Por su compromiso con la educación y la investigación, el intendente Lunghi entregó un reconocimiento al doctor Carlos Lanusse

El investigador, que dirige la unidad Conicet-Unicen “CIVETAN” recibió, días atrás, el premio  Konex Platino en Ciencia y Tecnología, que reconoce a los 20 científicos destacados en la última década.

Durante el encuentro, que se desarrolló en el Palacio Municipal, el intendente felicitó a Lanusse por los logros alcanzados en todo este tiempo y resaltó “es muy importante para Tandil tener personas con este nivel de compromiso por la educación y la investigación”.

“Estamos ante una de las personalidades más destacadas en su ámbito, no solo en el país, sino en el mundo entero. El junto a su equipo de trabajo han desarrollado un laboratorio líder en el mundo. Es un ejemplo y un orgullo para todos nosotros”, afirmó.

Por su parte el Dr. Lanusse expresó “me llena de orgullo que el señor intendente me haya invitado especialmente para entregarme una distinción, que de alguna manera reconoce o hace referencia a distinciones anteriores y concretamente a la obtención del Konex Platino que me hizo entrega la Fundación Konex”.

“Es muy interesante poder explicar que la Fundación Konex reconoce cada año a una disciplina diferente, cada diez años corresponde a ciencia y tecnología. En una primera instancia, recibí un premio en el mes de septiembre, que se entregó a los cien científicos destacados de la década. Sobre esos cien científicos se eligieron los 20 ganadores de los Konex Platino”, detalló.

Además el investigador añadió “es un reconocimiento muy importante a mi carrera, por supuesto avalada por un equipo de trabajo. Un reconocimiento al trabajo que se hace desde Tandil, desde la universidad pública y en vínculo con el Conicet y con las instituciones que han patrocinado y han permitido que consigamos los fondos para poder obtener estas distinciones nacionales y también para proyectar nuestro trabajo al mundo entero”.

“Yo me formé en la universidad pública, acá en Tandil, luego hice un doctorado en La Plata y después tuve la oportunidad de irme al exterior y vivír cuatro años en Montreal. Luego pudimos regresar al país, porque tuvimos siempre la convicción de volver. Ese regreso tuvo puesto todo el sacrificio y esfuerzo en poder desarrollar un laboratorio en investigación. En aquel momento era una utopía, pero hoy es una realidad que se ha convertido en un centro de referencia internacional en la disciplina. La familia tiene mucho que ver en que haya podido cumplir con eso. Llegue en el 77 a Tandil y llevo viviendo muchos años más acá que en mi pueblo Orense, partido de Tres Arroyos. Y la verdad es que me siento como oriundo de Tandil, aunque no lo sea”, completó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario