Para Alexander, la conflictividad en Las Tunitas no se terminó

La concejal del FPV y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Garantías y Seguridad, Corina Alexander, analizó los incidentes ocurridos este martes en Las Tunitas. Para ella, la conflictividad en la zona continúa “permanentemente”, por lo que llamó a rever la “efectividad” del destacamento policial instalado en Juldain y Fortineros. “El Estado debe llegar a atacar el problema, el conflicto, desde un lugar anticipado; y no sólo con la policía”, advirtió.

En diálogo con El Eco de Tandil, la edil resaltó que en su momento desde el bloque plantearon y manifestaron su posición en cuanto a la colocación de “un dispositivo en la zona, cuyo radio de actuación sea mucho más amplio y operativo”, aunque la situación se resolvió finalmente con la puesta en marcha de un destacamento.

Si bien contó que ha conversado con los vecinos, le gustaría volver a charlar con los que creían fervientemente en la necesidad de que el destacamento estuviera allí, y ver cómo abordar nuevamente la problemática que “se reitera permanentemente”, planteó.

Insistió en remarcar que, en su momento, se había pensado que “su radio de acción estuviera abarcando otros barrios también; no tan concentrado, y que Las Tunitas -como otros barrios de esa zona- tuvieran el rodaje de patrulla, como tenemos todos los barrios de Tandil generalmente, pero con una estrategia más fortalecida desde lo instrumental”.

Explicó en tal sentido que en ese entonces se había planteado la posibilidad de una subcomisaría o el destacamento con “otro tipo de herramientas también porque ya se sabe que cuanto más jerarquizado está el tema se tiene más personal y recursos”.

Más allá de ello, admitió que no quiere dejar todo librado a lo que será la puesta en marcha de la Policía de Prevención Local porque manifestó que “el Estado siempre tiene que llegar desde otro lugar, cuando llega desde lo punitivo es porque hemos fallado en la evaluación social de muchas cuestiones anteriores”.

Por lo tanto, llamó a “rever nuevamente, porque no es la primera vez que pasa, ese dispositivo que se colocó ahí”, considerando que un destacamento, como se dijo en su momento “es un puesto de control, tiene que comunicarse permanentemente a la comisaría que responde y tal vez no tiene autonomía para evaluar determinadas cosas, sino que es el eslabón menor de un dispositivo más grande”.

 

La intervención

anticipada

 

Puntualmente sobre el incidente registrado en la noche del martes en Las Tunitas, Alexander advirtió que “aunque la gente de Tandil en general no lo sepa esto viene sucediendo, con más o menos gravedad”. Por eso, insistió en que el Estado “debe llegar a atacar el problema, el conflicto, desde un lugar anticipado; y no sólo con la policía”.

Sin embargo, afirmó que también es cierto que el 90 por ciento de la gente se siente más tranquila si ve policías en las calles y señaló que es “antipático y políticamente incorrecto decir que hay que prevenir las situaciones, que hay que insertar, pero lo que pasa es que hay que hacer una combinación de ambos, y es el Estado el que lo tiene que hacer”.

 

Trabajos

“más profundos”

 

En este camino, Alexander remarcó además la importancia de detectar “cuáles son los puntos de conflicto, pero no detectarlos en el momento de crisis sino detectarlos y hacer un seguimiento, que creo que no se hace y por eso vuelven a surgir situaciones como éstas”.

Por último, respecto al accionar policial, manifestó que “no se puede en los barrios andar con balas de goma, no tenemos una ciudad para eso. Tenemos herramientas sociales primero, un presupuesto que es muy alto y que completa a los programas de inserción y acercamiento a situaciones conflictivas y vulnerables, vigentes tanto desde la Provincia como de la Nación. Hay muchísimos programas y herramientas para poder abordar situaciones”.

“No se puede hacer una exposición pública diciendo: `Estamos trabajando´, y a las tres semanas cuando se detiene el conflicto, no avanzar más. Hay cosas que tienen que seguir y que hay que intensificar porque sino el problema explota nuevamente en la parte punitiva. Por ello, creo que faltan trabajos más profundos y un criterio estratégico de trabajo”, concluyó la concejal del FPV. u

 

*****SECUNDARIA*****

Aspesi pidió a los vecinos que

se comprometan y denuncien

 

Tras el incidente, el presidente de la comisión vecinal de Las Tunitas y precandidato a diputado por el GEN, Pablo Aspesi, afirmó que sabían que “iba a pasar” porque la problemática en el barrio continúa y advirtió, desde las instituciones, que cada vez les cuesta más “penetrar” en núcleos de chicos con “mayor conflictividad”.

En diálogo con El Eco de Tandil, lanzó que lo que sucedió este martes “son hechos que surgen de manera aislada, pero que tienen una fuerte repercusión”.

De todas maneras, manifestó que “en el día a día, hay un grupo que realmente está teniendo conflictos con los vecinos y es un núcleo con el que es bastante difícil de trabajar y penetrar, incluso desde las instituciones”.

En ese sentido, Aspesi contó que “junto a otras instituciones en la comisión vecinal participamos de proyectos bastante integrados, tanto desde la mesa barrial como la Secretaría de Extensión de la Universidad y vemos que, justamente, los chicos que tienen mayor conflictividad son los más reacios a trabajar”.

Asimismo, dijo que la barriada sabe que la policía va a intervenir en situaciones de delito y violencia, pero que “la contención e intervención con los chicos tienen que mantenerse a lo largo del año”.

Recordó así que el año pasado emitieron un comunicado porque continuaban estas situaciones de “corridas y apedreos” y en ese entonces hablaban de que la policía solamente iba a intervenir en determinadas situaciones y que era necesario además hacer “una fuerte apuesta” al trabajo con las distintas instituciones.

Y si bien Aspesi contó que se llevan adelante distintas intervenciones, admitió que “estamos notando que las instituciones no logramos penetrar en los núcleos de los chicos con mayor conflictividad, que son los que están generando situaciones como la que ocurrió este martes”.

Frente a esta situación, desde la comisión vecinal anunció por último que “tenemos diagramadas dos líneas de acción: por un lado, reunirnos con Alfredo Puig, el jefe del destacamento; y con Mariano Giménez, de la Primera. No sabemos si va a venir también el secretario de Desarrollo Social local, Oscar Teruggi; o Pablo Civalleri, de Juventud, que ya ha venido en otras ocasiones. La idea es solicitar nuevas medidas, pero también asumir el compromiso de acompañar las que se tomen”.

Y en ese sentido pidió “el compromiso de los vecinos, en participar y en vencer el miedo y, fundamentalmente, en todo momento denunciar los hechos delictivos, ya que aunque parezca que no pasa nada, ya que conste en una denuncia que el delito existió, es muy importante para el futuro procedimiento”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario