Por la seguridad en Las Tunitas, Loreal tildó de “cínicos y caretas” a Bossio y Alexander

El concejal del Frente Cambiemos, Adolfo Loreal, habló de los enfrentamientos que se desencadenaron en el barrio Las Tunitas el miércoles en horas de la noche y fustigó la actitud de los ediles Corina Alexander y Pablo Bossio por tratar de impedir en su momento que se instalara el destacamento en el barrio y luego salir a cuestionar la falta de accionar de las fuerzas de seguridad.

En diálogo con el programa “La Ciudad” de El Eco Multimedios, explicó que se reunió con un grupo de vecinos del barrio Las Tunitas que le contaron acerca de un episodio de violencia que sucedió el miércoles en horas de la noche en el cual entre 8 y 9 jóvenes de 13 a 20 años insultaron a la policía, luego los apedrearon y los efectivos policiales efectuaron tiros de estruendo para disiparlos.

“A la noche en el barrio la gente escuchó estruendos, y piensan que se están baleando, pero eran tiros de estruendo que tienen una función disuasiva, no tiene nada que ver ni con tiros ni con tiros de goma, pero en definitiva una vez más un episodio donde hay 8 o 9 casos que siguen siendo un grave problema social”, expuso.

Sin contención

Y consideró que “ese pequeño grupo no termina de tener una contención. Se genera esta situación en un barrio de gente que se levanta temprano, que labura, que estudia y que vive muy mal. Esta es la queja puntualmente de Las Tunitas y de otros barrios. Hay exposiciones judiciales de gente de barrio que dice que no pueden vivir más así, y en realidad son 6 o 7 casos que no logramos como organismos del Estado encauzar la situación”.

En cuanto a los jóvenes que estuvieron involucrados en los incidentes, aseguró que “son muy pocos casos 8, 10 casos, con nombre y apellido y reiteradas causas abiertas”.
“Lo que ocurrió anoche en Las Tunitas fue un episodio menor, no ocurrió nada que pasara a mayores, no hubo detenidos, jóvenes tuvieron un intercambio agresivo de palabra con la policía, esto termina en pedradas y la policía tira un par de tiro de estruendo para disipar la situación”, afirmó.

Y evaluó que se trata de “un hecho para nada normal, que haya pibes de 13, 15 años en la calle agrediéndose con la policía y que haya que tirar tiros de estruendo para disipar mientras un barrio no duerme. No es un hecho normal, es un hecho que daña una trama social, y me parece que ahí las instituciones debemos aceptar que estamos fracasando”.

Consideró que “hay algo que no estamos haciendo de una manera suficiente que logre proteger a ese joven, a mí me preocupa pensar que un pibe de 13 años hoy se insulta descaradamente con la policía, qué va a pasar cuando tenga 18”.

“A una pobre mujer le patearon la puerta, se le vino el portón encima y hoy tiene el brazo dañado. La señora se puso contra el portón para evitar que le entraran a robar, son pobres que le roban a pobres, porque la señora es una laburante”, analizó.

Frente a ese panorama, opinó que “hay que tomar esto con la seriedad que corresponde, porque hay una pequeña fracción de la comunidad que sigue albergando un germen de destrucción”.

Y recordó el caso de Pablo Aspesi, el presidente de la comisión vecinal, quien “tuvo que irse del barrio en un momento por querer mejorar la calidad de vida de los vecinos, ya que vio amenazada la vida de su hija. Fue gravísimo”.

Instituciones laxas

En ese contexto, consideró que “la Justicia tiene herramientas para poder intervenir, por ejemplo el menor es inimputable, pero por qué no se responsabiliza a su padre”.

Asimismo, marcó que “hay que extremar los cuidados y la seriedad de los programas, hemos tenido programas de puertas abiertas en Tandil en los que venían jóvenes que mandaban de Necochea por cometer homicidios. Chicos de 15 años que mataron personas quedaban en un programa de puertas abiertas, es decir, un chico que es capaz de matar a alguien puede entrar y salir de un programa. Me parece que las instituciones estamos un poco laxas”.

Y manifestó que “puedo tener un programa de puertas abiertas, pero si sé que el chico corre riesgo o hace peligrar a otro, tengo que tener cuidados especiales, me parece que estamos tomando algunas cosas demasiado a la ligera”.
“Hay cuestiones que tienen que ver con legislación nacional, pero me parece que también en nuestra pequeña aldea podemos mover un montón de cosas. Siempre hemos tenido muy buena relación las instituciones en Tandil, el Ejecutivo, Judicial, Legislativo”, destacó.

Inconsistencias

Por otra parte, Loreal fustigó la actitud de los concejales Corina Alexander y Pablo Bossio y afirmó que “los hemos escuchado gritando que la Policía iba a dañar a nuestros pobres niños de Las Tunitas y pedían protección, y que no se abriera un destacamento, pero a los dos días, cuando hay uno de estos episodios, son los mismos que gritan dónde están las fuerzas de seguridad”.

“Son cínicos. Hoy a esa fuerza la llaman fuerza de represión. Eso ha gritado algún concejal, y se fueron a la Provincia cuando el intendente Lunghi tenía que reunirse con el ministro de Seguridad y aparecieron los concejales para impedir que se abriera un destacamento. Esos mismos cínicos son los que después gritan ‘dónde están las fuerzas de seguridad’. Cambian el discurso, y cuando les conviene las llaman fuerzas de represión y cuando les conviene, de la seguridad”, cuestionó.

En ese marco, los llamó a “sacarse las caretas” y criticó que “cambian su discurso en una inconsistencia no solamente ideológica sino moral, me parece que tenemos que poner las barbas en remojo, me duelen esas situaciones”.

“El día que el Intendente fue a la Provincia a pedir el destacamento, dos concejales que tenían posición de privilegio, porque a los demás no nos invitaron, mientras el barrio entero de Las Tunitas pedía seguridad, el Intendente se encontró allí sorpresivamente con Bossio y Corina Alexander que habían ido a pedir que no se abriera el destacamento. Entonces me parece que tenemos que sacarnos la careta. Es necesario que un país serio tenga fuerzas de seguridad”, concluyó.

| Escuchá el audio completo de la entrevista

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario