Compromiso lunghista con obreros de Cinpal para realizar nuevas gestiones

Ayer en horas de la mañana, tras recorrer la obra de pavimentación que se lleva adelante en la calle Azucena, el intendente Miguel Lunghi y el jefe de Gabinete Mario Civalleri se dirigieron hacia el Parque Industrial para dialogar con los operarios de Cinpal, que mantienen una protesta desde el 21 de julio ante la incertidumbre laboral que padecen.

Los trabajadores aprovecharon la oportunidad para plantear a fondo la problemática que enfrentan y Lunghi y Civalleri se comprometieron a retomar las negociaciones que se frustraron cuando el secretario general de la UOM, Carlos Romano, rechazó una reunión que los empresarios brasileños habían ofrecido realizar en Buenos Aires.

En ese momento, el dirigente gremial había expresado que “Civalleri nos citó para mostrarnos una nota supuestamente de Joaquim Enrique Carvalho para ver si podemos viajar a Buenos Aires y le dije que no, que no nos tomen más el pelo, que no queremos que nos llamen más, que si no tienen ninguna solución económica, no nos llamen más”.
Ahora, a pedido de los obreros, se intentará gestionar nuevamente ese encuentro a través de la Cancillería.

El diálogo

En primer lugar, Lunghi les explicó que tuvieron diálogo sobre la problemática con el Ministerio de Trabajo de Nación y con Antonio Caló, de la UOM, y pudieron saber que “citaron a la empresa y que por cuarta vez se ha negado a presentarse”. “Después se mandó una carta a cancillería para que a través del Consulado baje alguno a dar la cara, dijeron que se iban a movilizar y después he charlado con un empresario que quiere hacerse cargo de la empresa, y que viajó a San Pablo. No sé si avanzaron las tratativas, sí sé que no se ha cortado la conversación pero hasta que no haya algo concreto no quiere hablar”, expuso el jefe comunal ante la mirada atenta de los trabajadores que hace tres meses no cobran su salario.

La ayuda

Por un lado, los operarios solicitaron celeridad en el pago de alquileres a los trabajadores que lo necesitan y ya lo pidieron en Desarrollo Social, pero aún no ha sido otorgado.

Civalleri les explicó que “podría salir la semana que viene, pero tenemos dificultad porque hay algunos montos que escapan a los alquileres que paga el Municipio, normalmente tiene un valor límite, concretamente ronda los 3 mil pesos y había uno de 7 mil”.

Otra solicitud que realizaron es que si bien ya cortaron el cable e internet en la planta, que no les corten la luz y el gas porque van a estar “peor que ahora”.

Una situación
insostenible

Uno de los trabajadores expuso que “hace tres meses que estamos sin cobrar el sueldo, es insostenible la situación” y remarcaron que necesitan “garantías, porque esta gente no quiere negociar la venta y no quiere cerrar”.

Civalleri admitió que “garantías no hay” pero manifestó que existen “herramientas, se puede pedir la quiebra, hacer las demandas laborales. Lo máximo que habían ofrecido era la posibilidad de arrimarse a Buenos Aires para conversar, yo se lo transmití a Romano, y me dijo que no”.

“Yo soy respetuoso de la decisión que tomó el sindicato. Lo propuse el viernes antes del corte (en la entrada del Parque Industrial) y Romano me dijo ‘no pierdo más el tiempo’. Lo respeto pero dijo que no iba a ir, y no iba a ir yo solo. Entonces, nosotros a la Cancillería no le contestamos ni que sí ni que no, nos quedamos en el molde”, expuso.

Al respecto, Lunghi opinó que “no hay que cerrar ninguna puerta, entre estar acá tomando frío y reunirse a charlar, creo que vale la pena intentarlo. Sale bien o sale mal, con quedarte acá no se resuelve el problema”.

Uno de los operarios confió que tenían entendido que Carlos Romano había enviado a alguien a esa reunión, pero Civalleri le confirmó que no fue así, que no se hizo ante la negativa del gremio.

Los trabajadores, por lo tanto, pidieron al Intendente que vuelva a organizar esa reunión y “en el caso de que el sindicato no quiera asistir, irá alguno de nosotros”.

“Sabemos que hay cosas que se manejan por arriba y nosotros tenemos que estar por abajo, pero está bueno este intercambio de palabras para estar un poco más al tanto porque a nosotros primero nos dicen una cosa, después otra y al final no sabemos dónde estamos parados. Ahora nos enteramos que se trabó una posible conversación en Buenos Aires”, expresó uno de los obreros.

Civalleri entonces se comprometió a gestionar nuevamente la reunión para poder “estar cara a cara, estamos en una situación bastante complicada porque no hay ninguna garantía. Claramente la empresa por las buenas no quiere pagar, no sé si hay herramientas para que alguien la obligue a hacerlo”.

Uno de los trabajadores expuso que “nos gustaría que ustedes sean los intermediarios entre Brasil y nosotros por un lado y por otro, tocar los organismos que haya que tocar para poder trabar las importaciones en Cinpal porque al final no paga nada pero sigue metiendo productos al país, el Gobierno nacional debería actuar”.

Otro de los obreros estimó que “seguramente el gremio nos va a acompañar y es importante para nosotros que el Municipio también nos acompañe porque ha hecho un desfalco a toda la sociedad, es una práctica desleal no solo con las 39 familias, sino con el consorcio del Parque Industrial, con los empresarios que pagan y tienen los papeles en orden, nos tenemos que sentar a charlar a ver si podemos llegar a algún acuerdo”.

“La base de conversación es el pago de lo adeudado, después si la quiere rematar, regalar, rifar, no nos importa. Lo que sí de momento de armar una cooperativa no se va a hablar, puede que cambie, pero de momento, no”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario