Pese al parate económico, los operadores turísticos se preparan con expectativa para el receso invernal

Aunque la marcha de la economía abre múltiples interrogantes, los operadores turísticos de esta ciudad esperan recibir a una importante cantidad de turistas durante las venideras vacaciones de invierno, que comienzan el 28 de este mes.
Por estas horas, en los hoteles y cabañas son más las consultas que las reservas concretas, pero el ritmo actual no preocupa en el seno del sector de servicios.
De acuerdo a lo manifestado por los prestadores consultados por este Diario, el enfriamiento de la economía, que se profundizó a raíz del extenso conflicto entre el Gobierno y el agro, tiene su incidencia en el ánimo de la gente. De todas maneras, existe plena confianza en que sobre la llegada del receso invernal las plazas serán ocupadas en su totalidad.

 

 

Cabañas, a buen ritmo
Javier Fernández, en representación de los cabañeros locales, explicó que ?actualmente estamos con reservas del orden del 70 por ciento. La gente consulta mucho, pero por ahora se maneja con mucha cautela. Parece que estuviera asustada por la situación?.
Consultado respecto de ese humor social, graficó: ?Para que se dé una idea, la gente pregunta si habrá gasoil en la ciudad. También nos comenta con preocupación lo de los cortes de ruta, tiene miedo de salir de vacaciones y pasar diez horas varada?.
En cuanto a las tarifas, sostuvo que ?en comparación con igual período del año anterior, se registró un aumento del 35 por ciento?. No obstante, ese incremento no es resistido por quienes realizan consultas, a tono con los consabidos aumentos en el costo de vida, más allá de los increíbles índices oficiales.

 

Hoteles, más lento
Miguel Mazzone, desde la Asociación de Hoteles, contestó en similar sentido. ?Todavía el movimiento está tranquilo. En las cabañas sé que están bastante bien, y en lo que respecta a hoteles venimos un poco más retrasados, con entre un 30 y un 40 por ciento de reservas?.
De todas maneras, Mazzone confía en que ?se va a trabajar bien. Hay muchísimas consultas, y esto generalmente se define sobre la hora. La gente se decide siempre poco antes de las vacaciones, y todavía falta?.
?De acuerdo a mi experiencia, el comportamiento es así, y este año se ha agravado por los problemas que todos conocemos?, agregó.
En cuanto a las tarifas, estimó que están un 20 por ciento por encima de las del año anterior, pero ?nadie se ha quejado, porque todo ha aumentado en proporciones así?.

 

La calle, un termómetro
La reciente visita del Indio Solari y Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado quebró, por unas horas, el parate que se registra en el comercio lugareño. En gastronomía, por ejemplo, los que mantuvieron abiertas sus puertas lograron revertir una tendencia en franca caída en los últimos meses.
Para este receso invernal, no pocos tienen cifradas esperanzas en incrementar sus ingresos. ?No venimos bien, la gente sale menos y consume cuidándose bastante. Pero esperemos que para las vacaciones esto cambie?, le dijo a este medio el propietario de un restaurante céntrico.
?Claro que se nota el parate. La gente se muestra preocupada por la economía y eso se refleja en todos los negocios. Acá hemos sufrido las consecuencias de la inflación y la crisis del campo. Ojalá que para las vacaciones el tema se haya solucionado, cambie el ánimo de la gente y comience a moverse la rueda?, graficó otro empresario del sector.
Con todo, a dos semanas del receso invernal, Tandil aguarda con expectativa la llegada de turistas. Y hace votos para que se templen el clima y la economía.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario