Poumé recorrió el CEF 42 y criticó “la ineficiencia” del Consejo Escolar

La secretaria de la Jefatura Distrital de Educación y candidata a concejal en la lista del PJ-FpV, María Eugenia Poumé, recorrió en la tarde de ayer las instalaciones del Centro de Educación Física (CEF) 42 para conocer de primera mano el estado de su infraestructura con motivo de las fuertes lluvias que desde hace varios días azotan la ciudad.
Junto al director de CEF 42, Pablo Palavecino y a María Florencia Mena, de la Dirección General de Cultura y Educación y candidata a Concejera Escolar por la misma lista, recorrieron el Salón de Usos Múltiples (SUM), inaugurado en el año 2009, lindante al Polideportivo que la institución posee en la calle Rosalía de Castro 1131.
Allí parte del techo se destruyó días pasados por las intensas lluvias y se agudizo con el temporal que actualmente se vive en gran parte de la provincia de Buenos Aires.
Pablo Palavecino resaltó que hace 4 años que vienen haciendo reclamos al Consejo Escolar por este tema pero que no encuentran soluciones a un problema que está afectando “las posibilidades educativas de quienes asisten al CEF y también las condiciones de trabajo de los docentes en la institución”.
“Los reclamos comenzaron a los pocos meses de la inauguración del SUM cuando el techo se vino abajo por primera vez luego de una fuerte tormenta. Se arregló pero a partir de ahí seguimos con los mismos problemas que antes, goteras, filtraciones y llegamos a esta situación en donde el techo se volvió a caer”, indicó Palavecino.
El titular del CEF resaltó que desde ese primer arreglo “es siempre lo mismo, llueve y se inunda” y agregó que hicieron “sistemáticamente reclamos y llamados al Consejo Escolar”, para que busquen solución al problema de las canaletas “que son de 10 o 15 cm. y que deben soportar el agua que se acumula en todo el edificio, incluido la que viene deribada del gimnasio del Polideportivo que es una superficie enorme”, resaltó.
“Cada vez que llovía teníamos que suspender la actividad en este sector (el SUM) porque el agua se filtraba y caía sobre la instalación eléctrica poniendo en grave peligro a quienes estaban ahí, entonces trasladábamos la actividad al gimnasio cubierto sino estaba ocupado y, si era así, directamente teníamos que suspender las actividades” indicó Palavecino y agregó que “es una pena no poder trabajar y seguir sin dictar las clases de educación física que damos a chicos y adultos, las clases de ritmos y coreografía y seguir sin tener respuestas del Consejo Escolar”.

Del Tandil soñado
a la pesadilla

Por su parte, María Eugenia Poumé se lamentó por el estado de las instalaciones del SUM del CEF “que a pesar de ser una construcción relativamente nueva y que ha sido reparada en varias oportunidades a partir del reclamo de los directivos desde hace más de cinco años, esas reparaciones han sido insuficientes e ineficaces” y resaltó que desde el Consejo Escolar “no se brindan soluciones” a la fallas de infraestructura que han dado origen al deterioro en ese sector del establecimiento.
“El temporal de la semana anterior ha visibilizado nuevamente la ineficiencia en la previsión y anticipación de situaciones que ponen en riesgo la continuidad pedagógica que, como en este caso con el desprendimiento de cielorraso y electrificación de paredes, son un verdadero peligro para la seguridad de docentes, no docentes y alumnos” indicó la candidata a concejal del PJ-FpV.
Poumé resaltó que en el ingreso al CEF hay una placa recordatoria de diciembre de 2008, en donde la comunidad agradecía al Consejo Escolar y a su equipo de trabajo la construcción del SUM, y “de haber hecho realidad su sueño”. Ese sueño, destacó, “como tantos otros en este Tandil soñado, fue efímero y a poco andar se transformó en pesadilla, porque la inacción e indiferencia de quienes son responsables de la supervisión y mantenimiento edilicio impiden que niños, jóvenes y adultos ejerzan su derecho al desarrollo corporal y el acceso a todos los valores del deporte”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario