Para Altamirano, Lunghi abre y cierra el Municipio como patrón del pueblo

La líder del Movimiento 1 de Octubre, Griselda Altamirano, cuestionó la supuesta quita de alimentos que sufrieron por parte del Municipio en diálogo con el programa “Tandil Despierta” de Eco TV, y cuestionó que “legalmente no han podido desalojarnos, entonces intentan quebrarnos voluntades”.

“Acá la discusión real que tenemos es el tema de la tierra y lo ocurrido en Villa Cordobita es lo que desata las represalias hacia nuestra organización, y no así una cuestión de legalidad o institucionalidad en cuanto a los métodos”, sostuvo.

En ese sentido, aseguró que bien podrían haberles quitado los alimentos cuando tomaron la sede de la Anses, pero ello no ocurrió.

“El retiro de la ayuda de alimentos, que no es solamente para los bolsones sino que tiene que ver con el trabajo de la organización, panaderías comunitarias que llevan el pan a la gente, es una represalia para que depongamos la actitud en Villa Cordobita, porque legalmente hasta ahora no han podido desalojarnos, entonces intentan quebrarnos las voluntades”, lanzó.

Y fustigó que “esa política que tanto critican del gobierno kirchnerista al que nosotros hemos combatido durante muchos años por quita de alimentos también, ellos están tomando una medida igual, incluso mucho peor”.

 

“Teruggi miente”

 

Respecto a los dichos del secretario de Desarrollo Social Oscar Teruggi de que ellos nunca les quitaron la entrega de alimentos, aseguró que “Teruggi miente, el 11 de septiembre nosotros ocupamos y el 19 de septiembre teníamos que ir a retirar los alimentos y ya no estaban”.

“No salimos antes porque si lo hacíamos iba a quedar como una cuestión de tipo electoral. No queríamos que se mezclaran las cosas”, afirmó.

Y aclaró que “la mayoría de los alimentos que ellos entregan es para garantizar los insumos y el funcionamiento de los proyectos de entrenamiento (cocina comunitaria, panadería y comedor comunitario) de la organización, ni siquiera está destinado a los bolsones, porque recibimos alimentos de Desarrollo Social de la Nación”.

“El Municipio quiere que le entreguemos un listado, pero ellos lo que quieren en verdad es que todas nuestras compañeras pasen al sistema del aparato clientelar a través de asistentes sociales, como otras que utilizan de manera punteril el bolsón de alimentos y si les cae bien la cara o no de la persona que necesita, resulta que le dan el beneficio o no”, criticó.

Y remarcó que “esa metodología es la que decidieron ahora a partir de la toma de Villa Cordobita, la tarjeta de alimentos está implementada hace más de un año, pero ahora son muy administrativos y han resuelto tomar este tipo de medidas, y no es nuestra organización solamente, muchas otras reciben alimentos a granel de la misma manera que nosotros”.

“Tiene que ver con una represalia política directa por la ocupación. Estamos seguros que si depusiéramos la actitud, las cuestiones administrativas se dejarían de lado y nos devolverían los alimentos”, manifestó.

A su vez, aseguró que es un Estado que actúa de manera “extorsiva”.

 

Puerta cerrada

 

Además, cuestionó que hayan cerrado las puertas de la Municipalidad cuando se manifestaron el viernes.

“Las puertas de la Municipalidad son cerradas en reiteradas oportunidades con el simple rumor de que vamos a ir y estamos en una supuesta democracia. Ni Oroquieta ni Zanatelli han cerrado las puertas de la Municipalidad”, enfatizó.

Y recalcó que “nunca hemos destruido nada para que nos cierren las puertas. El primer delito lo cometen ellos, que arbitrariamente deciden cuándo se abre la puerta y cuándo se cierra, entonces el Intendente es el dueño del edificio, el patrón del pueblo”.

“Entonces nosotros en una actitud de reclamo de la misma manera que cuando tomamos Anses, nos paramos en la puerta y no permitimos el acceso, en señal de protesta”, explicó.

 

“Fue una actitud defensiva”

 

Acerca de la agresión que protagonizaron hacia el director de Protección Ciudadana, José Denisio, arrojándole materia fecal y orina, aseguró que “piensa que todavía es comisario, y frente a esta situación hay un abuso de poder reiterado. Nosotros no somos violentos, es un funcionario público que no tiene el temple necesario para ocupar ese cargo”.

“No lo atacamos, fue una actitud defensiva. Nosotros siempre que vamos a una manifestación vamos preparados. Tenemos que ir en una actitud defensiva, no podemos terminar a las trompadas como buscaba realmente Denisio porque en el forcejeo, al intentar sacarme, conociéndome, no puede decir que yo soy una inocente palomita que me puse en la puerta”, sostuvo.

Y añadió que “él lo que buscaba era mi reacción al agarrarme del brazo. Como no me podía sacar del brazo, me empezó a agarrar del bombo. Antes de que eso pasara a mayores y termináramos todos frente a la Primera, lo que nosotros hicimos fue una actitud defensiva que tenemos preparada en general en todas las manifestaciones y que en esta oportunidad fue utilizada”.

“La provocación es que sistemáticamente la puerta de la Municipalidad esté cerrada para nosotros y que sea una decisión solamente hacia nuestra organización”, fustigó.

Y consideró que “si las organizaciones existimos no es porque hay un montón de vagos que decidimos vivir del Estado, somos los que nos hicimos cargo del hambre en 2001. Nosotros nos vamos a enfrentar a cualquier gobierno que se quiera enriquecer a costa del hambre del pueblo”.

“Nos quieren hacer creer que debemos estar quietitos en el rincón esperando cada dos o cuatro años para volver a votar y que siempre las consecuencias las siga pagando el pueblo”, afirmó.

Por último, recalcó que “no vamos a aceptar que se le quiten los alimentos a la organización solamente porque hemos decidido luchar contra la corrupción y por la tierra en Tandil”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario