Por unanimidad, el Concejo Deliberante apoyó a Vidal en el pedido por el Fondo del Conurbano

Los bloques políticos con representación en el Concejo Deliberante aprobaron ayer un pedido al Congreso de la Nación para que abra el debate tendiente a la eliminación del tope de 650 millones de pesos impuesto al Fondo del Conurbano. El proyecto, que fue impulsado por la UCR y el PRO, se enmarca en el debate más amplio de la discusión por la coparticipación federal. En este caso, desde Tandil se apoyó el reclamo de la gobernadora María Eugenia Vidal para que la provincia de Buenos Aires recupere la totalidad de los fondos generados por el 10 por ciento del Impuesto a las Ganancias, de acuerdo a un decreto de 1997.

Sumado a esto, los ediles se dirigirán a ambas cámaras de la Legislatura provincial para solicitarles que respalden la iniciativa de la Gobernadora y gestionen para que los 135 municipios bonaerenses reciban una mejora en los fondos coparticipables a partir de percibir la totalidad del 10 por ciento del producido por el Impuesto a las Ganancias.

Además, el cuerpo local se dirigirá a los concejos deliberantes de las distintas comunas bonaerenses para que adhieran al pedido que los tandilenses realizaron al Congreso de la Nación y a la Legislatura provincial.

Posturas similares

En principio, la resolución contó con el apoyo de los veinte concejales del Deliberativo. Sin embargo, desde sus bancas Pablo Bossio (Bloque Justicialista) y Beatriz Fernández (Frente Renovador) rechazaron el reciente decreto firmado por el presidente Mauricio Macri con el que incrementó un 160 por ciento la coparticipación para la Ciudad de Buenos Aires.

Bossio coincidió con el “reclamo histórico” por el Fondo del Conurbano, y marcó que durante décadas “hubo una incapacidad política” para resolver y lograr que los municipios tengan más recursos para que “no debamos recurrir a tasas de dudosa legitimidad”, dijo en referencia al tributo de Protección Ciudadana.

Por otro lado, resaltó la necesidad de empezar a discutir cuestiones como la coparticipación y el pacto fiscal, pero advirtió que su espacio político no está dispuesto a convalidar decisiones como el decreto de Mauricio Macri que benefició a la Ciudad de Buenos Aires con una mayor porción de los recursos nacionales.

En tanto, Beatriz Fernández indicó que el Frente Renovador ya comprometió su apoyo a este reclamo “justo y urgente” de la gobernadora Vidal. Y cuestionó el incremento de la coparticipación a Capital Federal, cuando tiene más presupuesto y menos habitantes que la provincia de Buenos Aires.

La referente del massismo recordó que la última discusión sobre el Fondo del Conurbano se dio durante la administración de Eduardo Duhalde y la Ciudad ya tenía un presupuesto tres veces mayor que el de la provincia.

Sin polémica

El presidente del bloque de la UCR, Marcos Nicolini, hizo un completo repaso sobre la pérdida de la coparticipación federal y el llamado Fondo del Conurbano para argumentar el espaldarazo local que los integrantes de Cambiemos le dieron a la Gobernadora en las gestiones por más recursos. Además, evitó entrar en la polémica por el aumento decretado en favor de la Ciudad de Buenos Aires.

El concejal recordó que en 1988 se sancionó la última Ley de Coparticipación Federal, que favorecía a las provincias menos desarrolladas. En 1992, para compensar a Buenos Aires, se creó el Fondo del Conurbano que le otorgaba el 10 por ciento de la recaudación del Impuesto a las Ganancias. Pero en 1994 se le puso un tope máximo de 650 millones de pesos al dinero que le correspondía al distrito y desde entonces, el excedente se distribuye a otras provincias. Esta situación provoca que hoy todos los distritos (menos Tierra del Fuego) reciban más dinero del fondo que la provincia para la que estaba destinado.

Nicolini recordó que durante el gobierno de Raúl Alfonsín, la Nación destinaba el 52 por ciento de los recursos a las provincias y se quedaba con el 48 por ciento. A través de distintos pactos fiscales se llegó a la situación actual, donde se distribuye el 24 por ciento y el 76 por ciento queda en manos del Gobierno nacional.
Además, destacó que en 2016 los recursos del fondo en cuestión superarán los 48 mil millones de pesos y Buenos Aires recibirá solo 650 millones. Por eso, sostuvo que “ha perdido su razón de ser” esta compensación y reparó en la necesidad de “equilibrar” a la Provincia que tiene un déficit estructural de 20 mil millones de pesos que se traslada a los municipios.

Por otro lado, remarcó que la Gobernadora informó que hoy recibe de la Nación 5 mil pesos por bonaerense cuando el resto de las provincias percibe 20 mil por habitante. También estimó que si Buenos Aires recuperara la totalidad del fondo, Tandil obtendría 500 millones de pesos de acuerdo al coeficiente que determina la coparticipación.
Por último, Marcos Nicolini sostuvo que el debate de fondo es la coparticipación, pero resaltó que la Provincia siente en sus rutas y escuelas la falta de estos recursos. Por eso invitó a todos los bloques a “poner bien fuerte la voz” en apoyo al pedido de María Eugenia Vidal.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario