Para Albanese el aumento del boleto “está muy lejos de nuestras expectativas”

En sintonía con lo que venía advirtiendo, el presidente de la Cámara de Transporte de Tandil, Daniel Albanese, dijo estar “decepcionado” frente al aumento aprobado en el Concejo Deliberante este jueves, que llevará al boleto plano a 8,51 pesos desde la promulgación de la ordenanza y a 9,15 en agosto.

El dirigente de los transportistas manifestó ayer, en diálogo con “Dulce o Amargo” (programa de Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios) que la suba “está muy lejos de nuestras expectativas” y admitió que cada vez es más difícil hacer transporte en Tandil porque fundamentó que mantuvieron muchas reuniones y los dos estudios de costos presentados -tanto el de la cámara como el del Iapuco- “dieron un 31 por ciento” al 31 de diciembre pasado, y finalmente se aprobó solo “un 18 por ciento” y recién en siete meses llegarán al “27 por ciento”.

Con lo cual admitió que “la gente está desilusionada y desanimada” y tendrán que ver ahora cómo “acomodarse a los números”.

Confirmó que el aumento “no alcanza” frente a los “importantes aumentos” en los costos. Sumado a ello, criticó que tampoco se evaluó el servicio que se presta en la ciudad, con más de noventa unidades cubriendo los recorridos. “Eso no existe en el interior del país, un parque automotor que tiene más de seis años”, valoró.

En consecuencia, enfatizó que tiene “mucha bronca” porque garantizó que desde la Cámara de Transporte local se realizan inversiones “permanentes” para prestar un servicio de calidad y luego “hay que andar meses y meses presentando números y balances para que, cinco o seis meses después, terminen aprobando el 18 por ciento cuando todos los estudios dicen que está por arriba del 30, así que decepcionado”.

 

Cómo afrontar

los aumentos

 

Seguidamente, Albanese confirmó que el primer tramo de la suba desdoblada que aprobó este jueves el Concejo se utilizará en primer lugar para el pago de sueldos a choferes, actualizados a partir del acuerdo salarial con la UTA ya que aclaró que, al momento, de los subsidios anunciados por la Nación “no llegó un peso”.

Ratificó así que “lo primero es lo primero, los choferes tienen que cobrar su sueldo y su aumento, eso es de manual. Luego se verá cómo se les paga a los proveedores, pero del 37 por ciento hasta ahora no ha entrado un solo peso, es solo un anuncio y esperemos que empiece a llegar algo para afrontar la situación de las empresas”.

 

El panorama futuro

 

En cuanto al servicio, aclaró que -por el momento- están analizando cómo se van a manejar, teniendo en cuenta lo que puede llegar a pasar en el segundo semestre del año. “Todo el mundo está hablando de una caída del 2 al 2,5 del PBI, con lo cual se va a plantear la economía, es más, creo que va a haber recesión. Por lo tanto se verá cómo se da esta cuestión, pero creo que nos vamos a tener que sentar de nuevo con el Municipio”, planteó Albanese.

Se refirió por otro lado a la actitud del usuario frente a estos aumentos y describió que “hay un período de quince días donde se produce una retracción en el servicio, pero después se normaliza porque siempre es el más barato y el más eficiente”.

 

“Cuanto más controles, mejor”

 

Por último, respecto al compromiso anunciado por los concejales de intensificar los controles en pos de mejorar el servicio, el presidente de la Cámara de Transporte se mostró de acuerdo y aseguró que “no debe haber más empresas controladas como las de Tandil”.

Precisó que tienen “controles de las ART, del Municipio, tenemos un inspector que va todos los días a una empresa distinta a chequear los carnets, la limpieza, etc., es decir, estamos acostumbrados a todos los controles. Cada cuatro meses rendimos balances certificados por el Concejo a la Secretaría de Transporte indicando en qué se utilizó el subsidio”.

Por lo tanto, garantizó que “hay infinidad de controles cruzados permanentes que tenemos, así que no es anda nuevo para nosotros. Cuanto más controles, mejor”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario