Para Mery Fuente, hay que lograr que las escuelas y sus alumnos recuperen su identidad

Sobre los casos registrados en la ESB 22, la presidenta del Consejo Escolar, Mery Fuente, dijo que ?siento la responsabilidad, más a allá del lugar que uno ocupa, como adulto en la sociedad, por eso uno no escapa al tema de salir a hablar y es comprensible que los padres estén preocupados y reclamen la presencia de representantes del distrito para que empecemos a mirar cambios de estrategias posibles, institucional de acompañamiento a los equipos directivos, docentes y padres, para que estos hechos de violencia que hoy se manifiestan de esta manera y que en muchos casos son graves, empecemos a cambiarles el rumbo?.
Consultada acerca de las medidas a tomar, señaló que ?en este momento no tengo los elementos suficientes para evaluar este caso en particular, pero con la Jefatura Distrital, en el seno de lo que se llama Unidad de Gestión Distrital, donde estamos todas las partes representativas de educación en el distrito donde todos los temas se abordan, si a mí me preguntan digo que el Consejo Escolar como organismo representativo de la sociedad en este tema debe intervenir, en tanto y en cuanto hay que pensar en forma conjunta cómo enfrentar el problema y plantarse frente a él. En segundo lugar, hay un reglamento general de escuelas que aplica disciplina y normas, y se deben cumplir; así como hay estatuto para docentes los hay para alumnos y la responsabilidad es compartida: instituciones, padres y alumnos y esto está reglamentado?.
Continuó diciendo que ?hoy por hoy, no cabe minimizar las cuestiones hay que ponerlas sobre la mesa, institucionalmente tenemos que participar y  los padres deben tener presencia para ver de qué manera o cómo podemos aprender juntos para ver qué medidas hay que tomar de acuerdo al rumbo que van tomando los acontecimientos hoy?.
Sobre la participación de los padres, dijo que ?cuando los chicos empiezan la escuelas los padres están siempre, pero paulatinamente, los alumnos van quedando solos en su relación con los maestros y la escuela, sobre todo en las estatales, y eso no quiere decir que sean abandonados sino que a veces no pueden por cuestiones de trabajo o porque también puede ser que la convocatoria no hace que el padre se acerque?.
También aseguró que ?hay que revertir una historia en la que el padre cuando se acercaba a la escuela era castigado, era criticado y hoy por hoy, el padre que va a la escuela es para demandar, es todo al revés?.

Perder la identidad

La funcionaria fue consultada acerca de las características de las escuelas que reciben a chicos expulsados de otras y manifestó que ?la reglamentación es para todos los chicos igual y es gradual con el consentimiento de los padres y sus responsabilidades y lo que le corresponde a los alumnos. La ESB 22 se encuentra ubicada en el centro de la ciudad y nuclea matrícula proveniente de todo el distrito?.
Agregó que ?el tema es que cuando la escuela pierde la identidad como tal por la heterogeneidad de los alumnos, debilita la cuestión del sentido de pertenencia, comienzan las confrontaciones. Uno de un barrio, barras del otro y cuando nosotros los directivos, los maestros, decimos que los chicos deben asistir a las escuelas de su barrio es por esta cuestión, tiene características especiales, otra comunicación. Se mantienen los lazos que vienen desarrollando desde chicos y son otros los códigos que se manejan?.
Para Mery Fuente, ?cuando esto en una escuela empieza a tener confrontación en esa diversidad aparecen las diferencias que hoy no son toleradas, aparecen los signos de violencia agudizados. Esto se trabaja desde los equipos de psicología, se trabaja en esto, pero el acompañamiento de los papás es fundamental, pero a veces es muy difícil?.
Para finalizar, expresó que ?uno de los temas planteado en la reunión  regional fue la implementación de las escuelas secundarias y considero que fue un error político haber implementado las escuelas secundarias dentro de las escuelas primarias con las características evolutivas de los alumnos. Hoy conviven chicos de seis años con chicos de escuelas secundarias. Las características de los chicos necesitan su atención específica y a esto estamos abocados. Tenemos que empezar a pensar en qué espacios desde lo estructural ponemos escuelas secundarias y en qué espacios escuelas primarias?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario