha contenido. Para los chicos esta situación es traumática”.
Por su lado, Eva Moreno afirmó que “mi nena ahora está en salita de 4, hizo todo maternal con ella, y ahora mi nieta está con ella también, y no quiere venir al jardín porque no está Caro”.
“Es una pena porque es una docente excepcional. Queremos una solución, nosotros estamos muy conformes con ella y con el jardín también”, remarcó.

“Está sufriendo,
ama a esos niños”
Dora Arévalo aseguró que “los chicos la piden, la están reclamando mucho. La sacaron del cargo por esto solo, que nosotras estamos seguras de que no es verdad. Cuando las nenas iban a sala de 4 vivimos una situación con una docente que tuvo muchas denuncias por maltrato y está ejerciendo en otra escuela”.
“Tengo entendido que la mamá que la denunció retiró su hijo de la Escuela 29 porque se peleó con la docente y la pasó a esta escuela, y hasta donde sabemos es la única denuncia que hay en contra de ella”, argumentó.
Y afirmó que “ella debe estar sufriendo porque ama a esos niños, todos la queremos y estamos con ella de acá hasta que la incorporen a su cargo”.
Por su lado, Georgina Ortellado contó que “hasta los pañales les cambia a los nenes porque es maestra de maternal y hay nenes de 2 años que vienen con pañal y ella se los cambia. Mi nena hace 3 años que viene al jardín y jamás tuvimos un problema, es buena persona y maestra”.
“Cuando pedimos explicaciones a la secretaria nos dijo que no podía dar ninguna, que iba a llamar a la inspectora para que nos diera ella la explicación. Nos dicen que está de licencia pero no nos explican por qué. De última si la denunciaron en la escuela del campo por qué no la sacaron solamente de ahí”, finalizó. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario