Por inconvenientes en el barrio Maggiori, concejales recibieron a la Cámara de Transporte

El tema dominante fue la dificultad que alegan los choferes de la Línea 502 (colectivo blanco) para prestar el servicio con normalidad en el barrio Maggiori. Los obstáculos a la prestación regular del servicio  están dados por la conducta de grupos de jóvenes que “se ponen delante de las unidades, zigzagueando en bicicleta o en moto para dificultar el paso; también nos han roto cristales a piedrazos y se han subido en estado de ebriedad para cometer desmanes”, relataron los transportistas. El alcohol es, según refieren, la nota distintiva de estas situaciones.

“Pero también hablaron de comerciantes que les venden bebidas alcohólicas y otras sustancias a menores de edad”, comentó la concejal radical.

De acuerdo a lo explicado por los colectiveros, las agresiones no son seguidas por intentos de robo y el móvil parece ser únicamente la agresión.  Y dijeron que no es su deseo suspender el servicio, pero evalúan esa alternativa a la luz de los hechos que se vienen repitiendo.

La situación recuerda a lo ocurrido tiempo atrás en Las Tunitas, donde se interrumpió la prestación del servicio tras una serie de ataques con piedras a las unidades. Sobre este particular los colectiveros reconocieron que la apertura del destacamento de policía ha hecho cambiar la actitud hostil que se registraba en ese vecindario.

 

Pintadas

 

Otro tema que se puso a consideración de los concejales es la actitud de estudiantes que pintan y rompen los asientos de las unidades.

“Son de instituciones públicas y privadas, sin distinción”, señalaron los representantes de los colectiveros. Pero los choferes no pueden hacer demasiado porque los chicos simplemente se burlan y desobedecen cuando se les pide que cesen en su actitud. Además, el chofer no está facultado para detener el colectivo y hacerlos bajar.

En este sentido, se habló de la necesidad de articular acciones con las instituciones educativas para sembrar conciencia entre el alumnado con respecto al uso del transporte público de pasajeros y el respeto de las normas.

 

 

Alargues de recorrido

 

Otra cuestión que se debatió en el encuentro está referida al pedido de varios grupos de vecinos para extender los recorridos.

“Le informamos a la Cámara de Transporte que promoveremos reuniones con cada uno de estos grupos de la zona periurbana que están solicitando alargues o vehículos con frecuencias especiales”, indicó Fuente.

Se trata de residentes de Don Bosco, Cerro Leones, zona de Escuela Granja, Villa Italia Norte y La Unión. Además del crecimiento de población estas solicitudes están relacionadas con la necesidad de proveer transporte público al sector de cabañas y servicios turísticos, donde a diario trabajan centenares de personas. Asimismo, se discute la necesidad de contemplar el arribo de unidades para que los vecinos puedan llegar más fácilmente al Cristo de las Sierras. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario